Salud garantiza la atención multidisciplinar de personas con trastornos de conducta alimentaria

Salud garantiza la atención multidisciplinar de personas con trastornos de conducta alimentaria

La Consejería trabaja ya en la puesta en marcha de las dos nuevas unidades de atención integral y en la revisión del Programa integral de salud mental de Andalucía (PISMA)

R. I.Sevilla

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha recordado este jueves en el Parlamento de Andalucía que la Junta de Andalucía trabaja ya en la puesta a punto de las dos nuevas Unidades Multidisciplinares Específicas para los Trastornos de Conducta Alimentaria, que prevén estar listas para el mes de septiembre. «Unidades creadas para prestar una atención integral a estos pacientes», ha señalado Aguirre.

Una de estas unidades será referente para Andalucía Occidental mientras que la otra lo será para Andalucía Oriental. Con su puesta en funcionamiento «se garantizarán los resultados en salud que estos pacientes necesitan y se dará respuesta a la demanda creciente que genera el aumento de prevalencia de esta patología», ha señalado el consejero.

Junto a esta puesta a punto el consejero ha recordado que «también se está realizando una revisión en el ámbito del Programa Integral de Salud Mental de Andalucía (PISMA) a través del desarrollo de un Proceso Asistencial Integrado Específico para los Trastornos de la Conducta Alimentaria». Este proceso tendrá su mayor repercusión en la Atención Primaria y contemplará medidas que van desde la promoción, educación para la salud y otras de carácter preventivas, así como un diagnóstico precoz y su posterior seguimiento.

Estas acciones «garantizarán el abordaje multidisciplinar de estos pacientes gracias a la continuidad asistencial entre Atención Primaria y asistencia hospitalaria contando de forma transversal con los equipos de Salud Mental», ha apostillado Aguirre.

En toda la comunidad autónoma hay 7.000 personas diagnosticadas con esta afección. Solo en el último año, las cifras de pacientes mayores de 18 años de este tipo de trastorno han supuesto en nuestra comunidad 45 ingresos.

Jesús Aguirre ha manifestado que «pese a que el tratamiento de esta enfermedad es largo y complejo, el porcentaje de curación se sitúa alrededor del 70%». Para contribuir con estas cifras «el tratamiento debe llevarse a cabo desde un equipo multidisciplinar, formado por diferentes especialistas, para poder proporcionar a la persona un tratamiento integral que aborde todas las causas y consecuencias de la enfermedad», ha señalado.