«Antonio Maíllo y yo no competiremos, iremos en la misma lista, formaremos un tándem»

La líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez. /E. P.
La líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez. / E. P.

Teresa Rodríguez Coordinadora general de Podemos Andalucía

MARÍA DOLORES TORTOSASEVILLA

Las primarias en Podemos Andalucía para las candidaturas a las elecciones andaluzas, cerradas este pasado lunes, han reforzado el liderazgo de Teresa Rodríguez tanto de forma interna en la organización en esta comunidad como frente a la dirección nacional del partido morado. Rodríguez dobla el pulso a la cúpula de Pablo Iglesias, que ha cuestionado su modelo de partido en Andalucía más autónomo e independiente de Madrid y su confluencia de iguales con Izquierda Unida. Sobre ello reflexiona Rodríguez al finalizar el Pleno del Parlamento este jueves, quizás el último de la legislatura si hay adelanto a otoño.

-Me llamó la atención que calificara el resultado de las primarias como un 28F de Podemos. ¿Por qué?

- Así lo vivimos. La mejor forma de ganar en Andalucía era con un espacio de decisión propia. Como ha tenido cierta épica y ha tenido cierta dificultad y ha habido días muy pesantes entre compañeros, pues una vez resuelto y resuelto con tanta claridad, lo hemos vivido muy bien. Lo hemos celebrado como un punto de inflexión.

- ¿Da por cerrado el conflicto con Madrid después de las primarias?

- Sí, claramente, porque se ha decidido autorregularnos y eso ha supuesto, dentro de un marco de coherencia en el proyecto de Podemos en el que seguimos trabajando, como una autodeterminación, un proceso en el que se ponga a Andalucía en el centro.

- Eso ya se votó cuando ganó la secretaria general en 2016. ¿No habían conseguido la autonomía que pedían?

-Algunas cosas hemos conseguido, la cuestión financiera. Tenemos control de nuestras cuentas y ya no tienen que pasar por Madrid como antes, pero queda pendiente la descentralización del censo que para nosotros es fundamental. Hay sitios donde la gente ni se conoce entre sí pese a estar inscritos en Podemos, eso en el medio rural es importante. Eso es lo que vamos a pedir en una reunión que tenemos la semana que viene en Madrid. Ya se aprobó en Vistalegre II, ceder los censos autonómicos, pero no se ha llegado a hacer.

-¿Qué otras cuestiones hay para esa autonomía?

- Elegir a los propios candidatos e ir a una circunscripción provincial era lo que pedíamos y es ahora cuando se ha puesto en marcha.

-¿Cree que estas primarias marcan el camino a otros territorios?

-Creo que sí. Me he dado cuenta a posteriori. Mucha gente se ha puesto en contacto conmigo para decirme que quieren hacer algo parecido en sus territorios.

- ¿Pablo Iglesias le ha llamado para felicitarla?

-Pablo Iglesias no me ha llamado, pero está muy justificado. Pablo no está en ningún sitio desde el nacimiento de sus hijos prematuros, no pone ni un solo tuit ni un post. Está disculpado. De hecho soy yo la que tengo que ponerme en contacto con él porque hace tiempo que no le pregunto de forma directa cómo va la cosa. Hablaré con él no de las primarias, sino para ver cómo están. El órgano de dirección sí me ha felicitado, como Pablo Echenique.

-Echenique le ha animado a desalojar al susanismo de la Junta. ¿Por qué esa distinción entre PSOE y susanismo?

- Porque nosotros entendemos que el PSOE andaluz, al ser un feudo de 40 años en el Gobierno y la administración, ha dado lugar a una segunda generación de socialistas que directamente se ha profesionalizado en la política desde la más tierna infancia, una generación que nosotros llamamos susanismo, que es un fenómeno andaluz.

- Son los 'aparatchi' de todos los partidos, salvo en el suyo porque es nuevo.

- Sí, pero me estoy refiriendo a cómo copan todo en la administración en Andalucía, desde el gerente de un hospital al Centro Andaluz del Flamenco son cargos de libre designación, hay una red tan enorme de cargos que no son gubernamentales vinculados al partido que yo creo que uno se afilia al PSOE para ocupar un cargo.

Candidata a la Junta

-Una vez que hay vía libre a la confluencia de iguales con IU. ¿Quién será candidato a la Presidencia, Antonio Maíllo o usted?

-Eso importa poco. En septiembre ni siquiera van a ser las primarias definitivas de la confluencia para hacer las listas electorales. Vamos a empezar a trabajar el programa. Vamos a hacer una ruta por las provincias sobre alternativas a los problemas más graves de Andalucía. En esa ruta programática igual pescamos a más gente y la incorporamos a la segunda vuelta de las primarias.

- ¿Se van a presentar los dos?

- Vamos a presentarnos, pero no el uno contra el otro.

-¿Irían en la misma lista?

- Iríamos en la misma lista.

-¿Uno de candidato a la Presidencia y otro a la Vicepresidencia?

- Por ejemplo. A nosotros nos gusta mucho el tándem. Nos compensamos bien. Tenemos características complementarias.

- Algo pragmático, ¿en los debates electorales con Susana Díaz y otros candidatos, ¿quién participaría, usted o Maíllo?

-No sé, igual lo echamos a suertes (sonríe). No lo sé. Si hay varios nos turnaremos y si hay uno, ya veremos.

- ¿Las perspectivas electorales son mejores habiendo ganado estas primarias y el modelo de confluencia con IU de iguales que propone?

- Sí, habíamos hecho una encuesta y esta nos revela que las perspectivas serían mejores con la confluencia, que hay votantes del PSOE que no simpatizan con Podemos ni con IU, pero sí con la confluencia, que la confluencia les gusta. Hay un 13% que se pronunciaba así. Tenemos que incorporar a ese 13%.

La marca electoral

- ¿Adelante Andalucía será la marca electoral?

- Eso lo vamos a decidir la semana que viene en el grupo de confluencia de todas las organizaciones.

- ¿Su opinión personal cuál es, que sí será ésta la marca?

- No lo sé, soy mala para elegir nombres. Tiene que tener tres condiciones, que Andalucía esté en el centro del nombre, que aparezca Podemos e Izquierda Unida, pero que IU no aparezca como subalterna a Podemos, porque esa es la razón por la que la gente de IU en nuestra encuesta se retrae en votar la confluencia. No es la gente de Podemos, sino la de IU la que se retrae. No le gustan sentirse subalternos, llevan muchos años peleando para que lleguemos nosotros y digan los niñatos estos nos ningunean. A mi me parece muy razonable (el trato de iguales).

- Intentan enganchar el andalucismo que se perdió con la desaparición del PA. ¿Por qué?

- En la encuesta que hicimos veían a Podemos como una fuerza muy madrileña y necesitamos decirle que no lo somos. Por eso el nombre de Andalucía en la marca electoral. Este proceso nos va ayudar a eso. Y tenemos el privilegio de contar con aquellos que dieron la batalla por ser andalucistas y de izquierdas.

- La palabra izquierda no aparece en el proyecto.

- Para mí no es relevante. Pero Izquierda Unida desde luego la va a llevar.

-¿Cómo resumiría su experiencia personal esta legislatura?

-Estoy orgullosa del trabajo hecho por el grupo, de 16 leyes y 4.500 iniciativas. En el plano personal, echo mucho de menos mi vida anterior, el instituto, los chavales, las clases, pero si he estado toda mi vida adulta peleando con que no quería esto u lo otro, si me dan la oportunidad de hacerlo no podía decir que no y seguir en la resistencia. Hubiera sido una traición a mí misma, no estaría contenta si hubiera renunciado a cambiar las cosas por la vía de la propuesta. Más allá de eso, me sigue resultando un lugar extraño después de tres años.

Fotos

Vídeos