Del Siete Robles a Las Encinas; un paseo por 11 series juveniles

'Élite', ambientada en un exclusivo centro, será la gran apuesta en series de adolescentes para este otoño. Sus alumnos seguirán los pasos de aquellos estudiantes que durante años poblaron las aulas televisivas de institutos, internados e incluso algún barco-escuela

El reparto de 'Física o química'./
El reparto de 'Física o química'.
Nuria Nuño
NURIA NUÑO

Con el inminente estreno de 'Élite', las cuitas de la adolescencia volverán a ser un fenómeno entre los consumidores más jóvenes de series. Los alumnos del que ya se presenta como el centro más exclusivo del país pondrán de nuevo el foco en todas esas tramas que se tejen en los institutos; convertidos en terreno abonado para cultivar todo tipo de ficciones televisivas. De hecho, las llamadas series 'high school' son un género en sí mismas. Durante años, las producciones ambientadas en colegios, escuelas e institutos han dado mucho juego a los guionistas y han funcionado como un espejo que, en mayor o menor medida, refleja los dramas que trufan la adolescencia; una fase vital caracterizada por un torbellino emocional. Si los seriéfilos hacen memoria son decenas los títulos que vienen a la mente. Desde aquella mítica 'Sensación de vivir', pionera en el formato de la telenovela para adolescentes y a la que tanto le deben 'The O.C.' y 'Gossip Girl'; a 'My so-called life', 'Buffy, cazavampiros', 'Dawson crece', 'Glee', 'Parker Lewis nunca pierde', 'Daria' (la icónica serie animada de la MTV) o 'Salvados por la campana', la 'sitcom' que trajo a nuestras vidas a Zack Morris, Screech, Kelly Kapowski y el resto de alumnos del instituto Bayside.

Como el sistema educativo americano ha quedado suficientemente retratado en decenas de ficciones, será mejor poner la vista en la enseñanza secundaria que nos resulta más cercana y, obviamente, ha calado en el imaginario colectivo. No hay que olvidar que, en las últimas dos décadas, han sido muchas las series españolas que han tratado las emociones y los problemas de los adolescentes dentro y fuera de las aulas. Por ello, el desembarco de 'Élite' nos sirve como la excusa perfecta para viajar en el tiempo y revivir aquellas andanzas de instituto. He aquí nuestra selección de algunas de las más destacadas ficciones televisivas de corte juvenil.

Al salir de clase (1997-2002)

Inauguramos esta singular ruta con el culebrón juvenil que acompañó a los televidentes de Telecinco durante más de un millar de capítulos. Legiones de adolescentes seguían a diario, a través de la 'cadena amiga', las tramas que se sucedían en el instituto Siete Robles. Aquellas clases sirvieron para formar en el oficio de la actuación a una gran cantera de actores españoles. Por sus aulas pasaron desde una irreconocible Elsa Pataky a Pilar López de Ayala, Fran Perea, Hugo Silva, Leticia Dolera, Octavi Pujades, Víctor Clavijo, Laura Manzanedo, Mariano Alameda, Carmen Morales, Rodolfo Sancho, Cristina Castaño y un largo etcétera. Todos ellos pusieron su granito de arena en este culebrón, que nació con la aspiración de importar el tono y algunas de las ideas más recurrentes en las series de instituto estadounidenses. Los estudiantes se enfrentaban a los típicos líos sentimentales, a los problemas generacionales con sus padres, a las drogas y a todo aquello que surgiera de la mente de unos prolíficos guionistas que estiraron el chicle hasta escribir cerca de 1.200 episodios. Aunque ha envejecido bastante mal, no cabe duda de que hay que reconocerle varios méritos: haber sido la serie pionera en el género juvenil, haber servido como trampolín a decenas de jóvenes intérpretes curtidos en sus tramas y al hecho de haber marcado a toda una generación de espectadores.

Compañeros (1998-2002)

¿Quién no se acuerda de aquel repetitivo 'no te fallaré'? Esa frase fue una especie de mantra, lema y toda una declaración de intenciones para Quimi, Valle y toda su pandilla. La pareja interpretada por Antonio Hortelano y Eva Santolaria acaparó la atención de una generación de 'teenagers' españoles que seguían cada semana con sumo interés sus historias en 'Compañeros', una producción de Globomedia para Antena 3. Ellos y sus colegas del Azcona, perfectamente secundados por un gran elenco de actores adultos en papeles secundarios, inauguraron por todo lo alto un fenómeno fan desconocido hasta entonces. Su éxito fue de tal calibre que, en algunos momentos, llegó a ser tan vista como 'Médico de familia'. De hecho, los mismos personajes de 'Compañeros' dieron el salto a la gran pantalla y protagonizaron una película.

Nada es para siempre (1999-2000)

Seguro que muchos lectores recuerdan a Daniel Diges y su eurovisivo 'Algo pequeñito'. Sin embargo, no serán tantos quienes se acuerden de su paso por 'Nada es para siempre', una serie emitida por Antena 3 coincidiendo con el cambio de milenio. El polifacético intérprete se puso en los zapatos del carismático 'Gato' y compartió escenas con Carlos Castel, Carola Baleztena o Javier Pereira. Todos ellos alcanzaron la popularidad a finales de los noventa gracias a su participación en este remake de 'A todo corazón', una telenovela venezolana. La versión española, que narraba las andanzas de un grupo de adolescentes en el 'insti', se rodó en tierras gallegas. El dúo Cómplices fue el elegido para la sintonía de su cabecera.

Un paso adelante (2002-2005)

La Escuela de Artes Escénicas impulsada por Carmen Arranz no era el típico instituto. Se trataba de una academia donde sus alumnos, tras someterse a unas exigentes y duras pruebas de ingreso, debían demostrar sus dotes para la música, la danza, el canto y la interpretación. Para quienes en los ochenta disfrutaron de 'Fama', la oferta que les brindaba 'Un paso adelante' se quedaba en un quiero y no puedo. Sin embargo, su éxito fue de tal magnitud que la serie logró pulverizar los audímetros. Fue todo un fenómeno juvenil pese a sus tramas más adultas; y acabó cruzando fronteras hasta convertirse en una de las ficciones españolas más internacionales. ¿Le ayudaría su criticado abuso de los desnudos? Quizá. En las salas de ensayo se pudo ver la evolución de Miguel Ángel Muñoz (MAM, para los amigos), que tuvo aquí su primera oportunidad como actor principal. Pablo Puyol, Beatriz Luengo y Mónica Cruz completaban el cuarteto protagonista. Estos actores dieron también el salto a la escena musical con UPA Dance. Vendieron la friolera de más de 600.000 copias de su primer cedé. Ahí es nada.

SMS: Sin miedo a soñar (2006-2007)

Cuando se estrenó esta ficción, muchos espectadores pensaron de inmediato en 'Rebelde', la tira diaria que alcanzó un éxito descomunal y lanzó a sus protagonistas al mundo de la música gracias a RBD, el grupo que integraron. Más que nada porque Amaia Salamanca, Yon González y María Castro vestían un uniforme muy similar al de los estudiantes del centro mexicano. Hasta ahí llegaban las similitudes. Más que nada porque las tramas de 'SMS: Sin miedo a soñar' eran más cercanas, más de barrio, que las aventuras y desventuras que vivían los jóvenes del elitista centro educativo abierto en la tele mexicana. Esta ficción también pivota sobre un grupo de adolescentes de clase alta cuya vida cambiaba tras la llegada de Edu, un chaval más humilde. El contraste entre ambas realidades, las relaciones sentimentales y un misterioso asesinato eran la base de los capítulos; que pudieron verse en La Sexta.

El internado (2007-2010)

Misterio, ciencia-ficción, terror, historia… Lo cierto es que ésta fue una apuesta curiosa y arriesgada que gozó de una gran aceptación por parte de la audiencia más joven. Ambientada en un internado llamado Laguna Negra, ubicado en mitad de un siniestro bosque, la serie ofrecía cada semana tramas de lo más intrigantes. Cabe recordar que de aquí salieron actores como Martiño Rivas, Elena Furiase o la ahora hollywoodiense Ana de Armas. La historia, que se prolongó durante 71 episodios, arrancaba siguiendo los pasos de Marcos y Paula, dos hermanos gallegos cuyos padres habían desaparecido en alta mar. Ambos ingresaban en un internado bajo la tutela de su director, un tal Héctor de la Vega, encarnado por Luis Merlo. Poco después de su llegada, comenzarán a suceder ante sus ojos una serie de inexplicables acontecimientos; plagados de personajes ambiguos, seres extraños, desapariciones y desenlaces fatales.

Física o química (2008-2011)

Tras el éxito que habían cosechado 'Compañeros', 'Un paso adelante' y 'El internado', Antena 3 decidió apostar hace una década por otra serie donde los problemas de la adolescencia aspiraban a ser tratados de una forma más realista. Era la hora de 'Física o Química' que, en su momento, fue muy comparada con la británica 'Skins', que ofrecía una descarnada mirada de los adolescentes de Bristol. Al igual que ocurrió en su día con 'Al salir de clase', esta ficción, que se mantuvo en antena durante siete temporadas, descubrió a una nueva hornada de jóvenes actores españoles. Muchos de ellos se convirtieron en ídolos de masas y su fama se ha prolongado hasta la fecha. Es el caso de Úrsula Corberó, Maxi Iglesias, Angy o Javier Calvo; la mitad de 'Los Javis'. Aunque la vida diaria de los jóvenes estudiantes era el hilo conductor de las tramas, los profesores del 'insti' tenían una importante cuota de protagonismo. Pese a su indudable éxito, que le sirvió para dar el salto a diversas cadenas de televisión europeas y latinoamericanas, cosechó muchas críticas negativas. Ah, por cierto, muchos de sus seguidores aún recuerdan con fastidio su dramático final, en el que moría uno de sus protagonistas.

La pecera de Eva (2010-2011)

Hasta la llegada a nuestras pantallas –y vidas- de 'Merlí', 'La pecera de Eva' era posiblemente la serie dirigida a un público adolescente más realista debido, en buena medida, a los problemas que abordaba. Sus protagonistas hablaban de lo cotidiano, de su sexualidad, de su timidez, de su baja autoestima por problemas de sobrepeso o de la tartamudez; por ejemplo. Y lo hacían en su instituto; en concreto, se sinceraban en la consulta de la psicóloga Eva Padrón, una joven intuitiva y espontánea, interpretada por Alexandra Jiménez. Este personaje acarreaba su propia mochila; ya que en su adolescencia, tras quedarse embarazada de su novio, decidió dar en adopción a su hijo… con el que se reencontrará en el centro donde ella trabaja.

Alexandra Jiménez encabezaba el reparto de la original 'La pecera de Eva'.
Alexandra Jiménez encabezaba el reparto de la original 'La pecera de Eva'.

El barco (2011-2013)

El Estrella Polar no era el típico centro educativo de Secundaria; sino un barco-escuela cuya tripulación se ve forzada a vivir la aventura más grande de sus vidas. 'El barco' zarpó tranquilamente por las aguas de Antena 3 hasta que, tras una misteriosa noche de tormenta, sus tripulantes descubren que la tierra, tal y como ellos la conocían, ha desaparecido. La nave en la que se desplazan será, por tanto, su único medio para subsistir y mantenerse a flote; nunca mejor dicho. El capitán, los oficiales y trabajadores del buque, junto a los alumnos, vivirán rodeados de una inconmensurable masa de agua. Todos ellos deberán hacer un frente común para salir airosos ante situaciones extremas y de lo más variopintas como inesperados encuentros con peces gigantes, ataques de aves o motines a bordo… que de todo hubo. En la serie no podía faltar una historia de amor-odio entre Ulises (Mario Casas) y Ainhoa (Blanca Suárez), los jóvenes protagonistas. Con ellos compartieron este viaje de misterio y ciencia-ficción Juanjo Artero e Irene Montalá, entre muchos otros.

Merlí (2015-2018)

Aristóteles, Platón, Sócrates, Nietzsche o Schopenhauer son, en buena medida, las fuentes de inspiración de los creadores de 'Merlí', la serie revelación de la televisión catalana en los últimos años. No en vano, la filosofía como generadora y motor del pensamiento crítico es el punto fuerte de esta ficción. La novedad de este serial ambientado en el Àngel Guimerá -un instituto público de Barcelona- radica en que aplica los pensamientos filosóficos a los problemas reales de los estudiantes de hoy en día. El actor Francesc Orella, secundado por un reparto de jóvenes actores, interpreta aquí a Merlí Bergeron, un profesor de Filosofía que comienza a dar clases en el entro, del que también es alumno su hijo Bruno. Gracias a su peculiar método didáctico, el docente pronto logra conectar con sus estudiantes hasta el punto de que profesor y alumnos forman un grupo autodenominado 'los peripatéticos del siglo XXI'. Quienes en sus años de Secundaria no tuvieran esta asignatura como una de sus materias favoritas deberían darle una oportunidad a 'Merlí'; que funciona como un espejo de la sociedad actual al abordar temas como la homosexualidad o el 'bullying' haciendo más cercana la filosofía. Los que la han visto no han pasado por alto los paralelismos que presenta con 'El club de los poetas muertos'. A buen seguro que a muchos espectadores les hubiera encantado la posibilidad de levantarse de la silla, subirse al pupitre y proclamar en voz alta aquello de 'oh, capitán, mi capitán'.

Élite (2018)

«Cuando tres jóvenes de clase obrera se matriculan en un instituto privado, las diferencias entre ellos y los alumnos ricos darán lugar a un asesinato». Bajo esta misteriosa sinopsis se presenta 'Élite', la nueva serie original española de Netflix, tras 'Las chicas del cable', cuyo estreno está fijado para este viernes. La gran apuesta de la plataforma de contenidos para este otoño es una ficción de corte juvenil, ambientada en Las Encinas, el colegio más exclusivo de España donde las familias más pudientes del país mandan a sus hijos a estudiar. La producción aspira a renovar las series 'high school' nacionales a base de un buen puñado de ingredientes: lujosas fiestas, sexo, drogas, niños ricos, lucha de clases y, por lo que se vislumbra, altas dosis de suspense y drama. Entre las bazas con las que cuenta, a priori, sobresale un reparto del que forman parte María Pedraza, Miguel Herrán y Jaime Lorente. Sus nombres quizá no sean reconocidos por el gran público, pero si nos referimos a ellos como Alison Parker, Río y Denver, protagonistas de la exitosa 'La Casa de Papel'; el interés y la curiosidad ya aumentan. A este elenco se suma también la actriz y cantante mexicana Danna Paola ('Atrévete a soñar'). Ramón Salazar y Dani de la Orden han sido los elegidos para dirigir la primera tanda de capítulos; surgida de la mente de Carlos Montero y Darío Madrona, creadores de otros productos dirigidos a 'teenagers', caso de 'Física o Química' y 'Los Protegidos'. La fe de Netflix en el éxito de 'Élite' es tal que ya ha dado luz verde a una segunda temporada antes incluso de desvelar su primera entrega.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos