Festival de Málaga

'Los días que vendrán' documenta un embarazo real y los miedos de una pareja

La actriz María Rodríguez, el director Carlos Marques-Marcet y el actor David Verdaguer presentaron 'Los días que vendrán'./
La actriz María Rodríguez, el director Carlos Marques-Marcet y el actor David Verdaguer presentaron 'Los días que vendrán'.

Carlos Marques-Marcet compite en Málaga con una ficción rodada durante año y medio con la absoluta complicidad de su pareja protagonista

BOQUERINI

'Helga' fue un documental alemán que causó furor en la pacata España de los años 60 del pasado siglo, porque presentaba con todo el realismo posible para la época un parto. Algo que nunca se había visto en el cine convirtiendo lo que no iba más allá de un documento médico en una película llena de morbo que sirvió de educación sexual a muchos españolitos de la época. Este miércoles se ha presentado en el Festival de Málaga 'Los días que vendrán', una historia de ficción próxima al documental sobre el proceso de embarazo y parto posterior de una joven pareja.

Se trata de la tercera película de Carlos Marques-Marcet ('10.000 kilómetros', 'Tierra firme') interpretada por David Verdaguer y María Rodríguez, pareja y padres de una niña en la vida real, que dan vida a la ficticia pareja formada por Lluís y Vir en el filme. La película, que funciona a la vez como un curso de educación sexual y de educación a la vida y a la maternidad, como la 'Helga' de los 60, se rodó durante 50 días a lo largo de un año y medio en un proceso colectivo muy colaborativo entre actores y director, en el que se refleja el embarazo real de María Rodríguez.

'Los días que vendrán' se inicia cuando Vir, de 30 años, y Lluis, de 32, tras un año de estar juntos descubren que están embarazados. Durante 9 meses se sigue la aventura de esta joven pareja, el giro enorme que dará su vida, sus miedos, sus alegrías, sus expectativas, y las realidades que durante su embarazo crecen ante ellos. Filmada a lo largo de los nueve meses de gestación de la pareja protagonista, y recogiendo el parto real de la madre de María Rodríguez, que recogió el nacimiento de la futura actriz, que sus padres habían grabado en video en su momento y que aquí pasa como el de la bebé de la ficción, la película muestra un minucioso proceso de aprender a ser tres cuando no se ha tenido tiempo de aprender a ser dos, explorando la dificultad de compartir con el otro esa experiencia tan trasformadora.

David Verdaguer y María Rodríguez en 'Los días que vendrán'.
David Verdaguer y María Rodríguez en 'Los días que vendrán'.

«Es una película que se ha hecho a sí misma, un rodaje atípico según la ficción que se hace, porque es ficción ya que los personajes actúan todo el rato», ha desvelado Carlos Marques-Marcet, a lo que David Verdaguer ha añadido divertido: «Soy mucho menos soso que el personaje que interpreto. Cuando en los ensayos se me escapaba una broma, Carlos de decía: 'Es buenísima, la va a decir María'. Para que una película parezca real hay que mentir mucho. Esta es una película preciosa». Para María Rodríguez la clave ha estado «en ponernos en las manos del director. Yo estaba embarazada y el tiempo corría. Confiamos en Carlos sin dudarlo y sintiéndonos libres porque no había ningún pudor».

'Los días que vendrán' ha buscado intencionadamente la mezcla de formatos (súper 8, VHS, 35 mm.) como manera de integrar la filmación del parto (por cesárea), grabado en VHS en el resto del filme, sin que se sepa a ciencia cierta que otras escenas grabadas también en VHS son reales o reconstruidas para la ocasión.

En una jornada dominada por el cine español se ha presentado también '7 razones para huir', una película compuesta por siete episodios entre el surrealismo y el absurdo, con un humor que provoca una sonrisa helada, dirigida por el crítico Gerard Quinto, el dramaturgo Esteve Soler y el exhibidor David Torras, que debutan en el largometraje. El filme adapta la 'Trilogía de la indignación' formada para la escena por 'Contra el progreso', 'Contra el amor' y 'Contra la democracia', escritos por Soler y representada en los escenarios de medio mundo.

Emma Suárez y Sergi López en '7 razones para huir'.
Emma Suárez y Sergi López en '7 razones para huir'.

Las siete historias llevan los títulos de 'Familia', 'Propiedad', 'Compromiso', 'Orden'», 'Trabajo', 'Solidaridad' y 'Progreso'. La primera de ellas, 'Familia' fue un cortometraje independiente que estuvo nominado al Goya, escrito por Soler y codirigido por los tres directores. Después se le han añadido los otros seis episodios para conformar el largometraje. Siete historias cotidianas con personajes llevados al extremo de sus circunstancias, con tramas y repartos independientes entre si, que toman el modelo de la argentina 'Relatos salvajes': Las historias de un matrimonio que intenta 'abortar' a su hijo adulto, una pareja a la que se le presenta el tercer mundo en casa, una escalera de vecinos que no recuerdan que va después del seis, un agente inmobiliario que intenta vender un piso con posibilidades, pero con el antiguo inquilino colgando de la lámpara, un matrimonio 'bien' con setecientos esclavos trabajando bajo el suelo, un hombre atropellado y una mujer que cree que no merece la pena llamar a la ambulancia, y una pareja a punto de darse el 'sí, quiero', hasta que la muerte los separe. Siete visiones surrealistas de una sociedad que no progresa.

Los protagonistas son Emma Suárez, Sergi López, David Verdaguer, Alain Hernández, Pepe Viyuela y un amplio etcétera. La película, cuyos episodios van de más a menos (el primero es realmente brillante) provoca risas inquietantes, ya que algo remueve por dentro al espectador. «El objetivo de la película es generar debate. Rompemos el género, en este caso la comedia, a base de introducir elementos de horror», dicen los directores. David Torras añade por su lado que «el objetivo es que mientras unos ríen los otros tengan un escalofrío o se pregunten hasta que punto no es inhumano lo que ocurre en la pantalla. El siglo XXI no da risas pero esta película es un modo sano de resistencia».

La tercera película del día, es una de esas producciones que en la pantalla se hacen grandes, 'La banda', ópera prima de Roberto Bueso, que también firma el guion. Situada en un pueblo de la Comunidad Valenciana y protagonizada por un grupo de actores que en su mayor parte debutan ante las cámaras como Gonzalo Fernández, Charlotte Vega, Pepo Llopis, Xavi Giner, Hugo Rubert o Inma Sancho, es una historia amable, romántica y con los sentimientos en un primer plano, en torno a los cinco amigos que integran la banda del pueblo. Una historia de iniciación y de recuperar lo que se deja atrás que se inicia cuando Edu, un joven músico que vive en Londres, regresa a su pueblo de la Comunidad Valenciana para asistir a la boda de su hermano. Este retorno despierta en él la necesidad de recuperar todo lo que dejó atrás, incluyendo familia, amigos y especialmente a Alicia, la novia de su mejor amigo, que se ha distanciado de ella.

«La película es un viaje de regreso que se convierte en un viaje interior del protagonista hacia algún tipo de madurez. Es también una despedida, la despedida de Edu con su tierra, su pandilla de amigos, su familia y de un ideal romántico, casi platónico, basado en la imagen del amor perdurado de sus padres», afirma Roberto Bueso. «Es una historia sencilla en torno a los amigos, el amor y el miedo a separarse de l que más quiere para perseguir su vocación».

'La banda', hablada en valenciano en su versión original, recoge muchos aspectos autobiográficos del propio director y guionista, que ha asegurado que sus referencias son 'Los inútiles' de Federico Fellini y de las películas de Louis Malle. «Soy un viejuno que tiro hacia el cine clásico», ha dicho. El centrarse en los músicos de una banda de pueblo ha sido porque «en los pueblos de Valencia, todos tienen su banda de música. Y un dato importante, el 50 por cien de los músicos españoles proceden de Valencia.

También este miércoles se ha presentado el primer capítulo de la 20 temporada de la serie 'Cuéntame como pasó' que lleva el título de 'La hora de la serpiente', con los Alcántara ya en el año 1988, en este primer episodio de la temporada con la celebración de la gran vida judía de Toni y Deborah en Londres, donde ocurre algo inesperado que cambia las sonrisas por lágrimas.. Los episodios de esta temporada están dirigidos por Óscar Aibar, responsable de largometrajes como 'Atolladero', 'Platillos volantes' o 'El gran Vázquez'. Los guiones los firma, como los de las temporadas anteriores, el cineasta Joaquín Oristrell.