Perder el suresnes

Los socialistas le entregaron a Pedro Sánchez hace dos años el ‘nuclear football’ del partido pensando que se limitaría a llevar el portafolios de un lado para otros sin atreverse a abrirlo. Que sería un maniquí con porte, un chisgarabís sin aspiraciones

QUICO CHIRINO

Los americanos parecían convencidos de que Donald Trump podría presidir la Casa Blanca hasta que se percataron de que un hombre que tiene más pelos que ideas en la cabeza sería el encargado de custodiar el maletín nuclear.

Siga leyendo aquí.