IU critica que la «derecha» oculta sus privatizaciones hasta las elecciones

IU critica que la «derecha» oculta sus privatizaciones hasta las elecciones
EFE

Maíllo ha vaticinado que los tres partidos «se van a poner de acuerdo» y aprobarán los presupuestos andaluces a pesar de las afirmaciones de esta semana de Vox

EFE

El coordinador andaluz de IU, Antonio Maíllo, ha calificado como un «escándalo» y una «barbaridad» que el Gobierno andaluz de «derecha», formado por PP y Cs y apoyado por Vox, no presentará su presupuesto hasta las elecciones generales del 28 de abril para ocultar las privatizaciones que tiene previstas.

Antes de una reunión de la coordinadora andaluza de IU, Maíllo ha vaticinado que los tres partidos «se van a poner de acuerdo» y aprobarán los presupuestos andaluces a pesar de las afirmaciones de esta semana de Vox de que no apoyarán unas cuentas que incluyan fondos para la violencia de género y la memoria histórica.

En declaraciones a los periodistas, Maíllo ha pedido «no entrar en polémicas falsas» porque a PP, Cs y Vox «no les va a importar» aprobar los presupuestos, que el Gobierno ha «ralentizado» para que la «sociedad andaluza no sepa sus intenciones», que pasan por privatizar la sanidad y la educación.

El nuevo Gobierno, ha asegurado Maíllo, también pretende el «deterioro» de la dependencia y una «gran transferencia privada de las políticas activas de empleo», por lo que ha subrayado que desde IU quieren «sacarles las vergüenzas» y digan cuáles son sus prioridades presupuestarias antes de las elecciones.

Además, ha explicado que desde la candidatura de Unidas Podemos, en la que se integra IU, «apelamos a la mayoría social trabajadora» para que les apoyen, y ha afirmado que «vamos a dejarnos la piel» en todas las convocatorias electorales «frente al rearme reaccionario» de la derecha.

Tras recordar que IU tiene 80 alcaldías en Andalucía, Maíllo ha enfatizado que Unidas Podemos es la «única opción de cambio real» porque no tiene «miedo» ni pondrá «paños calientes», como ha lamentado que ha hecho Pedro Sánchez cuando ha llegado al Gobierno español porque no ha derogado la reforma laboral del PP.

También se ha comprometido a defender desde Unidas Podemos las pensiones públicas frente a la «entrada masiva» de fondos de inversiones privados en el sector, y una nueva ley de eutanasia, que ya presentó en 2017 Alberto Garzón pero el PSOE no aprobó.