Condenan a 175.000 euros al SAS por causar una lesión medular a un hombre tras una operación de hernia

El hospital de Valme/EFE
El hospital de Valme / EFE

A pesar de que el paciente empezó a tener una infección «importantísima, siguieron sin hacer nada» e incluso hubo «tiempos muertos», sin médicos que pasaran siquiera a verle

EFESEVILLA

Un juzgado de Sevilla ha condenado al Servicio Andaluz de Salud a pagar 175.000 euros por la lesión medular provocada a un hombre tras una operación de hernia discal, que sufrió una fístula y no fue tratada hasta veinte días después de su aparición a pesar de que se trataba de una intervención urgente.

La sentencia del juzgado de primera instancia 13 de Sevilla, que es firme porque no ha sido recurrida, recoge que el paciente, de 58 años, con una lesión irreversible y problemas para andar, fue operado el 8 de octubre de 2015 en el Hospital de Valme (Sevilla) de una hernia discal.

Uno de los riesgos de esta intervención es que se pueda producir una fístula, y con ello una infección que cause graves complicaciones al paciente si no se trata de manera precoz, según la Asociación del Defensor del Paciente, que ha ganado el pleito.

El paciente, tras ser dado de alta, sufrió una fístula y empezó a notar que estaba perdiendo líquido cefalorraquídeo por la herida quirúrgica, por lo que fue al Valme, de donde lo derivaron al Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) para que rápidamente lo intervinieran, limpiaran la herida y le cerraran la fístula.

Sin embargo, como todo ocurrió a las puertas del «puente» de todos los Santos del año 2015, como recoge la sentencia, en el hospital «se limitaron a darle unos puntos y a dejarle ingresado, sin intervenirle pese a que se había tomado la decisión de operarle», subraya la asociación.

A pesar de que el paciente empezó a tener una infección «importantísima, siguieron sin hacer nada» e incluso hubo «tiempos muertos», sin médicos que pasaran siquiera a verle, explica la sentencia.

Finalmente, y tras la sensación de «absoluto abandono» expresada por la familia del paciente, el 16 de noviembre le llevaron a quirófano para sellarle y limpiarle la fístula sobreinfectada, lo que le ha ocasionado secuelas irreversibles que le restan calidad de vida, algo evitable si lo hubieran intervenido más rápidamente, afirma la asociación.

Como recoge la sentencia, ni el hospital, ni el SAS han sabido justificar el porqué de la falta de asistencia de un paciente ingresado para ser intervenido urgentemente.

Carmen Flores, presidenta de la Asociación, critica que este caso es uno más de los fallos médicos que se producen en épocas de puentes, festivos o periodos vacacionales por falta de personal.

La Asociación El Defensor del Paciente resalta la «lamentable» situación de la sanidad andaluza, que el 13 de junio se volverá a quedar nuevamente sin seguro al no querer ninguna compañía asegurarla por su alta siniestralidad y a las puertas de un verano, lo que ha negado la Consejería de Salud y Familias.

En este sentido, la Consejería ha recordado que el 16 de abril de 2019, el Consejo de Gobierno andaluz aprobó un expediente de gasto por 12,7 millones para contratar una póliza de responsabilidad civil profesional y patrimonial de los trabajadores del SAS.