Susana Díaz: «Mi voluntad es agotar la legislatura, pero eso no depende sólo de mí»

Susana Díaz visitó ayer Medina Azahara, en Córdoba. /RAFA ALCAIDE / EFE
Susana Díaz visitó ayer Medina Azahara, en Córdoba. / RAFA ALCAIDE / EFE

Critica a quienes llevan «meses» centrados en la fecha de las elecciones autonómicas: «Están preocupados por su futuro y no por los andaluces»

E. P.SEVILLA

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, reiteró ayer que su voluntad es «agotar la legislatura», lo que supondría convocar las elecciones autonómicas en marzo de 2019, pero advirtió de que «no depende sólo de mi y algunos están exclusivamente en generar inestabilidad» y llevan «meses instalados en el adelanto electoral». Díaz se pronunció de este modo durante una entrevista en Canal Sur Radio en la que criticó a quienes llevan «meses» centrados en la fecha de las elecciones autonómicas «como si los andaluces fueran a votar algo distinto porque sean en otoño o en primavera», lo que atribuyó a que están «preocupados por su futuro y no por los andaluces».

«Yo lo que quiero, como todo gobernante, es agotar la legislatura, esa es mi voluntad, pero es verdad que no dependerá sólo de mi y algunos están exclusivamente en generar estabilidad, ya veremos», señaló la jefa del Ejecutivo andaluz, que descartó que la fecha de las elecciones autonómicas pueda abordarse en su reunión del próximo lunes con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. «No nos vamos a dedicar al cálculo electoral», garantizó, y criticó que algunos partidos «están instalados en el ruido y en la inestabilidad», mientras que su gobierno sigue trabajando y las elecciones llegarán «cuando toque». «Están instalados en el ruido, en generar inestabilidad, preocupados por su futuro y no por el futuro de los andaluces», apostilló antes de garantizar: «Yo estoy trabajando y voy a seguir trabajando».

Respecto a la próxima legislatura, que será «cuando toque», Susana Díaz dijo que supondrá «el salto definitivo de Andalucía al lugar que le corresponde y nos hemos ganado». Tras destacar los datos económicos que lidera Andalucía, entre los que señaló la creación de empleo, la presidenta consideró que esta circunstancia «tiene que permitir que suba el nivel de vida de los andaluces». Durante la entrevista, Susana Díaz se mostró muy crítica con el presidente de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, al que afeó que se dedique a «venir a Andalucía a meterse con el gobierno» porque se encuentra «desnortado» e instalado en la «frustración y la debilidad» desde la moción de censura que aupó a Pedro Sánchez a La Moncloa.

«Creo que Rivera intenta reforzarse a sí mismo pero cree que reforzándose aquí refuerza esa posición que nadie entiende en España», lamentó antes de censurar que en ocasiones haya «enmendado la plana» al líder andaluz de Cs, Juan Marín, para impedir «acuerdos de largo recorrido» como en financiación autonómica. A su juicio, lo que ocurre es que Rivera «se ha dado cuenta de que tiene 34 diputados, porque durante meses creía que tenía más de lo que tenía».

Asimismo, preguntada por el proceso interno de Podemos Andalucía, que se ha saldado con la elección de Teresa Rodríguez como candidata a la Presidencia de la Junta y, por tanto, el refuerzo a sus posiciones dentro del partido, Susana Díaz aseguró que en Andalucía, el que ha querido llegar a acuerdos con su gobierno «se ha entendido» pero, lamentó, «el PP-A y Podemos han pasado toda la legislatura impidiendo que hubiese estabilidad, impidiendo que hubiese presupuestos e impidiendo que se formara gobierno, en una pinza permanente».

Relación con Podemos

«Si a partir de ahora la posición de Podemos es otra, lo veremos, pero hasta ahora siempre han sido Podemos y el PP-A uniendo fuerzas en el Parlamento para impedir que Andalucía tuviera estabilidad y que Andalucía pusiera sobre la mesa medidas que mejoraran la calidad de vida de los ciudadanos», sostuvo.

Sobre su relación con Teresa Rodríguez, Susana Díaz afirmó que ella es «muy respetuosa» con todos los representantes del Parlamento porque son elegidos por los andaluces y, como presidenta, respeta profundamente lo que votan todos los ciudadanos, a la par que incidió en que más allá de lo que represente un partido u otro, «debe estar la defensa de Andalucía».

Y así, dijo que echa en falta que «esta izquierda de salón, a la hora de poner los intereses de Andalucía por delante de los intereses de sus partidos, nunca han estado, siempre han preferido unir sus fuerzas al PP-A antes que al Gobierno andaluz». Concretó que solo han podido sacar adelante juntos el acuerdo de financiación autonómica y en el resto «se han unido a la derecha cada vez que han podido para frenar los avances de Andalucía». Con todo, Susana Díaz dijo que mientras los demás partidos están celebrando sus primarias y hablando de fechas electorales, su gobierno está en su trabajo, toda vez que espera que cuando acaben sus procesos internos, «sean capaces de poner los intereses de Andalucía por encima de los de su partido».

Fotos

Vídeos