David Bisbal regala a 9.000 seguidores un concierto de energía, cariño y emoción

El público, que colgó el cartel de 'no hay billetes' en el recinto de conciertos, se entregó a Bisbal./AYUNTAMIENTO DE ALMERÍA
El público, que colgó el cartel de 'no hay billetes' en el recinto de conciertos, se entregó a Bisbal. / AYUNTAMIENTO DE ALMERÍA

El cantante almeriense se sintió el martes en casa, arropado por su familia, y deleitó con su música latina, rumbas y baladas

MARÍA PAREDES MOYAAlmería

Como en casa. Así se siente David Bisbal cada vez que actúa en la Feria de Almería. Le sucedía hace 20 años, cuando cantaba en un pequeño escenario en la Caseta Municipal y lo expresó la noche del martes en la actuación que agotó las entradas del recinto de conciertos del ferial de la Vega de Acá.

Rodeado de sus miles de incondicionales seguidores procedentes de toda España, pero también de sus amigos de la infancia, familia y sus dos hijos, Ella y Matteo («es el primer concierto en directo de Matteo y tenía que ser en Almería», dijo David), ofreció un espectáculo convincente, como icono de la música internacional que es, a la vez que cercano, en el que demostró su talento artístico y la pasión que tiene por su tierra, la misma que lo han convertido en un auténtico embajador de Almería.

A pesar de la fama, cuando sube al escenario de su Feria de Almería se le acumulan los recuerdos y entabla una íntima conversación con sus paisanos, bañada de anécdotas y emociones. «Cuando cantaba en la Feria con la Orquesta Expresiones, en los descansos, abría una puerta y veía una explanada donde cantaban todas las estrellas que venían a Almería a actuar. Yo me subía ahí y veía la Feria. Y empezaba a soñar que esforzándome siempre se van a conseguir los sueños. Y ahora estoy aquí, han pasado 20 años y estoy con mi gente de Almería, con mi familia», confesó al inicio de su actuación.

Pero Bisbal es, ante todo, un fenómeno internacional que ha ido creciendo en prestigio y premios desde que en 2002 publicase su primer disco, y actualmente se encuentra en su mejor momento artístico. El martes, hizo disfrutar a más de 9.000 seguidores con un catálogo de excelentes temas, un total de 22 canciones, desde el premonitorio 'Quién me iba a decir' hasta concluir con 'Ave María', uno de sus primeros éxitos, sin olvidar su último hit, 'Bésame', que suena actualmente en todas las emisoras de radio, móviles y playlist.

Embarcó al público en un viaje de casi dos horas por la música latina, las baladas románticas y la rumba. El almeriense regaló energía positiva, con temas como 'Lloraré las penas', 'Esclavo de tus besos' o 'Antes que no', enlazados con momentos para abrazarse con las letras de 'Quiero perderme en tu cuerpo', 'Mi princesa', 'Dígale', 'Desnúdate mujer', 'Esta ausencia', 'Me derrumbo' o 'El ruido', sin olvidar sus orígenes rumberos adaptados a los ritmos latinos, con 'A partir de hoy', 'Perdón' o 'Bulería'.

Los conciertos de David Bisbal sorprenden de principio a fin, en ellos no existe un solo minuto para el descanso. La enorme energía del artista se contagió a un público que no dejó de cantar y bailar, a lo que también contribuyó un repertorio lleno de éxitos, canciones que han sido número 1, y una producción moderna y muy visual, presidida por una enorme pantalla de vídeo. Sobre el escenario estuvo acompañado por una excelente banda compuesta por Gabriel Peso, al piano; Joaquín Chacón, a la guitarra; Jordi Portaz, al bajo; David Simó, batería; y Ludovico Vagnone, guitarrista y director artístico.

Bisbal tiene la capacidad de reunir en sus conciertos a un amplio abanico de perfiles, desde jóvenes veinteañeras hasta familias que han crecido con el artista y ahora acuden a los conciertos acompañados de sus hijos, pasando por parejas enamoradas. Y es que sus canciones gustan a todos, tanto a sus seguidores como a la crítica, que ha jalonado su carrera con 48 discos de platino y 80 galardones nacionales e internacionales entre los que destacan 3 Grammys Latinos, 3 World Music Awards, 3 Billboard Latin Music Awards, 2 premios Ondas y, más recientemente, un Golden Music Award por su carrera y un premio al Mejor Artista Latino en el New York Summit.

David Bisbal se ha cargado de energía en el concierto en su tierra, una de las actuaciones más esperadas de la Feria de Almería y ha hecho disfrutar a todos con la música latina, letras de amor y su pasión por la vida. Arropado con las banderas de Almería, Andalucía y España se despidió con un baño de aplausos y un 'Viva Almería'.