Cuando el director de 'Regreso al futuro' fue seducido por los Beatles

Un fotograma de la película./
Un fotograma de la película.

'Locos por ellos' es la historia de unas adolescentes neoyorquinas empeñadas en conocer al cuarteto de Liverpool en su primera visita a los Estados Unidos

Boquerini .
BOQUERINI .

El 7 de febrero de 1964 los Beatles llegaban a América por primera vez. Cuando aterrizaron en Nueva York sus discos habían copado los primeros puestos de las listas de ventas y la beatlemanía se extendía como una fiebre imparable. Este es el ambiente que recoge 'Locos por ellos' ('I Wanna Hold Your Hand', nombre del primer tema de Los Beatles que alcanzó el número 1 en USA, en su título original), la película con la que debutó en el largometraje Robert Zemeckis, el famoso director de la trilogía 'Regreso al futuro', de '¿Quièn engañó a Rogert Rabbit?', 'Forrest Gump' o la recién estrenada 'Bienvenidos a Marwen'.

Robert Lee Zemeckis nació en Chicago, el 14 de mayo de 1952. Su adolescencia está marcada por dos pasiones: el rock and roll y el cine. La beatlemanía le pilla de pleno y Los Beatles es el grupo musical que le marca indefectiblemente. A los 13 años ya rueda cortos en 8 milímetros, por lo que estudia cine en la Universidad del Sur de California como salida natural. Allí, escribe junto a su inseparable amigo Bob Gale, un guion que titulan 'The Night the Japs Attacked', una comedia de humor negro y gamberro que narraba una historia extraída de la ola de pánico que invadió a California los días posteriores al ataque de la armada nipona sobre Pearl Harbor. Tras acabar sus estudios logran colocar un guion para un episodio de un episodio de la serie 'Kolchack: the Night Stalker' (1974-1975), y con este equipaje los dos amigos se animan a mover el guion de aquel largo que habían escrito juntos en sus años de estudiantes. Se lo enseñan a John Milius, antiguo alumno de la Universidad del Sur de California, al que le encanta, y les dice que la persona idónea para que lo dirija es Steven Spielberg. El propio Milius les pone en contacto con Spielberg que decide dirigir esa historia tras 'Encuentros en la Tercera Fase'. Y tras esa película Spielberg rueda el guion de Zemeckis y Gale, bastante suavizado de sus aspectos más salvajes, que titula '1941'. La carrera de Zemeckis quedaba así unida a la de Steven Spielberg.

Una mirada nostálgica

Tras el éxito de '1941', Gale y Zemeckis deciden escribir un nuevo guion, esta vez sobre algo que les marcó a los dos, la beatlemanía, pensando en debutar con ella. Es el guion de 'Locos por ellos', que se lo llevan a dos productoras que habían conocido en el rodaje de '1941' y que por edad y por aficiones, conocían de primera mano lo que se contaba, Tamara Asseyev y Alexandra Rose, que habían sido beatlemaníacas tan sólo una década y media antes. Las dos apoyan el proyecto y proponen a la Universal para que financie los ridículos 2,7 millones de dólares en que está presupuestado el filme. Pero los ejecutivos de la Universal no lo acaban de ver claro y tiene que ser el propio Spielberg en que se involucre con su ya amigo Zemeckis, convirtiéndose en productor de la cinta. Finalmente la Universal aprueba el proyecto con la condición de que no sobrepasen el periodo de ocho meses de preparación y rodaje.

La película es una mirada nostálgica, cuya acción se sitúa en 1964, cuando Los Beatles, grupo musical inmensamente popular, están a punto de participar en el Show televisivo de Ed Sullivan, una aparición que les convertirá en un fenómeno mundial. Pam Mitchell (Nancy Allen) está feliz porque va a casarse pronto, pero antes quiere acostarse con uno de los cuatro de Liverpool. Por su parte, Rosie Petrofsky (Wendie Jo Sperber), una ardiente fan, está segura de que si consigue unas fotos exclusivas de los Beatles, su carrera como fotógrafa estará asegurada y Grace (Theresa Saldana) solo quiere ver a Paul McCartney. Al mismo tiempo, hay otras dos personas que piensan que el futuro de la civilización depende de sus esfuerzos por arruinar la aparición de los Beatles en televisión. Cuando todas estas personas (y otras muchas) llegan al hotel de Nueva York donde se alojan Los Beatles, las cosas empiezan a descontrolarse.

Tres fotogramas de la película.

La historia es la otra cara de '¡Qué noche la de aquel día!'. Si en la película de Richard Lester se mostraba la beatlemanía que sufrían los propios Beatles, en 'Locos por ellos' se muestra el mismo fenómeno desde el punto de vista fan. El tema fundamental es mostrar el estado de histeria colectiva provocado por los Beatles, la manipulación de muchos medios de comunicación y las pequeñas historias de tantos jóvenes por lograr ver a sus ídolos. Lo más costoso es reconstruir una época, con coches, vestidos e incluso aquellas incipientes 'melenas' de los jóvenes de entonces.

En 1977 se comienza a trabajar en el plató número tres de Universal, donde se reconstruye el escenario de su primer Ed Sullivan Show (tuvieron que hacer otro enseguida) y el interior del hotel Plaza de Nueva York. Ese mismo año se ruedan los exteriores en la ciudad de Nueva York y los interiores en el plató de la Universal, todo en el tiempo previsto y antes de que finalice 1977 la película está lista. Es de destacar que Zemeckis no utiliza a actores para interpretar a los Beatles, sino que cuando se les ve es su propia imagen a través de los monitores de televisión de espaldas o sus pies por las habitaciones del hotel Plaza, observados desde debajo de las camas, algo que años después repetiría Manuel Gómez Pereira en su homenaje beatlemaníaco de 'El amor perjudica seriamente la salud', de 1996.

El fracaso

Zemeckis demuestra dominar perfectamente la narración y el ritmo cinematográfico. Las diferentes tramas paralelas encajan perfectamente. La película gusta mucho en los pases previos, y no tiene respuestas negativas. Las críticas son muy favorables, pero la película, que se estrena en 1978, es un fracaso de taquilla. El director recordaría años después el fracaso: «Habíamos oído a los espectadores en Nueva York estallando en aplausos, cinco, seis veces durante la película. Entonces, de repente, se murió... Simplemente no había espectadores. Es lo peor que puede ocurrirte, estirar la pata». En Europa, intentando en relanzar su trayectoria, se presenta ese mismo 1978 en el Festival de Cine Americano de Deauville, en Francia, pero tampoco levanta pasiones, En España tarda muchos meses en estrenarse. Parece que los jóvenes están en otras músicas y a los Beatles los consideran algo más propio de sus padres, y los mayores hace tiempo que dejaron de ser beatlemaníacos. Zemeckis tardaría en recuperarse. Solo 'Tras el corazón verde' le sacó del agujero. Y volvería a hacer un guiño beatle en 'Forrest Gump' al sacar a éste, encarnado por Tom Hanks, junto a John Lennon. Tendría que pasar una década para que 'Locos por ellos' se considerase una película de culto y un hito fundamental del cine beatle.