Liam Neeson retoma su enésima venganza

Liam Neeson en 'Venganza bajo cero'.

El actor insiste en su rentable papel de héroe de acción otoñal en 'Venganza bajo cero', remake de un filme noruego que cumple con las dosis de violencia y humor negro

Borja Crespo
BORJA CRESPO

A sus 67 años, Liam Neeson estrena este fin de semana en nuestras pantallas 'Venganza bajo cero', título en castellano que remite directamente a 'Venganza', la saga que le catapultó como héroe de acción otoñal. Lleva más de una década siendo reconocido irremediablemente como un tipo duro que no se anda con tonterías a la hora de repartir estopa, como bien ha demostrado también en cuatro thrillers de ritmo acelerado dirigidos por Jaume Collet-Serra: 'Sin identidad', 'Non-Stop', 'Una noche para sobrevivir' y 'El pasajero'.

Entrevista Hans Petter Moland:

Cuando otros artistas populares de su edad se decantan por las comedias románticas, el rostro de la cult-movie 'Darkman' prefiere coger un revólver o cualquier objeto susceptible de convertirse en un arma letal, como en el lanzamiento que nos ocupa, remake del filme noruego 'Uno tras otro', con la misma mano en la dirección: Hans Petter Moland, responsable de 'Redención: Los Casos Del Departamento Q', ahora con un pie en Hollywood.

El protagonista de 'La lista de Schlinder', reestrenada recientemente con motivo de su 25 aniversario, lleva la mala suerte a cuestas: no es recomendable coincidir con él en algún medio de transporte, siempre le secuestran a algún familiar o se mete en algún berenjenal inesperado que le pilla de soslayo. 'Venganza bajo cero' está más cerca de la reivindicable 'Infierno blanco' que de los títulos antes mentados, una cinta que tuvo menos tirón en la taquilla en su momento pero merece ser revisitada a conciencia para descubrir una aventura curiosa en la filmografia de Neeson. Hans Petter Moland se ha revisado a sí mismo, cargando las tintas en el humor sanguinolento, recreándose en las maniobras de ataque y exterminio del protagonista, perdiendo algo de atmósfera en su renovada propuesta.

Se mantienen los guiños a los Coen y hay quien encontrará, rebuscadamente, alguna cita a Tarantino. Si en la película original era el gran Stellan Skarsgård, sublime en 'Chernobyl', la serie del momento, el rey de la función, el vengativo rol queda igualmente bien parado en manos de Neeson, al que acompañan frente a la cámara Emmy Rossum ('El fantasma de la Ópera'), Laura Dern ('Terciopelo azul') y Julia Jones ('Wind River'), entre otros rostros en el límite del bien y el mal.

Laura Dern y Liam Neson en 'Venganza bajo cero'.
Laura Dern y Liam Neson en 'Venganza bajo cero'.

Neeson interpreta a un conductor de quitanieves, un hombre corriente, etiquetado como ciudadano ejemplar, que se ve involucrado en una pelea con varias bandas de narcotraficantes tras la muerte de su hijo. Para acabar con el enemigo utiliza todo tipo de triquiñuelas gracias a su amplia experiencia como profesional en maquinaría pesada. «Es un remolino de venganza, violencia y humor negro», comenta el propio actor sobre la película, definiendo el espectáculo con bastante precisión. 'Venganza bajo cero' se va retorciendo por momentos, aunque no exprime del todo el lado oscuro de personaje principal. No oferta nada especialmente reseñable, pero cumple con lo que promete e intenta cuidar algunos aspectos abandonados en este tipo de productos.

«En la película, los personajes femeninos son los que resultan suficientemente inteligentes como para poner distancia a las acciones de los hombres, o a su estupidez», afirma Moland. «Los hombres de esta película son autoritarios, engreídos, y sin el menor sentido del humor. Son mortalmente serios, o quizá están muertos».

Entrevista Liam Neeson: