Arthur Freed, el productor de los musicales de oro

Actor y compositor, estuvo detrás de los éxitos de la Metro Goldwyn Mayer de los años 40 y 50

Arthur Freed (a la derecha) junto al galardonado Robert Wise en los Premios Oscar de 1966./Reuters
Arthur Freed (a la derecha) junto al galardonado Robert Wise en los Premios Oscar de 1966. / Reuters
Boquerini .
BOQUERINI .

No todos los autores cinematográficos son directores o guionistas. Han existido productores que han dejado su huella personal en películas mucho más significativa que las de los directores que las firmaron. Y en el cine musical hay un productor imprescindible, que estaba detrás de aquellas deslumbrantes y coloristas producciones de la Metro Goldwyn Mayer de las décadas de los 40 y 50 del pasado siglo, Arthur Freed (1894 - 1973).

Este produjo durante más de dos décadas 53 inolvidables películas, pero además fue actor, compositor, letrista y fue el responsable de que el género musical alcanzase en la pantalla cotas nunca superadas.

Los inicios de Arthur Freed estuvieron ligados a los hermanos Marx, pero no en sus películas sino en los espectáculos de vodevil con los que recorrían Estados Unidos, como autor de canciones.

Pronto es contratado por la MGM como letrista de canciones. Su primera gran oportunidad le llega como productor asociado (sin acreditar) en la mítica 'El mago de Oz', en 1939. Su primer crédito como productor en solitario fue la versión cinematográfica del exitoso musical de Broadway, 'Babes in Arms' (también de 1939), conocida entre nosotros como 'Los hijos de la farándula', logrando que el no menos mítico Busby Berkeley dejase la Warner por la MGM para dirigir la película.

Escenas de tres películas producidas por Arthur Freed. De arriba a abajo: 'Un americano en París' (1951),,'Un día en Nueva York' (1949) y 'El Pirata' (1948).

El éxito hizo que siguiese produciendo más películas del tándem que habían formado Judy Garland y Mickey Rooney en 'Hijos de la farándula' como 'Armonías de juventud' o 'Los chicos de Broadway'. A la vez Arthur Freed llevó a una gran cantidad de talento de los teatros de Broadway a los platós de MGM: Vincente Minnelli, Betty Comden, Adolph Green, Roger Edens, Kay Thompson, Zero Mostel, June Allyson, Nancy Walker, Charles Walters, o los orquestadores Conrad Salinger, Johnny Green, Lennie Hayton entre muchos otros artistas.

Ayudó a conformar las carreras de estrellas como Gene Kelly, Frank Sinatra, Red Skelton, Lena Horne, Jane Powell, Esther Williams, Kathryn Grayson, Howard Keel, Cyd Charisse, Ann Miller y Vera-Ellen. Además sacó a Fred Astaire de la RKO donde estaba semijubulado y le llevó a la MGM donde inició una segunda vida como actor.

Más 'Lecciones de cine'

Entre los inolvidables musicales que produjo y en donde la huella de Arthur Freed es patente, están 'Por mi chica y por mi' (Busby Berkeley, 1942), 'Cita en St. Louis' (Vincente Minnelli, 1944), 'Ziegfeld Follies' (varios directores, 1945), 'El pirata' (Vincent Minnelli, 1948), 'Desfile de Pascua', varios directores, 1948), 'Un día en Nueva York' (Stanley Donen y Gene Kelly, 1949), 'Magnolia' (George Sidney, 1951), 'Un americano en París' (Vincente Minnelli, 1951), 'Cantando cajo la lluvia' (Stanley Donen y Gene Kelly, 1952), 'Melodías de Broadway' 1955 (Vincente Minnelli, 1953), 'Brigadoon' (Vincente Minnelli, 1954), 'Siempre hace buen tiempo' (Stanley Donen y Gene Kelly, 1955), 'Invitación a la danza' (Gene Kelly, 1956), 'La bella de Moscú' (Rouben Mamoulian, 1957) o'Gigi' (Vincente Minnelli, 1958). Por 'Un americano en París' y 'Gigi' ganó sendos Oscar, y un tercero, honorífico por toda su carrera, en 1968.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos