Baria, una exposición «histórica»

Más de un centenar de personas asistió a la representación de las Guerras Púnicas en el Museo de Almería./M. C.
Más de un centenar de personas asistió a la representación de las Guerras Púnicas en el Museo de Almería. / M. C.

El Museo de Almería clausura la muestra «Dioses, tumbas y gentes: Baria, ciudad fenicia y romana» con una recreación de las Guerras Púnicas

M. C.Almería

La exposición temporal 'Dioses, tumbas y gentes: Baria, ciudad fenicia y romana', cerró ayer al público con un calificativo de «histórica». Y no sólo por la obviedad de lo que representa una muestra de carácter arqueológico, sino porque cerró con las cifras más abultadas de visitantes que jamás haya arrojado una exposición de este carácter en el Museo de Almería. Concretamente, 57.000 visitas desde que abriera sus puertas, 22.000 más que la reciente 'Un puente de mar azul', sobre arqueología submarina, o incluso que la ya revolucionaria de las Capitulaciones de Almería -un manuscrito de 1489 en el que los Reyes Católicos y El Zagal pactaban la entrega de Almería y otros lugares y pueblos a la soberanía castellana a cambio de la protección de los monarcas y de la promesa de conservar sus bienes muebles y raíces, caballos, ganados y armas blancas, además de poder vender a los cautivos cristianos que poseyeran o canjearlos por rehenes mudéjares-. El documento, encontrado casi por casualidad en los noventa por el catedrático de Historia Medieval Rafael Peinado, fue restaurado gracias al mecenazgo de IDEAL.

Para cerrar la muestra de Baria, abierta en colaboración con el Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora y de Michelin -y que, además, ha supuesto un fuerte impulso de visitas al yacimiento de Baria en Villaricos- ayer se organizó una pequeña recreación histórica de las Guerras Púnicas en las que diversos historiadores dieron a conocer las vestimentas y técnicas bélicas empleadas por ambos pueblos, fenicios y romanos. El Museo de Almería ya trabaja en dos nuevas exposiciones «sobre otros campos», contuvo la intriga la directora del centro, Beba Pérez, para diciembre y primavera.

Fotos

Vídeos