Adelante Andalucía, una campaña de 3.200 kilómetros y tres citas con Iglesias y Garzón

Garzón, Teresa Rodríguez y Maíllo, hoy en Málaga./EFE
Garzón, Teresa Rodríguez y Maíllo, hoy en Málaga. / EFE

Teresa Rodríguez cree que la campaña les sienta «muy bien» y que ha sido la fuerza más propositiva

EUROPA PRESS, ÁNGEL FERNÁNDEZMálaga

Adelante Andalucía, la coalición electoral que englobando a Podemos, IU y formaciones de corte andaluz aspira a gobernar la comunidad tras los comicios andaluces de este domingo con Teresa Rodríguez a la cabeza, ha desarrollado una campaña electoral que se ha caracterizado por ir de menos a más, de encuentros más pequeños a actos multitudinarios donde han estado arropados por los primeros espada de las formaciones políticas que componen la confluencia, Pablo Iglesias y Alberto Garzón.

Han sido un total de 3.124 kilómetros los que ha recorrido por todo el territorio andaluz durante estos 15 días, en los que se han afanado por hacer una campaña de complicidad, cohesión y convivencia y que ha resultado como esperaban, con un ambiente «increíble» y que incluso les ha llegado a sorprender en algunos momentos por la buena acogida que han recibido.

Conscientes de que la disputa de algunos escaños va a depender de un puñado de votos, la confluencia ha apostado en cada acto por apelar al simpatizante para que le ayudara a difundir su mensaje. Y lo han hecho con un marcado acento andaluz, huyendo del discurso nacionalista o catalán que en reiteradas ocasiones han criticado que ha marcado la campaña del PP y, sobre todo, de Ciudadanos.

Creen que partían de una muy buena posición después de que la encuesta de CIS le otorgara a Adelante Andalucía una segunda posición en el 2D, así como han reforzado su discurso durante todos estos días en presentarse como la alternativa a Díaz, a quien acusan de haber abierto la puerta a las derechas tanto en San Telmo como en Moncloa.

Málaga ha sido el lugar elegido por Adelante Andalucía para cerrar la campaña electoral, de donde Teresa Rodríguez es cabeza de lista y donde ha estado acompañada por el candidato a la Vicepresidencia, Antonio Maíllo, y por el coordinador general de IU, Alberto Garzón. Esta tarde, también junto a Iglesias, cerrarán la campaña en Torremolinos, concretamente en el Auditorio, donde esperan superar los 2.000 asistentes.

Así, en los Baños del Carmen, la candidata ha hecho balance de la campaña asegurando que están «muy orgullosos y muy contentos» pues, como se marcaron como objetivo, la confluencia «ha sido la fuerza con más capacidad para colocar mensajes sobre propuestas concretas de cambio para Andalucía».

Ha explicado que se han afanado especialmente en explicar el rigor de las medidas que proponen, «argumentando siempre acerca de la sostenibilidad económica de nuestras propuestas», mientras cree que Adelante Andalucía es la fuerza «a la que mejor le ha sentado la campaña».

«Nos ha sentado muy bien la campaña, también anímicamente», ha proseguido Teresa Rodríguez, que ha señalado que las bases sociales de las cuatro fuerzas que componen la confluencia «han tenido la posibilidad de tener argumentos de peso para convencer a sus vecinos y a sus entornos sociales más cercanos».

Y así, ha subrayado la «la fuerza e ilusión», que, a su juicio, han conseguido trasladar «desde un proyecto chiquitito que se ha ido cocinando a fuego lento entre IU y Podemos, a una idea ya consolidada de un proyecto de medio y largo plazo, de un sujeto propio andaluz que reivindique lo que esta tierra merece y diga a los andaluces que no merecemos seguir encabezando cifras del desempleo, de la precariedad, ni viendo como nuestros hijos cogen la maleta». «Merecemos mejores condiciones de vida como cualquier otro pueblo», ha zanjado.

Adelante Andalucía arrancó su campaña con un acto en el teatro TNT de Sevilla, de donde Maíllo es cabeza de lista y donde organizaron una velá para los asistentes, en su mayoría cargos y cuadros de las formaciones políticas que lo conforman, previo al mitin que ofrecieron Rodríguez y Maíllo.

Al día siguiente, se desplazaron a Huelva para presentar su plan de transición energética y otras medidas en materia de medio ambiente, antes de celebrar un acto público en Trigueros, donde lanzaron su mensaje a algo más de 200 personas.

La segunda jornada de la campaña la confluencia la dedicó al feminismo, con un acto lúdico y reivindicativo en Cádiz, en el que Rodríguez anunció que de gobernar tras el 2D pondrían en marcha una consejería de feminismo con rango de vicepresidencia. Ya el tercer día, Maíllo se desplazó hasta Benalmádena (Málaga) para desgranar sus propuestas en materia turística, provincia en la que han puesto mucho el acento pues creen que están en condiciones de pelear incluso la primera posición.

Ese primer lunes se centró en el primer debate que se ha celebrado en esta campaña entre los cuatro candidatos a presidir la Junta, mientras que al día siguiente se reunieron en Sevilla con el sector del taxi por la mañana para terminar la quinta jornada de campaña con un mitin en Marbella (Málaga), donde explicaron su propuesta en infraestructura ferroviaria.

Tras Málaga, la confluencia se desplazó a Jaén, donde puso sobre la mesa sus prioridades para el mundo rural, concretamente en Pegalajar, antes de celebrar un acto público en Ifeja. Fue en esta provincia donde los actos empezaron a crecer tanto en participación como en el ambiente.

Ya en Almería, planteó sus medidas para combatir la corrupción y visitaron Roquetas de Mar y una cooperativa de El Ejido, antes del acto público de la capital, donde una sala de la Escuela Municipal de Música de la capital, con 300 plazas, se quedó pequeña para acoger a todos los interesados en escuchar a Rodríguez y Maíllo. De hecho, una vez finalizado el acto, ofrecieron otro mitin en la calle para quienes no pudieron entrar al completarse el aforo.

En la octava jornada, en el ecuador de campaña, la confluencia viajó hasta Motril, en la provincia de Granada, para explicar sus propuestas en materia sanitaria, antes de celebrar un acto público en el Palacio de Congresos de Granada, donde se dieron cita unas 600 personas.

Uno de los platos fuertes de la campaña se celebró en la novena jornada en Sevilla, donde reunieron a más de 3.000 personas en el Palacio de Ferias y Congresos (Fibes) en el acto central de campaña, el primero en el que participaron tanto el líder de Podemos, Pablo Iglesias, como su homólogo en IU, Alberto Garzón.

El día diez de campaña, que coincidía con el 25 de noviembre, cuando se conmemora el Día Internacional de la no violencia contra la mujer, Adelante Andalucía quiso ceder el protagonismo a los movimientos feministas, de modo que su actividad durante la jornada se centró en la participación de Teresa Rodríguez en la manifestación que con este motivo recorrió las calles de Cádiz.

La segunda y última semana de campaña arrancó con el segundo debate 'a cuatro' entre los cuatro aspirantes a liderar la Junta, que en esta ocasión se celebró RTVE. El martes, día 12 de campaña, volvieron a Huelva, a llamar al voto de los universitarios y a un acto público en el Centro Social 'Los Desniveles', sito en el barrio de La Orden.

Adelante Andalucía volvió a Cádiz, concretamente al Puerto de Santa María y a Jerez para pasear por el primer municipio y celebrar un mitin en el segundo. Aquí el candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid, Íñigo Errejón, y Garzón arroparon a los candidatos ante más de mil asistentes que no dejaron de animar a los líderes durante todo el mitin.

Y por último, las dos últimas jornadas las ha desarrollado en Córdoba y en Málaga. En Córdoba reunieron a unas 2.000 personas, y en ambos mítines participan tanto Iglesias como Garzón. Entre los últimos mensajes que está lanzando la confluencia, llama a participar el domingo en las elecciones, que nadie se quede en casa, para conseguir «parar a las derechas» y construir una alternativa por la izquierda de Susana Díaz que lidere Teresa Rodríguez.