Los partidos andaluces retoman hoy las conversaciones para la investidura

El líder andaluz de Ciudadanos, Juan Marín, con Susana Díaz y los socialistas Espadas y Jiménez Barrios, el pasado miércoles en la Feria de Sevilla./
El líder andaluz de Ciudadanos, Juan Marín, con Susana Díaz y los socialistas Espadas y Jiménez Barrios, el pasado miércoles en la Feria de Sevilla.

El PSOE pide «altura de miras» al resto de formaciones, que mantienen en el aire el respaldo a Susana Díaz

MARÍA DOLORES TORTOSASEVILLA

La cuenta atrás para la elección de la presidenta del Gobierno andaluz comienza hoy con nuevas reuniones del PSOE con el resto de partidos: PP, Podemos, Ciudadanos e Izquierda Unida. Todos ellos se mantenían hasta ayer en el 'no' a Susana Díaz, cada uno con sus condiciones. Los socialistas solo piden la abstención y «altura de miras» para que la actual presidenta en funciones pueda ser reelegida en la segunda votación.

El debate de investidura se celebrará entre el 4 y el 7 de mayo. El PSOE, con 47 escaños, necesita ocho votos a favor en la primera votación cuando se requiere mayoría absoluta. Todos los partidos menos IU pueden dársela, pero hasta ahora ninguno ha comunicado su predisposición a ello. Todo lo contrario. La predisposición es votar en contra. A las 48 horas del debate se celebrará una nueva votación para la que Susana Díaz ya solo requerirá 16 abstenciones, bien del PP (33 diputados) o de dos de las restantes fuerzas políticas, Podemos (15), Ciudadanos (9) e Izquierda Unida (5).

El anuncio de los expresidentes Chaves y Griñán de no volver a postularse a diputado y senador ha allanado el camino para que Podemos y Ciudadanos se abstengan a partir de la segunda votación, pero no ha desbloqueado del todo la investidura. Los dos partidos, que ponían como condición sus dimisiones, aún mantienen otras líneas rojas, relacionadas con austeridad en cargos públicos, plan de choque contra desahucios y medidas extra de transparencia y a favor de los autónomos. Salvado el escollo de los expresidentes, los socialistas ven asumibles tanto las peticiones de Podemos como las de Ciudadanos

Pero Ciudadanos ha endurecido ahora las de los expresidentes. Su líder nacional, Albert Rivera, pidió ayer que Chaves y Griñán firmen por escrito que dejarán el Congreso y el Senado.

En este clima de incertidumbre se celebra esta mañana la primera de las reuniones en el Parlamento entre PSOE y PP. El portavoz de este último partido, Carlos Rojas, declaró a este periódico en una entrevista que la posición del PP es la del 'no' a la investidura de Susana Díaz. El PP ha renunciado a presentar candidato, pero tampoco va a facilitar que prospere la candidatura socialista.

El PSOE aspira a un acuerdo global, que todos los grupos se abstengan para facilitar la gobernabilidad en Andalucía. «Nuestra voluntad es que en este acuerdo estén todas las fuerzas políticas representadas en el Parlamento, para responder al momento que vive la comunidad y para que haya un gobierno y pronto», señaló ayer el coordinador de la interparlamentaria socialista, Miguel Ángel Heredia.

Agresión al Estatuto

También advierte al PP de que estará «desvirtuando» el Estatuto de Autonomía «si no favorece la legislatura». «Sería una agresión que el PP e IU, como organizaciones que estuvieron en 2007, consistieran que el 24M sea un impedimento para conformar gobierno», dijo Heredia en alusión a las municipales.

La campaña comienza el día 8 de mayo. Los socialistas tienen previsto si no hay acuerdo que el Parlamento convoque la votación cada 48 horas hasta el 24 de mayo para forzar a los partidos a explicar por qué bloquean la formación de Gobierno en Andalucía.

Por la misma razón los otros partidos se resisten a dar su apoyo al PSOE en la campaña. El alcalde del PP de Córdoba, José Antonio Nieto, censuró que Podemos o Ciudadanos pueda aceptar la renuncia de Chaves y Griñán para respaldar al PSOE. «No sé si este anuncio de dimisiones cumple con las excusas de algunos partidos para pactar con el PSOE, pero lo realmente lamentable es que en función de esos acuerdos y en virtud de esos pactos nos quedemos sin saber en el Parlamento la verdad del destino de los fondos para cursos de formación o de los ERE», dijo, según Europa Press.

En este sentido, Antonio Maíllo avanzó ayer que planteará en el debate de investidura una comisión permanente no legislativa en el Parlamento andaluz sobre transparencia y la lucha contra la corrupción.