La Junta convoca a los bancos para buscar soluciones a los desahucios

Felipe López./
Felipe López.

El consejero de Fomento, Felipe López, arranca un acuerdo de cooperación a diez entidades financieras

MARÍA DOLORES TORTOSASEVILLA

El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, mantuvo ayer una reunión con representantes de diez entidades bancarias con los que acordó crear una comisión de trabajo para buscar salidas a los desahucios de familias en situaciones de insolvencia a causa de la crisis o en emergencia social, según informó la Junta en una nota. Esta reunión se produce después de que el Gobierno andaluz aprobase hace dos semanas dos proyectos de ley sobre desahucios que implican a los bancos.

En concreto, la ley de protección de usuarios con créditos hipotecarios sobre vivienda contempla que la Junta ejerza el derecho de retracto o compra preferente de pisos a los bancos a punto de ser desalojados por impago, siempre que se trate de familias sin recursos. La ley, cuya aprobación por el Parlamento se prevé para no antes de final de año, obliga a los bancos y a los órganos judiciales a comunicar a la Junta las órdenes de lanzamiento o subasta judicial. La Junta ejercerá el derecho de compra preferente en el momento de la subasta.

A esta norma se une el anteproyecto sobre derechos de usuarios de créditos, que exigirá a los bancos acogerse a la mediación y les obliga a informar de forma clara a los usuarios sobre los productos hipotecarios. Prevé para ello la creación del Tribunal Arbitral Andaluz para Ejecuciones Hipotecarias dentro de la Junta Arbitral de Consumo de Andalucía.

Son dos normas con las que el Gobierno de Susana Díaz intenta retomar la iniciativa política en materia de desahucios que la Junta tuvo en la pasada legislatura de la mano del exsocio Izquierda Unida. Lo hace, además, desde una perspectiva más conciliadora con los bancos. El decreto sobre la función social de la vivienda, recientemente tumbado por el Tribunal Constitucional, y la ley del mismo carácter enfadó a las entidades bancarias por incluir medidas como la expropiación temporal de casas en fase de desahucio y multas a los bancos por mantener viviendas vacías sin alquilar o vender.

De la expropiación la Junta ha pasado a la compra de pisos a los bancos, aunque no es la primera vez que el Gobierno andaluz intenta buscar la complicidad de las entidades financieras en materia de desahucios. La exconsejera de Fomento de IU Elena Cortés también quiso ganarse a los banqueros en 2012 para la causa recién asumida la competencia y antes de sacar a la luz el decreto con las expropiaciones. Solo llegó a reunirse con el presidente de Unicaja, Braulio Medel, quien se comprometió a considerar líneas de colaboración. Pero todo quedó en una reunión de cortesía. El mismo Medel criticó luego el decreto ley con las multas a las entidades de hasta 9.000 euros por vivienda vacía.

La diferencia antes y ahora es que IU situaba a los bancos en el plano de la desconfianza, algo en lo que también coincide Podemos, que exigió al PSOE romper con las entidades que desahucian para respaldar la investidura de Susana Díaz. El PSOE, por el contrario, prefiere la vía de la cooperación de las entidades bancarias «apelando a la responsabilidad y compromiso social que tienen contraído con el territorio donde desarrollan su actividad y con su ciudadanía», según Fomento.

En este ámbito, Felipe López pretende continuar con la de ayuntamientos y diputaciones con idea de que unifiquen sus esfuerzos con los de las seis oficinas provinciales abiertas por la Junta para abordar soluciones a los desahucios. El coordinador de IU en Andalucía, Antonio Maíllo, esgrime que en la etapa de Cortés estas oficinas impidieron 6.000 desahucios. Hay calculados unos 120.000 alzamientos en Andalucía por impago desde 2007, año primero de la crisis.

Asistentes

Las entidades financieras que acudieron a la reunión fueron: Unicaja, a través de su director general corporativo, José Luis Berrendero; Cajasur, por el responsable de recuperación de activos crediticios irregulares, Fernando Mariscal; el director general de Caja Rural del Sur, Rafael López-Tarruella Martín, y el subdirector de la entidad, Guillermo Téllez Vázquez; el director territorial de Andalucía Occidental de Banco Popular, Luis Marín Abril; y su homónimo de CaixaBank, Rafael Herrador Martínez.

También asistieron el director de Instituciones Territorial Sur de BBVA, Rafael Palacios Bejarano; el director de Gestión de Cobro Territorial de Sabadell Atlántico, Eduardo Alfaro Escolar; el director de Recuperaciones de Grupo Santander, José Manuel Martín, y el responsable de Instituciones de Banco Santander, Alfredo Montilla; y el responsable de impagos en viviendas de Bankia, Manuel Rogelio Navarro; y el director territorial en Andalucía de BMN, Salvador Curiel.