Más de 3.700 niños en centros de protección de la Junta esperan ser acogidos por familias

Más de 3.700 niños en centros de protección de la Junta esperan ser acogidos por familias

Solo hay 700 padres de acogida, un número insuficiente para ofrecer un hogar a estos menores, en su mayoría adolescentes entre 12 y 17 años

JOSÉ LUIS PIEDRA

Muchas veces, cuando se piensa en ayudar a la infancia más necesitada, nuestra mente traspasa fronteras y se sitúa en muchos países lejanos del tercer mundo, pero en muchas ocasiones no hay que viajar más que hasta la vuelta de la esquina para descubrir que aquí mismo hay muchos menores que necesitan de nuestro apoyo y, lo que es más importante, una familia y un hogar donde poder disfrutar del cariño perdido.

En Andalucía más de 3.700 niños, niñas y adolescentes que se encuentran en centros de protección, están esperando una oportunidad para poder compartir su vida con una familia de acogida. Son menores que se encontraban en una situación de desamparo, desatención o abandono por motivos de lo más diverso y en los que interviene la Junta para erradicar esa situación que pone en riesgo la atención y educación normalizada de estos niños. De esta forma, se actúa para garantizar su protección acordando la retirada de la tutela y patria potestad de forma temporal y pasan a convivir en los centros especializados que para estos casos dispone la Administración autonómica distribuidos por toda Andalucía.

Actualmente, las familias de acogida en Andalucía son tan sólo 700, que conviven en su hogar con 900 de estos menores, un número claramente insuficiente para abrir las puertas de ese hogar tan anhelado por estos niños y niñas. Y es que la familia es un pilar esencial para el crecimiento y el desarrollo vital de estos menores a los que el destino les ha llevado a esta situación tan difícil, pero para nada imposible ya que la oportunidad del acogimiento es una alternativa muy efectiva para que puedan crecer con el apoyo afectivo, motivacional y educativo que necesitan en un entorno normalizado.

La necesidad de contar con más familias de acogida en Andalucía ha llevado a la Fundación Aproni, con la colaboración con la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, a impulsar una campaña, que bajo el lema «Sé mi familia. Cuento contigo», pretende conseguir que haya más padres y familias que quieran entregar su cariño y su esfuerzo a esta parte de la infancia andaluza que tanto lo necesita.

El objetivo de esta campaña de la fundación para la protección de la infancia es incrementar el número de familias que colaboran con la Junta de Andalucía en este tipo de acogimiento fuera de sus familias biológicas. A la espera de este acogimiento se encuentran en Andalucía 3.739 niños, más del 95% tiene más de 6 años y en su mayoría están en la adolescencia, con una edad comprendida entre los 12 y 17 años.

«Cercanía y estabilidad»

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, puso de relieve la importancia del acogimiento «ya que además de ofrecerle un hogar a estos menores, se benefician de la cercanía y estabilidad que les puede ofrecer una familia». Rocío Ruiz ensalzó la encomiable entrega de «las 700 familias ajenas que ahora mismo en Andalucía han escuchado la llamada de los niños y niñas y que disfrutan abriendo su hogar y su corazón a quienes más lo necesitan mientras se resuelve la problemática de sus familias de origen».

Según la consejera, «estas familias de acogida son el activo más importante y valioso con el que contamos y sus testimonios nos hablan de generosidad, entrega y compromiso con la infancia más desfavorecida». A su juicio, «es una obligación de la Administración hacer visible esta realidad y motivar a la población para que participe de manera activa en su vida y les ayude a afrontar su edad adulta».

Por su parte, el director general de la Fundación Aproni, Jaime Fernández-Portillo, apeló a la generosidad y solidaridad de la población andaluza para contar con más familias de acogida después de las positivas experiencias que se han registrado hasta el momento con los menores que han tenido la oportunidad de disfrutar de estos padres de acogida. Además, confió en los resultados de esta campaña para llegar al corazón de los andaluces y ofrecer ese apoyo y cariño que necesitan estos menores.

Antes de que estos menores puedan optar al acogimiento por parte de una familia ajena, la Junta y los equipos de menores que trabajan con estos niños intentan buscar su convivencia con la denominada 'familia extensa', que es aquella en la que existe una relación de parentesco por consanguinidad o por afinidad hasta el tercer grado, entre el menor y los solicitantes del acogimiento, normalmente abuelos y tíos. La alternativa de esta familia próxima tiene carácter preferente con respecto al acogimiento en familia ajena, que se promueve cuando no es posible entre sus parientes, bien por inexistencia ellos o por si desinterés o por falta de idoneidad de estos para el acogimiento familiar.

La campaña trata de buscar más padres y familias de acogida para estos menores, una iniciativa promovida y diseñada por la Fundación Aproni con una subvención de la Consejería de Igualdad con cargo a la asignación tributaria del 0,7% del IRPF destinada a entidades privadas para la realización de actuaciones de interés general. En este caso, se ha primado la sensibilización y captación de familias, dirigidas a la población en general, para dar a conocer el acogimiento familiar. La campaña pretende dar voz a los niños, niñas y adolescentes que, en primera persona, buscan la convivencia familiar que les pueda permitir establecer vínculos afectivos seguros y un estilo de vida donde haya respeto, consideración y cariño entre sus miembros. Además, se persigue también la creación de un sentimiento de pertenencia a una familia y crear en desde ese ámbito un entorno adecuado que no solo facilite el desarrollo personal, sino que puede ayudar a reparar y hacer superar el daño sufrido por estos menores cuando fueron retirados de sus familias biológicas.

Campaña

La campaña se desarrolla en diferentes medios, así como en internet y redes sociales, contando con la colaboración y apoyo de rostros famosos como la presentadora de televisión Toñi Moreno, y los humoristas Manu Sánchez y Los Morancos. La consejera de Igualdad mostró tu total compromiso con esta campaña y anunció la plena colaboración de su departamento en cuantas iniciativas al respecto se planteen en el futuro para seguir haciendo de Andalucía una tierra cada vez más solidaria.

La emoción de vivir esta experiencia resulta a veces indescriptible para las personas que se deciden a ser padre o madre de acogida. Es el caso de Inma, que tras vivir la experiencia de la acogida temporal, decidió dar un paso más y acogió de forma permanente a una niña. Otra experimentada madre de acogida, Rocío, que desde hace cinco años ha acogido hasta doce menores de diferentes edades, indicaba que todos ellos se han llevado un trocito de su corazón y por ello apelaba a ser generosos con las personas que más lo necesitan, porque «acoger es amar».

El testimonio de María Ángeles y José es también conmovedor. Esta pareja acogió a dos hermanos de 8 y 10 años y la vida les cambió. Comentan que se trata de una relación de reciprocidad, en la que tú aportas pero ellos también y mucho. La familia de acogida le da a los menores estabilidad y seguridad pero también cariño y entrega y aseguran que el amor y experiencia que ha vivido es una de cosas más maravillosas que les ha ocurrido en su vida.

Álvaro y Samuel también relatan con pasión su experiencia como familia de acogida y la ilusión del principio se torna en cariño y en el amor que el menor reclama. Ambos confiesan que tenían muchas ganas de dar su amor, cuidar de alguien sin importarles que tenga su apellido, y solo por el mero hecho de compartir sus vidas, sentimientos y emociones.