La Junta de Andalucía ultima ya la nueva ley que reforzará la protección a la infancia

La consejera y las entidades y asociaciones que trabajan con menores, ayer en Sevilla. /J. L. PIEDRA
La consejera y las entidades y asociaciones que trabajan con menores, ayer en Sevilla. / J. L. PIEDRA

La consejera de Igualdad se reúne con las entidades y asociaciones que trabajan con menores para analizar sus propuestas

JOSÉ LUIS PIEDRASevilla

La nueva Ley de Infancia y Adolescencia de Andalucía entra en la recta final para su futura aprobación por parte del Gobierno andaluz. La Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación está ultimando ya el trámite de esta nueva norma que verá la luz próximamente y que tendrá, entre otros objetivos, el refuerzo de la protección de los menores y la priorización en los gastos necesarios para su atención. No en vano, los nuevos presupuestos que aprobará esta misma semana el Consejo de Gobierno para este año ya contemplarán las primeras partidas para las actuaciones que se desarrollarán en este ámbito en el marco de esta nueva ley.

Así lo confirmó ayer la titular de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, que mantuvo ayer en Sevilla una reunión con representantes de las entidades y asociaciones que trabajan con menores y adolescentes y que están participando en los diferentes procesos de tramitación de esta iniciativa legislativa que se encuentra en fase de anteproyecto.

El departamento que dirige la consejera onubense pretende que cada año las leyes presupuestarias que se vayan aprobando contemplen las asignaciones para las actuaciones para la infancia, puesto que la propia ley recoge como principio rector la prioridad presupuestaria en el desempeño de las competencias que tiene asumidas la Junta de Andalucía en esta materia. La consejera puso de relieve que la Administración autonómica tiene el firme compromiso para que la infancia esté presente en todas las políticas del ejecutivo andaluz y, consecuentemente, se invierta en ella de manera prioritaria y permanente.

En este sentido, la responsable de Igualdad puso de manifiesto la necesaria transversalidad de las actuaciones y medidas que se lleven a cabo sobre infancia y adolescencia, de manera que no sea un asunto únicamente de las administraciones públicas, sino de toda la sociedad. Como novedades, el anteproyecto recoge iniciativas como la remuneración total a las familias de acogida con la finalidad de priorizar esta atención por encima de otras fórmulas como las residencias, así como la ampliación del acompañamiento y la atención de estos jóvenes por parte de la Administración hasta los 25 años para que no estén desatendidos una vez que cumplan los 18, edad que marcaba hasta ahora esta prestación. Además, el texto legal incluye otras novedades como su apuesta clara por la prevención y también la regulación y establecimiento de un régimen sancionador más desarrollado y concreto que el actual.

La norma se encuentra en un estado muy avanzado de elaboración y tramitación «pese al año estéril que fue 2018 para su impulso por la falta de iniciativa por parte del anterior ejecutivo socialista», criticó la consejera.

Su censura hacia los socialistas no se limitó solo a los anteriores gestores de la Consejería, sino que fue mucho más allá al cuestionar la postura del PSOE-A en el Parlamento andaluz por su reciente iniciativa «electoralista» con la presentación de una proposición no de ley relativa a esta norma. Rocío Ruiz mostró su perplejidad con el apresuramiento ahora de los socialitas en la Cámara autonómica con esta propuesta que estaba basada en el borrador de este anteproyecto pero sin contemplar las novedades que se habían incorporado para mejorar su texto. A su juicio, «con todo ello es fácil deducir que se trataba de un tema de campaña y desde la Consejería creemos que los menores no pueden ser un asunto electoralista».

El expediente de la nueva norma se encuentra actualmente pendiente del informe económico de la Dirección General de Presupuestos de la Consejería de Hacienda, Industria y Energía, trámite previo a su remisión al Consejo Consultivo, que será la antesala a su llegada al Consejo de Gobierno para su definitiva aprobación. Se trata de un texto que tiene ya incorporadas las alegaciones que se plantearon en el trámite de audiencia y de información pública, así como las observaciones del propio gabinete jurídico de la Junta.

Competencias

Este anteproyecto aspira a garantizar la protección a la infancia y adolescencia en Andalucía a través de la regulación de los derechos y deberes que asisten a estos menores, definiendo el ámbito competencial de la Junta de Andalucía. El anteproyecto establece el desarrollo de un sistema de información e indicadores que permita medir y conocer el bienestar real de la infancia y adolescencia para, a partir de ese diagnóstico, implementar las políticas públicas dirigidas al desarrollo integral y adecuado de los menores en la comunidad. La futura norma aboga también por la participación y de ahí el encuentro mantenido ayer por la consejera con un total de 22 entidades y asociaciones de este ámbito.

Este nuevo texto legal sobre infancia trata de mejorar la Ley 1/1998, de 20 de abril, de los derechos y la atención al menor, recogiendo los derechos que la infancia ya tiene reconocidos tanto en la Convención de los Derechos de la Infancia como en el resto de normas del ordenamiento jurídico estatal y autonómico, a nivel general y sectorial.