La investigación de los cursos de formación por el Parlamento arrancará la próxima semana

El presidente de Ciudadanos, uno de los partidos que ha propuesto la comisión de investigación. /
El presidente de Ciudadanos, uno de los partidos que ha propuesto la comisión de investigación.

Ciudadanos quiere presidir una comisión cuya incógnita es si comparecerá o no Susana Díaz

MARÍA DOLORES TORTOSASEVILLA

El Parlamento dará luz verde en el Pleno de los próximos días 9 y 10 de septiembre a la comisión de investigación sobre las supuestas irregularidades y presunto fraude en las ayudas concedidas para cursos de formación al empleo por la Junta de Andalucía desde 2002, que se cifra en al menos 3.000 millones de euros. Será la primera comisión de investigación de la legislatura y la segunda en 20 años, después de la de los ERE fraudulentos de 2012.

Habrá comisión, pero hasta la celebración del Pleno no se sabrá si la que propone el Partido Popular o la que presenta Ciudadanos, aunque todo apunta a que será la de esta última formación política. El PSOE ya ha dicho que no votará la del Partido Popular, pero el portavoz socialista, Mario Jiménez, tampoco ha despejado si dará el sí o la abstención a la de Ciudadanos, aunque otras fuentes de su partido admiten que respaldará esta iniciativa. PSOE (47 diputados) y C's (9) suman mayoría absoluta.

Como era previsible, PP y Ciudadanos no se han puesto de acuerdo y la Mesa del Parlamento, reunida esta mañana, ha acordado que ambas pasen a debatirse en el Pleno de forma conjunta, aunque se votarán por separado. El portavoz de C's, Juan Marín, ha dicho que su formación solo defenderá su propuesta. El PP, sin embargo, votará también la de C's. Izquierda Unida y Podemos votarán ambas.

El portavoz del PP, Carlos Rojas, confía en que se aprueben las dos porque la de C's "es una copia de la nuestra". Ha advertido a Ciudadanos que de no hacerlo daría a entender que ha convenido con el PSOE minimizar los daños a este partido. "Ciudadanos tiene que aclarar si quiere jugar un papel activo o de agente secreto para minimizar los daños al PSOE", ha dicho Rojas.

El portavoz de C's, Juan Marín, ha manifestado que su formación aspira a presidir la comisión de investigación, una prerrogativa que le permitiría controlar los tiempos y el contenido de la misma.

Sobre ambas cuestiones hay diferencias entre C's y PP. Este último partido propondrá que comparezca Susana Díaz, para lo que solicita que la comisión abarque hasta 2014, cuando ya era presidenta. C's no ha despejado si apoyará su interrogatorio. Marín ha recordado que la Junta dejó de dar cursos de formación en 2011, cuando fueron paralizados por la entonces consejera de Educación Mar Moreno.

Marín también ha dejado claro que quiere que la comisión se desarrolle cuanto antes. C's no quiere aplazarla a después de las elecciones generales como pretendía el PSOE, pero tampoco que el ruido de las comparecencias se mezcle con las elecciones generales. Todo apunta a que C's, de hacerse con la presidencia, intentará que la comisión termine antes de noviembre. "Pretendemos que la comisión de investigación se ponga en marcha de manera inmediata, no esperar a que pasen las elecciones generales, ni tampoco que se convierta en arma arrojadiza de carácter mediático para que sea una lucha de quien de los dos (en alusión a PP y PSOE) son más corrupto de cara a las elecciones", ha dicho de forma clara el portavoz de C's.

El portavoz adjunto de Izquierda Unida, José Antonio Castro, ha expresado que a su formación "no le huele bien" que C's quiera presidir la comisión. En la misma línea que el PP opina que C's lo tiene "todo concertado con el grupo mayoritario", en alusión al PSOE. Tanto este partido como C's niegan haber hablado hasta ahora sobre la comisión. "Lo haremos a partir de ahora", contestó Marín.