Vox se estrena en el Senado con un portavoz de las víctimas del terrorismo

Vox se estrena en el Senado con un portavoz de las víctimas del terrorismo

Francisco José Alcaraz fue presidente de la AVT y se enfrentó a la política antiterrorista de Zapatero antes de claudicar ETA

MARIA DOLORES TORTOSASEVILLA

La formación política Vox ha anunciado que propondrá como senador por la comunidad autónoma de Andalucía a Francisco José Alcaraz, que fue presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), aunque luego se salió de esta organización y fundó la suya propia. Alcaraz se convertirá en el primer miembro de Vox en el Senado.

El Pleno del Parlamento andaluz aprobará este próximo miércoles la designación de los nueve senadores de la Comunidad según el resultado de las elecciones andaluzas de diciembre del 2 de diciembre. Al PSOE le corresponden 3 representantes, dos al PP, dos a Cs, uno a Adelante Andalucía y uno también a Vox.

Francisco José Alcaraz, de 50 años y nacido en Torredonjimeno (Jaén), accedió a las organizaciones contra las víctimas del terrorismo tras perder a su hermano y dos sobrinas en un atentado en un cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza en 1987. Afiliado a la AVT fue elegido presidente en 2006, aunque dos años después dejó el cargo y en 2009 también la asociación por discrepancias internas. En 2010 convocó una manifestación contra la política antiterrorista del Gobierno de Zapatero, que un año después anunció el fin de ETA. La mayoría de organizaciones se mostraron en contra de la actitud de Alcaraz, que luego ha fundado Voces contra el Terrorismo. En la nota donde informa de su propuesta para senador, Vox argumenta que «no hay mejor persona para ejercer su representación en el Senado que quien lideró la rebelión cívica contra el proceso de rendición ante ETA iniciado por Zapatero».

También subraya del futuro senador que su «preocupación por la memoria, la dignidad y la justicia de las víctimas del terrorismo le ha llevado a liderar muchas de las movilizaciones civiles contra las políticas de beneficios penitenciarios para terroristas y las negociaciones de los diferentes gobiernos de España con la banda terrorista ETA».