Una mujer, hospitalizada con múltiples cortes tras ser apuñalada por su suegra

La detenida, en el domicilio familiar, en Benalmádena./IDEAL
La detenida, en el domicilio familiar, en Benalmádena. / IDEAL

La presunta agresora, de 61 años y de origen chino, ha ingresado en prisión tras ser detenida por homicidio en grado de tentativa

JUAN CANO / ÁLVARO FRÍASMÁLAGA

Una mujer de 36 años y de origen chino ha sido hospitalizada con múltiples cortes en el rostro y en las extremidades tras ser apuñalada presuntamente por su suegra, de 61, que ha sido detenida por la policía acusada de un delito de homicidio en grado de tentativa. El juez decretó su ingreso en prisión.

Los hechos sucedieron sobre las dos y media de la madrugada del domingo, cuando una mujer telefoneó a la sala del 091 para alertar de que había escuchado fuertes ruidos en un domicilio de Benalmádena y que posteriormente se encontró a su vecina ensangrentada y pidiendo auxilio.

Al llegar, los agentes hallaron a la víctima en el jardín de la comunidad sangrando abundantemente y con numerosos cortes por todo el cuerpo. Al comprobar su estado, solicitaron asistencia médica con carácter urgente. Junto a ella, también ensangrentado, encontraron a su marido.

La mujer, que estaba consciente, pero hablaba con dificultad, les aclaró que la autora de la agresión había sido su suegra, que aún se encontraba en la vivienda. Al entrar en la casa, que tiene dos plantas, los policías comprobaron que el interior estaba revuelto y que había gotas de sangre en el suelo. En el salón dormía, ajeno a todo, un niño de ocho años, hijo de la víctima y de su marido.

Tras asegurar la primera planta, los agentes se percataron de que por las escaleras descendían dos personas, un hombre y una mujer, que resultaron ser los suegros. Habían venido a Benalmádena para pasar unos días de vacaciones (de hecho, tenían previsto emprender el viaje de vuelta a China a la mañana siguiente). Los policías les pidieron que levantaran los brazos y que bajaran lentamente. Entonces, pudieron ver que la mujer estaba llena de machas de sangre.

La víctima confirmó a los agentes que la autora de la agresión había sido ella y que el marido de ésta solo había intentado ayudarla. «Mi suegro me ha salvado la vida», balbuceó la mujer. Los policías encontraron en el salón, cerca de donde dormía el menor, el «cuchillo-hacha» que presumiblemente utilizó para atacarla.

Al parecer, todo comenzó a raíz de una discusión entre la víctima y su marido motivada, según las pesquisas, por la educación del niño. Pasada la medianoche, el hombre, su padre y el hijo de la pareja se durmieron en el salón, mientras que la mujer y su suegra se acostaron en dos habitaciones de la segunda planta.

Sobre las dos de la madrugada, la detenida -que tiene problemas psíquicos- habría abordado sorpresivamente a su nuera mientras dormía y habría comenzado a apuñalarla. De hecho, aunque inicialmente ingresó en el Hospital Clínico, posteriormente tuvo que ser derivada a Carlos Haya, ya que las lesiones requerían cirugía maxilofacial. Afortunadamente, su vida no corre peligro.

Fotos

Vídeos