Videojuego y anime se dan la mano

El estilo de 'Castlevania' luce espectacular.

Netflix estrena esta semana 'Castlevania', una serie basada en la popular franquicia de Konami y escrita por Warren Ellis

Iker Cortés
IKER CORTÉSMadrid

A Frederator Studios le debemos una de las series de dibujos animados más descacharrantes del panorama actual. Creada por Pendleton Ward, 'Hora de aventuras' irrumpió en Cartoon Network y pronto conquistó al público infantil y adulto con sus tonos pasteles, lo atrevido de su lenguaje y su desbordante imaginación. El estudio de animación se enfrenta ahora a un cambio de registro importante: se ha hecho cargo de la adaptación de 'Castlevania', una serie que se ha inspirado en el anime de los años noventa y está basada en la exitosa franquicia de videojuegos de Konami.

Afortunadamente, la serie está en buenas manos. El guionista Warren Ellis, autor del cómic de 'Hora de aventuras', así como creador algunas de las obras más sugerentes en el mundo de la viñeta -'Transmetropolitan', 'Planetary' y 'The Authority' han salido de su brillante magín-, se ha ocupado de escribir la serie que, en su primera temporada -se espera la segunda para 2018-, consta de cuatro episodios de treinta minutos de duración cada uno que se estrenan este viernes en Netflix.

El autor del libreto produce la serie junto a Kevin Kolde, Fred Seibert y Adi Shankar. Este último ha sacado pecho y ha llegado garantizar que la serie "romperá la racha y será la primera buena adaptación occidental de un videojuego". El reto es mayúsculo. El primer 'Castlevania' salió al mercado en 1986 para NES, la primra consola de cartuchos de Nintendo en el llamado Family Disk System, un accesorio que permitía cargar discos -más baratos de fabricar y con mayor capacidad- y que no llegó a ver la luz fuera de japón. Posteriormente, esta primera entrega llegaría a un sinfín de plataformas. Konami acababa de poner en marcha una de las series más longevas del videojuego, de hecho su última entrega, 'Castlevania: Lords of Shadow 2' se publicó en 2013, de la mano del estudio español Mercury Steam.

Inspirada levemente en el 'Drácula' de Bram Stoker, la franquicia centra su atención en la guerra que libran los descendientes de Belmont y el conde Drácula. Cada cien años, Drácula resucita y es la labor del clan Belmont derrotarlo. En este caso, la serie seguirá al último miembro de la familia de cazadores de vampiros, Trevor, que acude a Europa del Este para vencer al señor de las tinieblas.

Oscura y violenta, así será 'Castlevania'.l
Oscura y violenta, así será 'Castlevania'.l

Muestra de que Netflix se ha tomado en serio la producción es el reparto de actores que pondrán su voz a la serie. Richard Armitage, que dio vida a Thorin en la trilogía de 'El hobbit', se pondrá en la piel de Trevor, mientras que James Callis, el doctor Gaius en 'Battlestar Galactica', dará voz al hijo de Drácula, Alucard, uno de los personajes más queridos de la serie y protagonista de 'Symphony of the Night', uno de los títulos imprescindibles de la primera PlayStation. Graham McTavish, el actor que interpretaba a Dwalin también en 'El hobbit', será Drácula y Emily Swallow, a quien ya hemos visto en series como 'El mentalista o Supernatural', interpretará a la madre de Alucard, Lisa Tepes.

En el caso de las voces japonesas, Ryotaro Okiayu será Trevor Belmont, Shinichiro Miki, Alucard, y Naoya Uchida, Drácula.