Almería, cautivada 'bajo las alas' del torrente de voz Pastori

Niña Pastori, en Almería. /IDEAL
Niña Pastori, en Almería. / IDEAL

La cantante gaditana deleita a su público más fiel con las canciones más existosas de su dilatada carrera musical

NEREA ESCÁMEZAlmería

El reloj marcaba las 22.42 horas y la artista de La Isla, se presentó en el Recinto Ferial de Almería enfundada en una chaqueta vaquera mientras el público la grababa con sus teléfonos al verla aparecer. Los acordes y su silueta se podían ver en el escenario que estaba teñido de luz azul. Presentaba su nuevo trabajo de estudio, 'Bajo tus alas', aunque no desaprovechó la ocasión para cantarle a quienes la veneraban los éxitos que ha ido coleccionando. Con sus apenas cuarenta años, ha despachado ya más de diez discos, con ventas que superan los dos millones de copias. A día de hoy, se presenta siendo una gran referencia en el flamenco.

A escena apareció con 'Acaríciame la cara' y, tras un inicio caluroso y con unos coros potentes que la acompañaban en cada canción, pasó a la célebre 'Amor de San Juan', un tema mítico que causó el vitoreo de los presentes en el concierto. Apenas tardó en dirigirse al público de Almería y deseó «poder visitarla más», la ciudad. Pastori interpretó 'Puede ser' y la imprescindible 'Cuando nadie me ve' de Alejandro Sanz, artista muy importante que dejó huella en su carrera.

También sonó 'Desde la azotea' de su último disco producido por su guitarrista y pareja, Chaboli, que también se llevó una importante dosis de vítores por las personas reunidas en el recinto de conciertos. «No le gritéis tanto que luego ronea y se pone pesado en casa», bromeó María Rosa García entre risas.

Las anteriores canciones fueron el preludio para que se bajaran las luces y avisó de que iba a cantar por bulerías. Un palo flamenco en el que la intérprete se desenvuelve con un sobresaliente. Tras descansar, Niña Pastori regresó con más fuerza al escenario mientras sonaban los acordes de la romántica canción 'Quiero que me beses'.

El concierto entraba de esta forma al tramo final. No se olvidó de agradecer a su equipo y la presencia a los trabajadores que hacían posible el montaje del escenario. 'De boca en boca', 'Quién te va a querer' o 'El aire del molino' fueron el disfrute del público que iban acompañados de Toñi Nogaredo y Sandra Zarzana en los coros durante toda la noche.

Un sinfín de canciones que han sido imprescindibles para Niña Pastori y que los espectadores bailaron y cantaron. La confesional 'La habitación' y 'Cuando te beso', dieron paso la prefiesta final. Tampoco se olvidó de hacer un viaje por 'Cai'. «Da gusto venir a una tierra donde se nota que se entiende y se sabe escuchar y apreciar las cosas que están hechas con el corazón», se sinceró .

Y como colofón final, apostó por 'Y para qué', una canción con la que Niña Pastori se despidió de Almería y puso el broche a un público entregado con cuerpo y alma.

Trayectoria

Desde que en 1996 debutara con 'Entre dos puertos', la artista de San Fernando ha cimentado una carrera repleta de éxitos, en la que ha sido reconocida con cuatro Grammy Latino, tres como mejor álbum de música flamenca ('Esperando verte', 'La orilla de mi pelo', 'Ámame como soy') y uno como mejor álbum folclórico ('Raíz'). Además, es la única artista de flamenco en haber estado nominada a los Grammy como mejor álbum pop latino por 'Raíz'.

Hay muchos más reconocimientos que jalonan la carrera de Niña Pastori, siguiendo su estela de éxitos ha sido reconocida con la prestigiosa Medalla de Andalucía y el Premio Honorífico a su Trayectoria Nacional e Internacional en los Premios «Flamenco en la piel» en Simof 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos