La dotación para el PFEA de Andalucía en 2018 es de 222,81 millones de euros

Susana Díaz posa con los ocho presidentes de las diputaciones de Andalucía./
Susana Díaz posa con los ocho presidentes de las diputaciones de Andalucía.

El objetivo es generar en el presente ejercicio casi dos millones de jornales y alrededor de 120.000 contratos para más de 2.000 obras

EUROPA PRESSANDALUCÍA

En el conjunto de Andalucía, el Programa de Fomento de Empleo Agrario generará en el presente ejercicio casi dos millones de jornales y alrededor de 120.000 contratos para más de 2.000 obras.

La dotación total del PFEA para 2018 asciende a 222,81 millones de euros. Esta cantidad procede tanto de la Administración central (153,66 millones) como de la Junta y las diputaciones provinciales, que aportan 51,86 millones y 17,28, respectivamente. La cantidad aportada por la Junta a las diputaciones provinciales se distribuye del siguiente modo: Almería, 2,94 millones; Cádiz, 5,54; Córdoba, 7,98; Granada, 7; Huelva, 4,29; Jaén, 6,69; Málaga, 5,74, y Sevilla, 11,65.

En los proyectos, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) paga el coste de la mano de obra, mientras que la Junta y las diputaciones financian los gastos de materiales, maquinaria y utensilios.

Además, han remarcado que durante los últimos tres años la administración autonómica ha aumentado su aportación económica en un 17 por ciento. En esta edición, se mantiene el incremento de la cantidad que la Junta abona durante la primera anualidad de ejecución de las obras, como ha hecho desde 2016, de modo que un 60 por ciento de los fondos se entregará en octubre. El resto se pagará en dos pagos: el primero, del 30 por ciento, en marzo de 2019, y el segundo, del 10 por ciento, en junio.

El PFEA actúa como un elemento de cohesión social y territorial, ya que facilita la permanencia de la población rural en sus territorios, complementa la renta de los trabajadores del campo y estimula las economías locales. A través de este programa se financian obras de interés general, social y de infraestructuras en sectores como el agrícola, el ganadero, el industrial y el de servicios.

Igualmente, promueve la construcción de centros sociales, la creación de parques y jardines, la urbanización de polígonos industriales, la mejora del alumbrado público o la conservación y arreglo de calles y caminos, entre otras iniciativas. La totalidad de los materiales de obras son adquiridos en los comercios locales.