La Junta confía en aliviar «a corto plazo» el «corsé administrativo» sobre empresas y emprendedores

El consejero Velasco, en una imagen de archivo./EFE
El consejero Velasco, en una imagen de archivo. / EFE

Velasco coordina un grupo de trabajo que estudia cómo reducir trámites burocráticos, uno de los objetivos del nuevo Gobierno andaluz

ADRIÁN GONZÁLEZSevilla

El Gobierno de la Junta de Andalucía quiere pisar el acelerador para convertir en realidad, cuanto antes, su objetivo de simplificar los farragosos trámites administrativos que lastran la actividad de las empresas y, muy en particular, de los emprendedores. El Ejecutivo que lidera Juanma Moreno dio los primeros pasos en esa dirección nada más ocupar el Palacio de San Telmo con la creación, a mediados de febrero, de la Comisión Interdepartamental para la Promoción de la Industria. Liderada por la Consejería de Hacienda, Industria y Energía y con participación de otros seis departamentos, cuenta entre otros encargos con el de moldear fórmulas que simplifiquen las interminables trabas regulatorias y administrativas que complican la actividad diaria de las empresas andaluzas.

Mes y medio después, a finales de marzo, el Consejo de Gobierno dio luz verde a la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad para que remase en la misma dirección con la convocatoria de un grupo de trabajo integrado por expertos, representantes de otras consejerías y agentes sociales. De ese nuevo órgano debe surgir el Plan para la Mejora de la Regulación Económica en Andalucía, que incluye entre sus fines «reducir la burocracia y facilitar el emprendimiento».

Con una y otra herramienta es con las que el consejero de Economía, Rogelio Velasco, confía en obtener «resultados positivos» en el más «corto plazo». Las primeras semanas de trabajo le hacen ser «moderadamente optimista», según dijo ayer durante una visita al espacio de trabajo del Programa Minerva, un proyecto que se ha convertido en emblema del respaldo de la Administración autonómica a los incipientes proyectos tecnológicos y que ésta impulsa de la mano de Vodafone gracias a lo que el consejero ha definido como «un magnífico ejemplo de colaboración público-privada».

Esa fórmula de acompañamiento y asesoramiento en los inicios de la actividad empresarial es la que Economía pretende que se convierta en seña de identidad de Andalucía. Un sistema que «da resultados» y que está en las antípodas del «corsé administrativo» del que Velasco cree necesario que se desprendan las empresas andaluzas. «A donde voy, el primer y principal motivo de queja que oigo son las dificultades que experimenta un emprendedor o un profesor universitario en todos los trámites con la Administración. Se dedica más tiempo a cumplir normativas y a rellenar documentos que a la actividad en sí. Resulta lamentable que desde la Administración se pongan más obstáculos», insistió Velasco.

Contra esa maraña de trámites, certificados y autorizaciones luchará el grupo de expertos que coordina su Consejería. El objetivo se alcanzará, avanzó, «respetando la legislación estatal pero llegando al máximo de donde podamos en el ámbito autonómico», corrigiendo así las carencias hasta el límite que las competencias autonómicas permitan. No hay plazos concretos para que ese plan esté cerrado, pero Velasco ha asegurado que le confiere un carácter prioritario para combatir los «requerimientos tan exigentes en cuanto a documentación y plazos» que el Derecho Administrativo impone hoy a la actividad empresarial en Andalucía.

Un referente

El consejero de Economía visitaba en Sevilla el espacio de coworking del Programa Minerva, reconocido por Funcas como la primera aceleradora de empresas en Andalucía y la cuarta más importante de España en cuanto a calidad de servicios que presta a los emprendedores. El proyecto, que se encuentra en la segunda fase de la convocatoria 2018/19, asesora en la actualidad a los impulsores de 15 'startups' que cuentan con grandes posibilidades de hacerse un hueco en el mercado tecnológico. Un dato da cuenta de su éxito: desde 2012 la Consejería de Economía y Vodafone han recibido 1.074 peticiones para formar parte del Programa, de las que finalmente se seleccionaron 120 proyectos.

Con la formación y el asesoramiento recibido, esas ideas se han transformado en realidad: hoy son empresas tecnológicas que mantienen casi 400 puestos de trabajo. La mayoría están vinculadas al sector del marketing y los servicios a empresas (26,7%), aunque también espacio para la cultura y el ocio (20%), salud y bienestar (otro 20%), la agricultura (6,7%) o las smart city (6,7%).

Entre las 15 ideas de éxito que respaldan en estos momentos la Junta de Andalucía y Vodafone destacan una App que permite a los padres gestionar y controlar en remoto los móviles Android de sus hijos menores de edad (SecureKids), una plataforma de trazabilidad que certifica la originalidad de los productos y evita falsificaciones (Vestigia) o LiveLink, un dispositivo antirrobo que combate el robo de motocicletas al favorecer su localización.