«Del crimen que inspiró 'Bodas de sangre' aún quedaba por conocer la versión de la familia de Paco Montes, la única víctima, nuestro tío abuelo»

José Antonio, Rocío y Maria Ángeles Montes Martínez, actor, directora y guionista y a la vez familiares de Paco Montes, el primo de Paca 'la coja' protagonista del suceso que inspiró Bodas de sangre. / J. M. G.
José Antonio, Rocío y Maria Ángeles Montes Martínez, actor, directora y guionista y a la vez familiares de Paco Montes, el primo de Paca 'la coja' protagonista del suceso que inspiró Bodas de sangre. / J. M. G.

«Paca 'la coja' estaba muy enamorada de su primo pero el amor que podía sentir él ofrece dudas y hay familiares que dicen que por parte de Paco lo que existía era interés»

JOSE MARÍA GRANADOS ALMERÍA.

Lo acontecido entre la noche del 22 y la madrugada del 23 de julio de 1928 en el camino de La Serrata del Campo de Níjar, ha contado, hasta ahora, con las versiones literarias de Lorca y 'Colombine' y las sentimentales de algunos familiares de los novios Casimiro Pérez Morales y Francisca Cañadas Morales aunque la tónica general, durante los noventa años que ya han transcurrido desde el llamado crimen de Níjar, ha sido el silencio impuesto entre los más cercanos a los protagonistas de aquél suceso que inspiró Puñal de claveles y Bodas de sangre.

Precisamente ahora, noventa años después, José Antonio, María Ángeles y Rocío, de la familia de los Montes, sobrinos biznietos de Francisco, el Leonardo lorquiano, cuentan, en un corto, la historia con apuntes de la versión familiar, mantenida en secreto durante nueve décadas.

La familia

«El guión del cortometraje La Boda lo he escrito en base a lo que siempre nos ha contado nuestro abuelo, José Montes, que era sobrino de Francisco Montes, y nuestro padre sobre lo que ocurrió sobre el crimen. También he usado prensa de la época en la que venía reflejado el crimen y me he documentado también con el libro 'El crimen de Níjar' de Carlos Arce», dice María Ángeles autora del texto que su hermana Rocío ha dirigido y al que el hermano mayor , José Antonio, ha prestado presencia además de la letra del tema musical principal.

-¿Por qué la versión Montes a los 90 años del crimen?

-La familia siempre ha mantenido en la intimidad su opinión sobre lo ocurrido y tampoco ha habido una coincidencia en todos los extremos de esta tragedia. Había que contarla de alguna manera y lo hemos hecho de la forma que mejor sabemos hacer y más nos gusta, en un cortometraje.

-¿Su versión es más cercana a la de Lorca o a la de Carmen de Burgos?

-Contamos nuestra historia. La familia Montes quería exponer su parte que no es como la cuentan Lorca ni la Colombine, ni otros muchos que se han basado en el suceso o que han investigado sobre él. Aportamos lo que la familia, a lo largo de estos años, ha sabido y lo que se ha transmitido desde los tiempos de nuestro bisabuelo, que era hermano de Francisco Montes, la única víctima mortal de la historia.

-¿Fue una historia de amor?

-Por parte de ella sí -afirman a la vez los familiares-. Ella estaba muy enamorada de su primo Paco pero, el amor que podía sentir él ofrece dudas. Hay familiares que dicen que sí, que los dos lo estaban mucho, pero otros aseguran que lo que existía por parte de Paco era interés y que lo mismo que por el otro lado, el de Casimiro, se buscaba un beneficio, el mismo lo perseguía Francisco Cañadas. La boda de Paca y Casimiro estaba concertada por intereses económicos y el digamos rapto de Paca por Paco Montes también respondía a lo mismo.

-¿Se ajusta a la realidad lo que cuentan en 'La Boda'?

-Lo que hemos querido ha sido homenajear a nuestro antepasado y también queríamos que todo el mundo conociera el crimen en el que se inspiró Lorca en su obra. Para recrear el crimen, además del papel de Paco que interpreta José Antonio, hay otro familiar, nuestra tía María Dolores, que hace de la madre de Paco Montes y rueda en una casa de la época en la que sucedieron los hechos.

La versión

-¿Qué novedades aporta la versión que han rodado?

-Creemos que es una versión más neutral, que está entre el amor y la duda. Se aporta, por ejemplo, que el arma que mató a nuestro familiar era de él mismo, al que al parecer se la arrebataron durante la disputa. También aparece en el corto una manta del caballo propiedad de Paco que da idea de la época.

-¿Cómo presentan a los protagonistas del suceso?

-Paco Montes era un hombre sencillo, honrado y trabajador, un hombre de campo y el más libre de todos los personajes. Paca, por su parte, era una persona angustiada que desde el primer momento no quería casarse con Casimiro, que era una especie de marioneta, un hombre sencillo que se dejó llevar por su cuñada, la hermana de Carmen, y por José, su hermano y el asesino de Paco.

-¿Dónde marca 'La boda' el punto dramático que tiene toda obra?

-Desde que tenemos uso de razón hemos escuchado la historia por boca de nuestra familia y es lo que hemos querido mostrar tanto en el guión como en la dirección como en la interpretación. El peso de la historia lo lleva Paca que es la que rompe con la carga que ha tenido a lo largo de toda la historia la mujer. Digamos que se libera y rompe con el matrimonio concertado para hacer lo que de verdad quería, que era vivir, casarse, con el hombre al que realmente amaba.

-¿Que ha sido más complicado, el guión, la dirección...?

-Ninguna de las dos cosas lo ha sido porque teníamos clara la historia que se quería contar que era lo que nos contó nuestro abuelo y lo que nos cuenta nuestro padre, algo más realista de lo que ha quedado con el tiempo. Desde el punto de vista técnico hemos intentado reflejar lo que cada personaje tenía. Hay primeros planos para retratar sus sentimientos y música y baile muy de la tierra. En los 16 minutos largos que dura se observan imágenes costumbristas, de trabajo, de fiesta... Hay asimismo una magnífica labor de producción, con un atrezzo que recrea muy bien la época y también se ha creado una coreografía especial para el corto.

El rodaje

-Han encontrado facilidades para el rodaje?

-Ha habido de todo y curiosamente los problemas han venido de donde menos se podía esperar, de Níjar. Claro que siempre hay plan B y otros. Escenarios de Pechina, Uleila, Sierra Alhamilla, La Cañada... aparecen en el corto.

-¿Lo más complicado?

-Sin duda que la coordinación de tanta gente como ha estado involucrada en el proyecto que ha sido el de mayor producción de Muley Films, con más de medio centenar de personas trabajando con jornadas de hasta 16 horas.

-¿Lo más fácil?

-Nos gusta esto y sabemos de su complejidad. Ha sido un año de trabajo intenso preparando todo lo necesario para poder culminar el proyecto. El rodaje, comparado con la preparación, es corto. Se podía haber hecho en más tiempo, pero era el que se disponía.

Fotos

Vídeos