Jon Favreau: «Con 'El rey león' soy consciente de que la memoria del público corre a mi favor»

El director Jon Favreau en la premiere en Londres de 'El rey león' el pasado 14 de julio.

El director del remake en acción real de 'El libro de la selva', regresa al universo Disney con la versión 'realista' de un clásico de animación

MARÍA ESTÉVEZLos Ángeles

El director Jon Favreau (Nueva York, 1966) ha hecho carrera delante y detrás de las cámaras, aunque es como realizador donde más ha sorprendido. Su versión animada y fotorrealista de 'El rey león' puede cambiar la industria del cine para siempre. Favreau apostó por efectos naturalistas donde la sensación de estar viendo imágenes reales es la razón de su existencia. Conseguir el tono era tan importante como contar con un gran elenco para dar voz a los protagonistas.

–¿Qué elementos de la versión original quería transmitir?

–La película presenta el corazón de África, un mito donde la naturaleza es protagonista. Pero además requiere humor e intensidad, una combinación para mantener el tono de la historia, que sea familiar para el público. Al mismo tiempo, he tenido la oportunidad de cambiar algunos momentos y darles más profundidad porque era necesario adaptarla al momento actual. Las libertades que me he tomado están más relacionadas con la estructura y el diálogo.

–Al adaptar una cinta tan conocida, ¿tuvo miedo de correr riesgos?

–No. Soy consciente de que la memoria del público corre a mi favor. Claro que todo depende de cuántas veces hayas visto la película (risas). Creo que hemos sido bastante fieles al original, con más humor que le ha dado consistencia a la historia. Estamos en otra era, en otro momento y eso se nota. Creo que los efectos visuales y la música van a sorprender en positivo.

–¿Fue difícil convencer a Beyoncé para participar en este trabajo?

–Es una artista muy ocupada y fue difícil coordinar su calendario para las sesiones de trabajo junto a los otros actores, pero lo conseguimos. Ella puso mucho empeño en encontrar el tiempo. Es una mujer increíble, que se preparó a fondo para el papel. Me gustó analizar el personaje con ella, su participación no consiste en esperar a que le toque el turno, al contrario, se concentró, aportó ideas y compartió tiempo con el resto del elenco.

–¿Por qué se decantaron por Donald Glover como Simba?

–Me impresionó su trayectoria, desde guionista de '30 Rock' hasta su trabajo en 'Community'. Fue mi hijo quien me lo presentó como Childish Gambino –su 'alter ego' musical–. Es, sin duda, un artista sorprendente y con muchísimo talento. Contar con él ha sido un honor. Los dos venimos del teatro de la improvisación y hablamos el mismo lenguaje. Nos hacemos reír el uno al otro y eso crea un ambiente de trabajo relajado.

Una imagen de 'El rey león'.
Una imagen de 'El rey león'.

–Usted viene de una forma de dirigir bastante tradicional, ¿qué ha supuesto rodar una película tan particular?

–Lo que he intentado como director es que la imagen quedé capturada en el ordenador y se sintiera de forma natural, casi accidental. Una aproximación diferente porque no hemos querido que las imágenes fueran perfectas. Ya había trabajado con este tipo de efectos en el pasado y hemos seguido el mismo tratamiento, permitiendo que los actores se grabaran en escenas largas de forma que si ocurría algo imprevisto, dejábamos que la tecnología lo cambiará en el ordenador para que los efectos visuales no fueran perfectos y la producción pareciera realista. Creo que emocionalmente esta película es muy real.

–¿Por qué decidió que su siguiente película como director después de 'El libro de la selva' fuera 'El rey león'?

–Creo que nadie quiere volver a ver otra película animada de 'El rey león'. Esta era una oportunidad de retomar la historia y analizarla desde otra perspectiva. Lo mismo que hicimos con 'El libro de la selva'. Es una oportunidad de perfeccionar y sacar punta a un proceso de realización que me gusta y me interesa. El mundo de la animación permite contar historias con música, donde los personajes actúan de una forma diferente. No niego que ha sido un reto enorme, pero me parece que hemos creado un filme diferente, que no se parece a nada de lo que se ha hecho en el pasado y, afortunadamente, la música nos ha ayudado a alcanzar las emociones sin perder frescura.

–Cuando dirigió 'El libro de la jungla' en 2016, filmó imágenes de acción real que incorporó luego a entornos digitales. Pero esta versión de 'El rey león' no tiene ninguna secuencia de acción en vivo. ¿En qué categoría clasificaría esta película?

–Bueno, es muy difícil. No hay animales reales y tampoco hay cámaras reales. Todo viene a través de las manos de los artistas. Pero decir que está animado creo que también es engañoso por las expectativas que se pueden crear y porque no es la animación que hemos conocido. Cambia la forma en que lo miras y, con suerte, podrías verlo sin compararla con el original.