De las dos cadenas al infinito

Apple lanzaba esta semana su plataforma de cine y series./
Apple lanzaba esta semana su plataforma de cine y series.

'Ñetflix' es un documental colgado en YouTube que reflexiona sobre el auge de las plataformas de VOD en España y se pregunta si vivimos una burbuja de series

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

De una película recordamos escenas. Una serie, en cambio, nos acompaña durante un tiempo, la vivimos como una experiencia. Es una de la reflexiones contenidas en 'Ñetflix', un documental de Sergio Monzón y Álvaro Sánchez colgado íntegramente en YouTube, que analiza la revolución audiovisual vivida en nuestro país. En pocos años hemos pasado de los dos canales de televisión a la multiplicación de plataformas.

Ese tránsito del 'broadcast' al 'on demand' es una cuestión generacional, que ha apartado a espectadores mayores de 50 años que no tienen la habilidad ni las ganas necesarias para manejarse por los menús de las 'smart TV'. Sin embargo, este año el consumo de internet superará al de televisión. ¿Y cómo se mide el éxito de un espacio? Ya no sirve contabilizar el número de personas que se concentran en el momento de la emisión, ahora importa el conjunto de la plataforma, entendida como una oferta global de contenidos que satisfaga las necesidades de quienes se suscriben a ella.

Las redes sociales, el 'big data' y la monitorización de los usuarios arrinconan al vetusto audímetro, que decidía la continuación de programas y series. «Netflix tiene claro cuál es el tipo de espacio que debe hacer y que demanda su audiencia», explica la analista Elena Neira en el documental. «No le importa que sea bueno o malo, sino que se vea». Adiós al 'prime time', la multiplicación de la oferta legal en los últimos años ha traído cambios radicales en los ritmos de producción y en los modos de consumo. Las películas y las series de plataformas se ven mayoritariamente en móviles y tablets. Y su audiencia es global.

«Es más parecido a leer un libro que otra cosa», se escucha en 'Ñetflix'. Ya no hay paciencia; si en los diez primeros minutos no engancha se pasa a otra cosa. Al 'binge watching' o atracón de capítulos seguidos se une el 'binge racing', la velocidad a la que somos capaces de consumirlos. La gran pregunta la misma semana en que Apple ha presentado su plataforma es cuándo estallará la burbuja. «A nadie se le escapa que es difícil que convivan tantos servicios simultáneamente», reconoce un responsable de Filmin, mientras alguien apunta a otra inquietante «burbuja de demanda».