Francisco Serrano (Vox): «La brecha salarial es una gran mentira, un fake»

l presidente de Vox en el Parlamento de Andalucía, Francisco Serrano, durante la conferencia que ha pronunciado hoy. /EFE
l presidente de Vox en el Parlamento de Andalucía, Francisco Serrano, durante la conferencia que ha pronunciado hoy. / EFE

«Si hablamos de igualdad real hay que hablar de igualdad ante la ley», ha dicho y ha añadido que «la igualdad no existe porque, gracias a Dios, todos somos diferentes»

EFE

El líder de Vox en Andalucía, Francisco Serrano, ha calificado este viernes como «una gran mentira» y un «fake» la existencia de la brecha salarial entre hombres y mujeres y ha sostenido que la igualdad real tiene que ser «la igualdad ante la ley».

Durante la conferencia «El techo de cristal de la mujer empresaria, trabajadora y autónoma del siglo XXI», organizada por la Fundación Cámara de Comercio de Sevilla, Serrano ha abogado por hablar de la igualdad «dejando la demagogia de lado» y «definiéndola desde un concepto no hipócrita».

«Si hablamos de igualdad real hay que hablar de igualdad ante la ley», ha dicho Serrano, quien ha sostenido que «la igualdad no existe porque, gracias a Dios, todos somos diferentes» y ha criticado «el oportunismo de los tramposos» para apostar por «igualar por la excelencia».

Para Serrano la «trampa» para hablar de brecha salarial se encuentra en el «cómputo global» de todos los salarios, en el que «se mezclan naranjas y pepinos» y no se tiene en cuenta aspectos como los trabajos a tiempo parcial, en los que se cobra menos por hora y que son más empleados por las mujeres.

Ha citado datos de la inspección de Trabajo y Seguridad Social para afirmar que se han encontrado 16 casos de discriminación laboral por razón de sexo hacia la mujer dentro de una masa laboral de 23 millones de trabajadores, lo que supondría un 0,0007 %, ha dicho.

«Un hombre y una mujer cobran lo mismo en las mismas condiciones», ha zanjado Serrano, que ha pedido que «si alguien conoce un caso de discriminación que lo denuncie, porque sería injusto» y ha situado la maternidad como «el verdadero techo de cristal» para la mujer.