La Fiscal Superior de Andalucía, condecorada con la Cruz de Honor de la Orden de San Raimundo de Peñafort

La Fiscal Superior de Andalucía, condecorada con la Cruz de Honor de la Orden de San Raimundo de Peñafort

Además de Ana Tárrago, también como miembros del Consejo Fiscal anterior la han recibido los fiscales andaluces Pilar Sánchez, Juan Andrés Bermejo y Fernando Sobrón

R. I.Granada

La fiscal Superior de Andalucía, Ceuta y Melilla, Ana Tárrago, le fue impuesta este lunes la condecoración de la Cruz de Honor de la Orden de San Raimundo de Peñafort en un acto celebrado ayer en el Palacio de Parcent, sede de la Fiscalía General del Estado.

La condecoración fue puesta por la ministra de Justicia, Dolores Delgado, en un acto, que también contó con la asistencia de la Fiscal General de Estado María José Segarra, y en el que también fueron reconocidos con esta Cruz los once vocales del Consejo Fiscal que ejercieron su responsabilidad durante el mandato anterior en el periodo 2014-2018.

Entres los fiscales reconocidos con la condecoración también se encuentran el fiscal de Málaga, Juan Andrés Bermejo Romero, Fernando Sobrón Ostos de Córdoba y la fiscal de Jaén, Pilar Sánchez Alcaraz.

Ana Tárrago mostró su satisfacción por esta etapa en la que representó los intereses del colectivo de fiscales y de su aportación en la aprobación en 2015 del Plan de Igualdad de la Carrera Fiscal, cuya Comisión presidió, así como la del «Protocolo de Actuación frente al acoso sexual, por razón de sexo, discriminatorio y de violencia en la Carrera Fiscal», que se encuentra pendiente de su análisis y aprobación.

La fiscal general, María José Segarra, destacó de esta etapa, precisamente, la aprobación de este Plan de Igualdad de la Carrera Fiscal como una herramienta importante «para reducir los obstáculos de promoción de las mujeres, cuando representan el 64% de sus componentes y sólo el 20% de los cargos de máxima responsabilidad». Segarra también abogó para que el Consejo Fiscal asuma mayores competencias en paralelo al irrenunciable incremento de autonomía del Ministerio Fiscal a través de un nuevo Estatuto Orgánico que le confiera la autonomía presupuestaria y administrativa que facilite su autorregulación.