Los políticos se equivocan más que las encuestas

Ningún líder de los principales partidos andaluces vaticinó durante la campaña la fuerte irrupción de Vox. Estas fueron las declaraciones de Juanma Moreno o Susana Díaz

El juez Serrano con Santiago Abascal en una rueda de prensa en Sevilla/Efe
El juez Serrano con Santiago Abascal en una rueda de prensa en Sevilla / Efe
Quico Chirino
QUICO CHIRINO

El 3 de diciembre fue el día de 'ya lo dije yo'. Sucede siempre que sobreviene una noticia que nadie había publicado antes. Da igual que sea el traspaso de Cristiano Ronaldo, la detención de un corrupto o la irrupción de Vox con doce diputados en el Parlamento andaluz. Los periodistas nos aferramos entonces a la insinuación entrelíneas que hicimos en un artículo, tan sutil que nadie interpretó. A un tuit con escasa repercusión o un comentario en la redacción que nunca nos atrevimos a escribir para no perder la poca credibilidad que aún nos queda.

Pero hay quien se equivoca en sus pronósticos más que los periodistas y las encuestas. Incluso que las encuestas realizadas por comisarios políticos.

Días antes de arrancar la campaña entrevisté a Susana Díaz, que estaba convencida -como los periodistas- de su victoria holgada.

Este fue el titular, que visto ahora parece tan atinado como un tiro en el pie -ya sea el izquierdo, el derecho o el ultraderecho-:

«Cuando pase el 2D hablaré con todos y espero que hayan aprendido que si uno no puede formar gobierno no puede impedir que se gobierne».

Le pregunté en aquella entrevista indirectamente por Vox y, sin dar el nombre, fue la propia candidata socialista quien los introdujo en su respuesta:

-¿Teme que el clima generado provoque la entrada de posiciones más extremas en Andalucía?

-Los extremos no son buenos para la democracia. El auge de VOX está ligado al 'blanqueo' al que le somete Casado. Cuando dice que el discurso xenófobo, egoísta, de no condenar la violencia hacia las mujeres… le suena bien, está 'blanqueando' a VOX. Su auge se debe al complejo del PP.

Ese ha sido el error táctico de Susana Díaz. Que tras recibir los trackings internos de la última semana fue ella misma quien convirtió a Vox en actor electoral antes incluso de que se ganaran ese rol en las urnas. No es que el PP lo haya 'blanqueado'; más bien que el PSOE quiso dibujar las tinieblas. Los mismos socialistas que han justificado 36 años de gobierno en Andalucía porque así lo decidieron libremente los andaluces no pueden cuestionar ahora un resultado electoral, achacarlo a la baja participación o a que sus votantes se quedaron en casa.

Quizás Susana tendría que intentar averiguar por qué lo hicieron. Pero Susana nunca tuvo asesores que le explicaran la derrota y todavía anda convencida de que ha ganado.

También entrevisté a Juanma Moreno, cuando Vox ya llenaba los mítines:

«Son las mismas personas que van a todos los actos. Desde el punto de vista estratégico es una demostración de fuerza pero no supone en absoluto que haya posibilidad de irrupción», respondió.

-¿Cuál será el impacto de VOX en estas elecciones? También sale a robarle espacio al PP, le pregunté. Y este fue su vaticinio:

-En nuestras encuestas está muy lejos de conseguir un diputado. A más de tres puntos. Auguro que no sacará ningún escaño pero sí puede hacernos perder alguno. Es más, la caprichosa ley D'hont puede hacer que, en algunas circunscripciones, votos de VOX beneficien a Podemos. Alguien que vote a VOX pensando que va a tener un diputado puede resultar que al final su voto se convierta en apoyo a una fuerza radical como Podemos.

Tampoco Albert Rivera, a escasos cuatro días de las elecciones, presagiaba mayor éxito a Vox que el de pelear por entrar siquiera testimonialmente en el Parlamento:

–Susana Díaz ha preguntado a Ciudadanos si estaría dispuesto a pactar con PP y Vox. No han respondido. ¿Estaría dispuesto?

–Yo estoy dispuesto a pactar con los andaluces para ganar las elecciones. Hay otros partidos que están peleando legítimamente por entrar en un Parlamento. Ese partido ya se presentó a las autonómicas y las europeas. No dejemos que los votos se queden fuera, vamos a intentar concentrar los votos en Ciudadanos. Lo que teme ella –por Susana Díaz– es que haya una suma alternativa. Y a partir de ahí, especular con diálogos con esos partidos es algo que no voy a hacer faltando cinco días de las elecciones. Hay dos tiempos distintos. El de Ciudadanos es intentar encabezar un gobierno alternativo. Y para otros partidos extraparlamentarios su aspiración es entrar en el Parlamento legítimamente. No me voy a dedicar a hablar de los demás.

Y en la entrevista que publicamos con la cabeza de lista de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, no aventuraba un resultado muy diferente al de 2015:

–Pero si dice que nunca va a permitir que la suma de las derechas gobierne…

–Es que eso no va a pasar. De momento las encuestas no dicen que eso vaya a pasar. Los sondeos dibujan un escenario muy similar al de las anteriores elecciones, excepto que algunas fuerzas políticas subimos y otras bajan.

Hay todavía quien se equivoca más que las encuestas. Los propios políticos.

Más artículos en el blog de Quico Chirino

 

Fotos

Vídeos