Hoy, despedida a Egea en la Iglesia Parroquial de Chirivel

El último adiós a Julio Alfredo Egea se le ha podido dar al poeta almeriense en su Chirivel natal y en el que, por voluntad propia, fijó su ritmo vital a finales de los cincuenta. Desde ayer, el tanatorio de la localidad alberga la capilla ardiente hasta que hoy, a mediodía, se le despida con un funeral religioso en la Iglesia Parroquial de San Isidoro.

Instituciones y gestores del ámbito de la cultura se despedían ya ayer de Egea recordando su obra inmortal. Sin ir más lejos, el consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, alojaba en su blog el poema 'La llegada' como reconocimiento a la memoria del chirivelense. «El pueblo de Chirivel agradece a nuestro vecino, amigo y poeta, el trabajo y el cariño que durante su vida ha dejado en nuestro municipio», reconocía el Ayuntamiento de Chirivel.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos