'Embrujadas' busca hechizar a una nueva generación

Las tres protagonistas de 'Embrujadas'./
Las tres protagonistas de 'Embrujadas'.

Se estrena la nueva versión de la popular serie de brujas con la que renace el 'poder de tres'

Nuria Nuño
NURIA NUÑO

El más allá suele ser muy rentable en términos de audiencia. Al menos, lo fue a finales de los noventa y durante buena parte de la pasada década, cuando series como 'Buffy, cazavampiros', 'Entre fantasmas' o 'Embrujadas' –'Charmed' en su título original en inglés- fueron ficciones de culto veneradas por la audiencia más joven. Otra propuesta creativa aspira ahora a convertirse en el último 'boom' del género esotérico televisivo. En este caso, sin embargo, la apuesta no es del todo novedosa. Se trata del 'reboot' o nueva versión de 'Embrujadas', el serial que durante ocho temporadas hechizó desde la pequeña pantalla a toda una generación.

Las nuevas brujas no lo tendrán nada fácil, ya que los seguidores de las hermanas Halliwell se tomaron muy mal el hecho de que alguien osara cambiar un ápice del universo original de la serie; y encima sin contar con el elenco al que han mitificado durante años. Con esta versión renacerá el conocido como 'poder de tres'. Y lo hará con Melanie 'Mel' Vera (Melonie Diaz) y Maggie (Sarah Jeffery). Tras el trágico accidente de su madre Marisol (Valerie Cruz), las dos jóvenes, hundidas por semejante pérdida, descubrirán varios secretos de familia. Por un lado, que tienen una hermana mayor llamada Macy (Madeleine Mantock) y, por otro, que son brujas, igual que su progenitora, con una misión: luchar las tres juntas -porque así se potencian sus poderes sobrenaturales- contra el mal y las criaturas diabólicas que amenazan a la humanidad. En este 'reboot', inspirado en el clásico estrenado en 1998, existe también un 'libro de las sombras' que será su aliado y el mejor manual para resolver los retos que las nuevas fuerzas malignas les tienen preparados.

HBO España empezó a emitir el producto este lunes un día después de su estreno en Estados Unidos; de modo que los seguidores de la serie original podrán resolver pronto sus dudas y decidir si aman u odian la nueva propuesta. Curiosamente, ésta llega cuando se han cumplido veinte años de la emisión del primer capítulo de 'Embrujadas' en la televisión norteamericana. Aquella ficción reflejaba las aventuras, problemas y deseos de las hermanas Halliwell, tres jóvenes brujas que intentaban conciliar en su vida cotidiana el amor, los poderes sobrenaturales, los hechizos, la familia y la lucha contra el mal. Fue una serie sobre tres modernas hechiceras que acabó convirtiéndose en un ejemplo de empoderamiento femenino; algo que también busca su sucesora.

Una de las grandes dudas que asaltan a los fans que aún adoran la serie original es si la nueva versión estará conectada de alguna forma con su predecesora. ¿Pertenecen las Vera al mismo linaje que las cuatro hermanas Halliwell? Sí, han leído bien. Hablamos de cuatro y no de tres. ¿El motivo? De inicio, el trío protagonista estuvo encarnado por Holly Marie Combs (Piper), Alyssa Milano (Phoebe) y Shannen Doherty que, tras conquistar la pequeña pantalla como Brenda en 'Sensación de vivir', se embarcó en este otro papel de éxito encarnando a Prue. Sin embargo, al cabo de tres temporadas, la actriz, con fama de diva problemática, fue sustituida. Al parecer, sus diferencias con otra de las 'brujas' televisivas (Milano) eran irreconciliables y los creadores de la ficción optaron por cargarse a su personaje haciendo que fuera atacado por un demonio.

Tras su marcha, llegó Rose McGowan, más conocida en la actualidad por ser una de las grandes activistas y líder del movimiento #MeToo tras haber denunciado hace un año por violación al productor Harvey Weinstein. La intérprete cubrió el hueco dejado por Doherty y se metió en los zapatos de Paige Matthews; la hermana desaparecida que poseía su propio poder. Parece que con su llegada desaparecieron las tensiones, las rencillas y el mal rollo en el set de rodaje. Permaneció en la serie hasta el final.

El trabajo de estas cuatro actrices y del resto del reparto contribuyó al indiscutible éxito mundial de 'Embrujadas', que se prolongó durante ocho temporadas, emitidas entre 1998 y 2006, y un total de 178 episodios en los que las jóvenes brujas se enfrentaban a hechizos, conjuros, toda clase de seres paranormales y viajes al pasado y al futuro. E incluso, como decíamos, al fallecimiento de una de las protagonistas y la aparición de una nueva hermana. La serie, creada por la guionista Constance M. Burge y producida por Aaron Spelling, está considerada no sólo uno de los grandes exponentes de la cultura pop de aquella década, sino también como una gran influencia para las ficciones televisivas del mismo subgénero que surgieron después.

'El libro de las sombras', un personaje más

Para aquellos que no logren recordar cómo arrancaba esta ficción sobrenatural les refrescaremos la memoria. La historia daba sus primeros pasos tras el fallecimiento de la abuela de las Halliwell. Las hermanas heredaban su mansión y, entre sus pertenencias, encontraban el llamado 'libro de las sombras'. Para su sorpresa, las chicas descubrían que descendían de una larga dinastía de brujas y que cada una de ellas escondía en su interior un poder sobrenatural. La magia se activó cuando Phoebe leyó la inscripción inicial del misterioso libro, que se convirtió en un personaje más de la trama.

De ese modo, Prue, la hermana mayor, empezó a desarrollar y controlar la telequinesis; Piper, la mediana; tenía la capacidad de congelar el tiempo paralizando a personas u objetos; mientras que Phoebe, la pequeña, era quien visualizaba premoniciones del futuro o del pasado. La combinación de sus habilidades les permitía crear el conocido como 'poder de tres' para enfrentarse a las fuerzas del mal. Eso sí, mientras todas trataban de lograr un cierto equilibrio en sus vidas personales entre tanto hechizo, pociones y poderes mágicos.

Durante las primeras entregas, la serie se centró en la persecución de los sueños, el descubrimiento de la herencia bruja de las hermanas y en sus relaciones familiares. Pero, con la llegada de un nuevo productor, las tornas cambiaron y se empezó a dar más relevancia a los líos amorosos; un giro que no gustó demasiado a muchos fans. Con el transcurso de las temporadas, la ficción fue perdiendo fuelle hasta que en 2006 se dio el último golpe de claqueta.

El hueco que dejó la serie se fue cubriendo con la aparición de videojuegos, novelas, cómics y juegos de mesa que dieron continuidad a la trama. Desde hace un tiempo, la cadena americana de pago The CW, conocida por títulos como 'Arrow', 'Riverdale', 'Supernatural' o 'Jane the Virgin', trabajaba en el 'reboot', en el que, en principio, no toma parte ninguna de las actrices del elenco original. Con su estreno, 'Embrujadas' goza ya de una nueva vida. El tiempo dirá si es tan prolongada o no como su exitosa inspiración. Da la casualidad, además, de que Netflix estrenará a finales de este mes 'Las escalofriantes aventuras de Sabrina', otro reboot sobre otra bruja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos