'El rey de todo el mundo', las músicas y danzas mexicanas vistas por Carlos Saura

Una imagen del rodaje./
Una imagen del rodaje.

A diferencia de sus anteriores obras sobre el folclore tradicional de distintos países, aquí hay una historia de amor de ficción como motor principal de la acción

Boquerini .
BOQUERINI .

Carlos Saura (87 años) acaba de finalizar en Guadalajara (México) 'El rey de todo el mundo', la nueva película musical en la que aborda el folclore mexicano. A diferencia de sus anteriores obras musicales, en la nueva película aquí hay una historia de ficción de amor que sirve de motor principal a la accióny que se intercala con la tradición folclórica de la música y el baile de México.

Ana de la Reguera, Manuel García-Rulfo, Manolo Cardona, Enrique Arce, Eulalia Ramón, Damián Alcázar, Salvador Amaya, Alejandra Toussaint, Ana Kupfer y Manuel Medina, acompañados de talentos jóvenes como Giovanna Reynaud, Greta Elizondo, Izaak Alatorre y el bailarín internacional, Isaac Hernández, protagonizan el filme en el que Saura vuelve a trabajar con su director de fotografía preferido, el italiano Vittorio Storaro, siendo esta la séptima vez que Saura trabaja con el oscarizado fotógrafo.

Con guion del propio Saura, en la película el director recupera las conexiones artísticas y musicales entre España y México. El musical supone el regreso de Carlos Saura –nominado tres veces al Oscar- al cine de ficción, tras rodar hace 10 años 'Io, Don Giovanni'. Sus últimos trabajos, 'Jota de Saura' y 'Zonda, folclore argentino' también fueron sobre música pero de género documental.

La trama presenta a Manuel, quién después de mantenerse alejado de los escenarios decide regresar con una obra llena de pasión y violencia. Para él, el nacimiento de 'El rey de todo el mundo', no significa solo levantar de nuevo el telón de su carrera como autor, también representa la posibilidad de enmendar errores del pasado y la esperanza de una reconciliación. Ofrece a Sara, su exmujer y actriz, bailarina y coreógrafa, de la que todavía sigue enamorado, la posibilidad de ir a México a hacer la obra de teatro e interpretar el papel protagonista y dirigir la coreografía del nuevo trabajo basado en las músicas y danzas de México.

«La idea era hacer un musical donde estuviera la música que ahora es popular en México, con canciones mexicanas, sobre todo con los bailes de allí, que es un folclore fantástico y una música extraordinaria. Al final tendrá más espíritu mexicano que ahora. Me parecía interesante ver a lo largo del tiempo la evolución de la música en México, hasta llegar a este reggaetón», ha dicho Carlos Saura. «Es un película que puede ser estupenda. Estamos trabajando en ella intensamente desde hace tiempo», ha añadido el director, que ha avanzado que será un musical «con argumento, donde hay una historia, suceden cosas y dentro de esas cosas suceden los bailes». Los responsables de la música son Alfonso G. Aguilar, el cantante mexicano Carlos Rivera, Fela Domínguez y Carlos Cuevas son los encargados, quienes han programado algunas piezas tradicionales mexicanas y hasta ritmos urbanos contemporáneos como reggaetón. Gran parte de las canciones son originales.

'El rey de todo el mundo' es una de las frases de la canción mexicana 'Fallaste corazón', de Pedro Infante. «Son canciones que estuvieron muy de moda en los años 60 y 70 en España y todo el mundo las conocía. Se ha perdido un poco ese hilo cultural entre México y España, y es una de las cosas que queremos recuperar», ha destacado Saura. «Y así traerlas a la actualidad con voces nuevas, voces frescas, con cantantes y músicos de hoy», añade, por su parte, el productor Eusebio Pachá.

Personajes

Izaak Alatorre ha explicado: «Mi personaje es Juan, es un chavo que tiene inquietud por la danza y decide entrar a esto. Además cuando está en la obra tiene limitaciones porque no es un gran bailarín, soy un poco rival de Diego, el personaje de Isaac Hernández, y se topa con esto, aunque tiene muchas ganas de hacerlo y por eso se juegan el papel principal». El intérprete mexicano ha añadido: «Tengo bastantes cosas en común con Juan, aparte de que a ambos nos apasiona el baile, yo no hago box pero me gusta ejercitarme, voy al gimnasio y eso también lo tenemos en común. En la película él no es un buen bailarín pero tiene garra y fuerza para ir por el papel principal, y yo me veo reflejado en él, en estas ganas que tiene». Y prosigue: «Yo soy bailarín de estilos urbanos, de hip hop. Tomé clases de danza contemporánea en la licenciatura pero no me fui por ese camino, ya tenía mucho que no lo hacía y cuando me dicen que el personaje tiene que bailar y enfrentarse a uno de los mejores del mundo empecé a tomar clases otra vez, técnicas y dos semanas antes fue intensivo ya con el coreógrafo oficial de la película que nos empezó a montar lo que van a ver en pantalla».

Ana de la Reguera ha explicado su personaje es una coreógrafa y bailarina: «Me emociona mucho interpretar este personaje, yo conozco la carrera de Carlos porque la segunda película que vi estudiando interpretación fue 'Cría Cuervos'. Yo venía de Veracruz y había visto poco buen cine y esa película fue un impacto en mi vida».

La película está producida por Productora PIPA Films, Coproductores Canal44 de la Universidad de Guadalajara, y COFIEJ, con un presupuesto de más de cinco millones de euros, con Eusebio Pachá como productor, y el propio Eusebio Pacha y Anna Saura (hija del director), como productores ejecutivos. La cinta rodada en Guadalajara, en el estado mexicano de Jalisco, tiene previsto su estreno a principios de 2020, y espera tener su première en el Festival de Cannes, para luego asistir al Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG), para su estreno en América.

Saura no renuncia a su proyecto sobre el Guernica de Picasso con Antonio Banderas como el pintor. «Es un de las cosas que me quedan por hacer. Es una historia preciosa, llevo años luchando con ella y siempre ha habido algún problema. Cuando podía Antonio, no estaba el dinero o, cuando estaba el dinero, no podía Antonio o no podía yo. Esa maldición la vamos a superar. Después de hacer película, a lo mejor ya me retiro, espero que no. Me gustaría ser como Manoel de Oliveira que tenía 104 o 105, que siguió haciendo cine hasta los cien años y pico», ha confesado Saura, que ha avanzado que ya tiene reparado el guión.