Una unidad canina examina tierra movida cerca de la casa de Dana Leonte, la desaparecida en Málaga

Una unidad canina examina tierra movida cerca de la casa de Dana Leonte, la desaparecida en Málaga
EUGENIO CABEZAS

Dos perros, un pastor belga y un sabueso, han participado durante la mañana en el dispositivo montado desde hace ocho días

EFE

Novedades en la investigación del caso de Dana Leonte. La Unidad Canina de la Guardia Civil de Sevilla ha examinado este miércoles en Arenas (Málaga) una zona en la que ayer los investigadores detectaron que había tierra movida, a unos 500 metros de la casa de la mujer de 31 años en paradero desconocido desde el pasado 12 de junio.

Dos perros, un pastor belga y un sabueso, han participado durante la mañana en el dispositivo montado desde hace ocho días y en el que se incluyen diferentes unidades especializadas de la Guardia Civil, entre ellas el Seprona, según han informado fuentes cercanas a la investigación.

Más sobre Dana

La investigación continúa abierta y los agentes siguen rastreando el entorno del municipio con coches patrullas, a pie y en helicóptero, aunque todavía no hay resultados que ayuden a localizar a la mujer, madre de un bebé de siete meses.

Así está la incestigación

Los agentes están ampliando cada vez más el radio de búsqueda para intentar localizar alguna pista en un término municipal de Arenas que tiene una superficie de casi 27 kilómetros cuadrados y los investigadores están invirtiendo todos los medios posibles para aumentar la información y culminar la investigación encontrándola.

La investigación comenzó como una desaparición voluntaria pero que la Guardia Civil está trabajando con toda la información que se está recogiendo tanto en el pueblo como en los alrededores para localizarla.

Toda la información que se está recogiendo está bajo una investigación judicial y la subdelegada de Málaga, María Gámez, ha pedido prudencia para no perjudicar el resultado, ya que lo importante es «invertir el máximo de los esfuerzos para encontrarla lo antes posible».

Dana Leonte, de nacionalidad rumana, llevaba varios años viviendo en Arenas y recientemente comenzó a regentar un bar y fue su pareja sentimental, con el que tiene una hija de siete meses, el que denunció su desaparición y ahora se ha quedado a cargo de la menor.