La Junta dejó de ejecutar 710,2 millones de euros en políticas de empleo en 2018

Imagen de archivo de una sede de Andalucía Orienta./MULLOR
Imagen de archivo de una sede de Andalucía Orienta. / MULLOR

La consejera de Empleo anuncia casi tres millones en 2019 en ayudas a trabajadores procedentes de empresas de inserción

MARÍA DOLORES TORTOSASEVILLA

La Junta de Andalucía dejó de ejecutar 710,2 millones de euros en políticas de empleo en 2018. El dato lo ha revelado hoy la consejera de Empleo, Rocío Blanco, en la sesión de control en el Parlamento al Gobierno a preguntas del diputado del PP Erik Domínguez. En la misma sesión la consejera ha anunciado la dotación de casi tres millones de euros en 2019 a trabajadores procedentes de empresas de inserción, en respuesta a otra pregunta del grupo Ciudadanos.

Blanco argumentó en su intervención que la política presupuestaria debe medirse por su grado de ejecución y por los resultados, «como cualquier otra política económica». Y también expuso que el mejor indicador de evaluación en las políticas de empleo es la tasa de paro. Un silogismo para denunciar que en un año como el pasado con una tasa de paro del 21,26%, la Junta gobernada por los socialistas solo ejecutó en políticas activas de empleo el 40,8% del total disponible. Es decir, de los seis programas de las políticas de empleo de la Junta con 1.200,87 millones de euros, la ejecución o fase de obligaciones fue de 490,25 millones de euros. Con la perspectiva del vaso medio vacío, se dejaron de ejecutar el pasado año 710,2 millones de euros.

La principal falta de ejecución se concentra en el programa 32L, de intermediación y fomento de empleo, «en el que se han dejado de utilizar 440,78 millones de euros» (un 56% del crédito disponible); y en el programa 32D de formación profesional para el empleo, en el que no se han utilizado 223,7 millones de euros (el 77,7%), amplían desde la Consejería de Empleo.

Rocío Blanco anunció, por otro lado, que su departamento incrementará en un millón de euros la partida de la convocatoria de 2019 de ayudas para personas que provienen de empresas de inserción. Estas ayudas, de 8.000 a 8.800 euros, se conceden a personas «siempre que hayan estado relacionadas laboralmente con una empresa de inserción en los dos años anteriores». El Serviciio Andaluz de Empleo establece subvenciones de forma que las empresas acompañen «hasta la incardinación laboral» de las personas desempleadas. El montante que prevé aprobar una vez obtenga el visto bueno de la Intervención General es de 2.974.000 euros, anotó la consejera, un millón más que el aprobado en 2017. Blanco calificó de «magnífica» la labor de las empresas de reinserción en Andalucía, cuyo principal objetivo es afianzar en un empleo a personas en riesgo de exclusión.

Blanco también ha ofrecido un dato positivo: Ha detallado que las convocatorias de 2016, 2017 y 2018 de Andalucía Orienta dedicadas a la inserción laboral de personas en riesgo social ya se han resuelto y han resultado incardinadas en un empleo un total de 9.475 personas.

La consejera también ha dicho que en abril saldrá una convocatoria con la incorporación de 33 nuevos técnicos a las 18 unidades de orientación que refuercen las ayudas a las personas en riesgo de exclusión social para que cobren la renta mínima de inserción. El último informe del Defensor del Pueblo censura la lentitud administrativa en la concesión de estas ayudas, sobrepasando los ocho meses cuando el compromiso es de menos de dos meses.