El 'Open Arms' llega al puerto de Algeciras con 87 inmigrantes, 12 de ellos menores

Efe I EP

Todos ellos han ido desembarcando uno a uno y a su bajada del barco han sido recibidos por efectivos de la Cruz Roja que les han ido poniendo mantas en los hombros y les han trasladado a un hospital de campaña, instalado en el propio muelle, para una primera revisión

AGENCIASAlgeciras

El buque 'Open Arms', embarcación de la ONG Proactiva Open Arms, en el que viajan 87 inmigrantes y refugiados rescatados en aguas del Mediterráneo frente a las costas de Libia, ha llegado este jueves en torno a las 8:45 horas al puerto de Algeciras (Cádiz).

Según ha informado una portavoz de Open Arms a Europa Press, los migrantes han ido desembarcando uno a uno y a su bajada del barco han sido recibidos por un Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE) de la Cruz Roja que les ha ido poniendo mantas en los hombros y les ha trasladado a un hospital de campaña, instalado en el propio muelle, para una primera revisión.

Posteriormente, autobuses de la Guardia Civil han ido trasladando a los migrantes, entre los que se encuentran un total de 12 menores, de los que seis, además, no están acompañados, en pequeños grupos al CATE, que se encuentra a unos 700 metros del muelle de Crinavis.

En torno a las 8:45 horas el barco ha llegado a una zona del puerto algecireño muy cercana al muelle de Crinavis, el previsto para su atraque, por lo que ha sido más de media hora después, ya sobre las 9:25 horas, cuando el 'Open Arms' ha amarrado definitivamente para el desembarque.

Alguno de los inmigrantes que han llegado en esta embarcación portaba una pequeña pancarta en la que reza 'Gracias España' con un corazón.

En el citado muelle aparte del Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE), compuesto por unas 30 personas que les ofrecerán las primeras atenciones médicas, se ha situado un dispositivo formado por miembros de Guardia Civil, Policía Nacional y entidades como Acnur o CEAR.

Tras pasar por el triaje de la Cruz Roja y quedar a disposición policial para su identificación en el CATE de Crinavis, los migrantes pasarán a la Fase de Estabilización y Derivación en el nuevo Centro de Acogida, Emergencia y Derivación de Chiclana.

A estos 87 inmigrantes, según ha señalado el Gobierno central, no se les tratará «de manera excepcional o especial», por lo que su condición será la misma a la de los rescatados a diario en pateras en el Estrecho «y se seguirán los protocolos establecidos para su atención y acogimiento».

Cabe recordar que este buque de rescate ha desembarcado en puertos españoles en dos ocasiones durante este verano con personas rescatadas en aguas del Mediterráneo, tras recibir 'luz verde' del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

El pasado 4 de julio llegó a Barcelona con 60 migrantes a bordo y el 21 desembarcó en el puerto de Palma a una mujer de Camerún y a los cadáveres de una mujer y un niño. Así, ésta ha sido la tercera vez en este verano que el buque 'Open Arms' atraca en un puerto español.

Críticas de la ONG

La ONG Proactiva Open Arms ha denunciado que se están incumpliendo las normas internacionales en rescates de inmigrantes en el Mediterráneo. Estas normas establecen que los náufragos y personas rescatadas en situaciones que hayan puesto en peligro su vida sean trasladados a un puerto seguro en el menor tiempo posible, según ha declarado en conferencia de prensa posterior al desembarque de hoy el jefe de operaciones de Open Arms, Ricardo Gatti.

Gatti ha asegurado que, si en vez de inmigrantes africanos indocumentados se tratara de náufragos de veleros, cruceros o ferrys no se procedería del mismo modo y se les facilitaría el transporte al puerto seguro más próximo.

Por este motivo la ONG ha denunciado en un juzgado de Palma de Mallorca a los guardacostas libios y al mercante Triades, de bandera gibraltareña, a los que acusa de haber abandonado a las tres personas -dos ya cadáveres y una mujer- a las que rescató también frente a Libia el 16 de julio.

En aquel caso pudieron desembarcar en Palma a la mujer y a los dos cadáveres -uno de un menor que llevaba muy poco tiempo muerto, según certificó un médico de la ONG- que, según Open Arms, fueron abandonados por los guardacostas y el mercante denunciados.

El coordinador de Operaciones de la ONG, Gerard Canals, al ser preguntado por la designación del puerto de Algeciras para su desembarque, en vez de otros más próximos, ha señalado que la denuncia judicial «no es la forma más adecuada de tratar con las autoridades», en alusión al caso español e italiano.

Canals ha asegurado que «tiene sentido seguir y seguiremos igual», ya que el Open Arms partirá mañana con rumbo a Barcelona para cambiar de tripulación, someterse a una revisión y volver a tratar de rescatar personas frente a las costas de Libia.

Fotos

Vídeos