Miles de olivareros protestan por «el robo» en el precio del aceite y piden «soluciones y no palabras»

Miles de olivareros protestan por «el robo» en el precio del aceite y piden «soluciones y no palabras»

Dicen que el precio se encuentra por debajo de los costes de producción

EUROPA PRESS

Miles de olivareros convocados por COAG-A y UPA-A, apoyados por UGT y CCOO, protestan este martes en Sevilla por «el robo» que supone el bajo precio del aceite de oliva en origen, que se encuentra por debajo de los costes de producción, y piden «soluciones y no palabras» para afrontar esta situación.

La manifestación, a la que no se suman Asaja, Cooperativas Agro-alimentarias, ni fabricantes, ha comenzado su marcha sobre las 10,30 horas, desde el estadio Benito Villamarín y avanza hasta el Palacio de San Telmo para luego dirigirse a la Plaza España donde se encuentra la Delegación del Gobierno en Andalucía. En la misma, han participado representantes del PSOE-A, de Ciudadanos y de Adelante Andalucía.

Bajo el coro de agricultores que gritan 'No es justo' o 'Queremos un precio justo', el secretario general de COAG-A, Miguel López, ha detallado a los periodistas que el precio del aceite ronda los dos euros cuando «debería estar por encima de los tres euros», lo que significa «un robo de 1.500 millones de euros, que se queda la industria, las envasadoras y la distribución».

Ante esta situación, ha reclamado abordar el problema de manera «urgente» teniendo en cuenta que el sector no parará las movilizaciones «hasta que no esté arreglado», hasta el punto de que prevén una nueva movilización en el mes de septiembre en Madrid, e incluso llegar a Bruselas.

Por su parte, el secretario general de UPA-A, Miguel Cobos, ha alertado de que «sobran especuladores» en el sector y ha advertido de que se trata de una manifestación demandada por el sector y «no es política sino legítima».

Entre sus peticiones, estas organizaciones agrarias demandan actualizar los umbrales de referencia para el almacenamiento privado, la autoregulación del sector, medidas de control por parte de la Junta, medir en frontera la calidad de las importaciones de aceite. «No queremos más palabras, queremos hechos que solucionen el problema», ha señalado Cobos.

Así, ha reprochado que haya «una maniobra especulativo por intermediarios» frente a un sector «atomizado» que, a su juicio, necesita apoyo y medida para concentrar la oferta.

Políticos

La presencia de políticos del PSOE-A, Cs y Adelante Andalucía en la manifestación ha sido recibida con algún abucheo y pitadas, estas también se han extendido a la organización agraria Asaja que no se ha unido a esta manifestación.

El secretario de Medio Rural, Agricultura y Pesca del PSOE-A, Antonio Pradas, ha destacado la defensa de los socialistas andaluces al olivar, que representa más de 200.000 agricultores y más de 18 millones de jornales al año. «El aceite representa ahora mismo la punta de lanza de las exportaciones y de la industria agroalimentaria de Andalucía y de España», ha apuntado.

De esta manera, ha demandado acabar con un sistema especulativo que ha llevado al aceite de oliva a estar por debajo de los costes de producción, con una caída de más de un 30 por ciento en los últimos meses, lo que hace «inviable» al sector. Ha señalado que el olivar está manteniendo en este momento el medio rural y el empleo de las cooperativas y, por ello, hay que estar todos unidos para defender «con uñas y dientes el precio del aceite».

Entre las peticiones a la Junta de Andalucía, ha señalado los controles de calidad al aceite que impidan que entre de fuera aceite de menos calidad que está «contaminando el mercado y bajando los precios». «Estamos contra los movimientos especulativo que por parte de algunos grupos inversores se están haciendo apostando por olivar intensivo frente al olivar tradicional y de montaña», ha indicado Pradas.

Asimismo, ha exigido que en la nueva Política Agrícola Comunitaria (PAC) se prime el cultivo tradicional con una mayor inversión de la que reciban esas grandes explotaciones intensivas que «no benefician al empleo, que necesita más agua y que, en nada, están beneficiando el precio del aceite de oliva».

Representando a Cs, han acudido a la protesta la diputada y secretaria de Organización, Mar Hormigo; los diputados nacionales Marián Adan y Pablo Cambronero, y el parlamentario andaluz Enrique Moreno, quienes han asegurado que el partido naranja «siempre va a ser un aliado del sector del olivar».

De igual manera, han exigido «más sensibilización» y «medidas concretas» al Gobierno central para estos agricultores, «que pasan momentos muy difíciles con unos precios que no son sostenibles».

«Tenemos que seguir luchando y reivindicando unos precios justos», han abundado antes de defender las medidas que en este marco ha adoptado el Gobierno andaluz y garantizar que llevarán este asunto al Congreso ante el «abandono del PSOE».

Por Adelante Andalucía, la diputada María García Bueno y la portavoz parlamentaria, Inmaculada Nieto, han avisado de que «no es suficiente con declaraciones de buenas intenciones, hacen falta medidas que garanticen precios justos», toda vez que creen que «tanto la Junta como el Gobierno central tienen que garantizar que se fortalece la producción y el ciclo integral del olivar en Andalucía».

Y es que, como ha apuntado Nieto, «no solo estamos para cosechar el aceite, también queremos distribuirlo, comercializarlo y aumentar el tamaño del valor añadido que se genera y que se quede en Andalucía«.

«La Junta tiene competencias para garantizar la trazabilidad del aceite e impedir que se siga incorporando aceite de países terceros tirando los precios», mientras el Gobierno central «tiene que intervenir sin más demora», ha zanjado.