PSOE y Adelante Andalucía acusan a la Junta de gobernar «para una minoría de ricos»

PSOE y Adelante Andalucía acusan a la Junta de gobernar «para una minoría de ricos»

Mario Jiménez, la voz del PSOE en la Cámara durante la pasada legislatura, cargó con dureza contra el actual Gobierno, al que acusó de ser «cien por cien incapaz»

ADRIÁN GONZÁLEZSevilla

PSOE y Adelante Andalucía dibujaron este martes un negro y desolador balance de los primeros tres meses de andadura del Gobierno que encabeza Juanma Moreno. Desde la oposición, ambas formaciones aseguran que tan sólo han visto desfilar medidas aprobadas para favorecer a las clases más pudientes, proyectos anunciados en campaña que finalmente no se han concretado y, sobre todo, una supuesta complicidad con Vox y un indisimulado retraso de la aprobación de los Presupuestos con el objetivo de cruzarse en el camino de las distintas citas electorales.

De esa forma se expresaron ayer los portavoces parlamentarios de ambas formaciones. El más contundente fue Mario Jiménez, la voz del PSOE en la Cámara durante la pasada legislatura. Con su partido fuera del poder por primera vez en casi 37 años, cargó con dureza contra el actual Gobierno, al que acusó de ser «cien por cien incapaz», de «carecer de proyecto político» y de intentar ejercer sus funciones «desde la falsedad, el rencor y la revisión de todo lo hecho anteriormente».

La principal etiqueta que el PSOE andaluz atribuye al Ejecutivo que conforman PP y Cs es la de «gobernar para lo más ricos» y, en especial, «para esos 300 andaluces beneficiados con la eliminación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones». Jiménez puso así en el centro de la diana la medida estrella aprobada por el nuevo Gobierno andaluz, la de la primera bajada de impuestos, una «injusticia social» a su entender porque «beneficia 30 veces más a los más privilegiados» que a las clases medias «regalándoles 40 millones de euros». «Es un aviso a navegantes para la mayoría social de este país», alertó.

El resto del balance es igual de sombrío. Los socialistas afean a PP y Cs que se hayan limitado durante sus primeros cien días, aún sin cumplir, a utilizar infinitivos, entre ellos los de «acordar, instar, solicitar, impulsar, facultar, pedir, recabar...», pero que hayan olvidado el principal, el de «aprobar», porque su trayectoria legislativa se limita a un único decreto-ley.