Antonio Lorente llena el Apolo en la presentación de su 'Peter Pan'

Lorente, en el margen derecho, durante la puesta en escena de la presentación en el Apolo./
Lorente, en el margen derecho, durante la puesta en escena de la presentación en el Apolo.

El ilustrador almeriense ofrece un personaje del clásico de Barrie mucho más transgresor, andrógino y rompedor que el de Disney

IDEALAlmería

El ilustrador almeriense Antonio Lorente acaba de presentar una nueva edición del clásico de J. M. Barrie en el que propone un Peter Pan mucho más transgresor, andrógino y rompedor con la idea edulcorada que nos transmitió Disney.

Así lo pudieron ver el pasado domingo los almerienses que acudieron al Teatro Apolo, que se convirtió en un salón inglés de 1904 y en los jardines de Kensington, donde se alternaron el mundo real y el de los sueños.

Ante un teatro lleno, el creador fue desgranando cómo ha sido el trabajo para llegar a esta nueva edición del clásico en el que los personajes principales están inspirados en sus sobrinos, que realizaron una pequeña representación caracterizados.

'Peter Pan y los Jardines de Kensington' y 'Peter Pan y Wendy' son los dos volúmenes que ha ilustrado el almeriense con los textos originales. Se trata, en total, de 70 ilustraciones, dos o tres por capítulo, entre las que también se encuentran bocetos en una edición donde la esencia de la historia cobra vida, con unos dibujos llenos de color, una paleta cálida y con profundidad psicológica.

«He de reconocer que aún sigo en estado de shock. Ayer fue una tarde que jamás me hubiese podido imaginar. La gente que me conoce sabe que estoy enormemente agradecido a todos y cada uno de vosotros por acompañarme ese día, tenía muchos miedos e inseguridades, pero ayudásteis a que todo saliese redondo», confesaba al día siguiente el propio Lorente en su Facebook.

Un texto en el que recuerda «a todos mis buenos amigos que estuvieron currando sin descanso entre bambalinas, Antonio Asensio, Miguel Vasserot Escritor, Raquel del Valle, Álvaro FMa», a los que agradeció «vuestro esfuerzo en que todo saliera perfecto hasta el último momento», además de a Cristina Samaniego, por llevar la mejor dirección de escenografía, y a Guadalupe Sánchez por su presentación.