La liquidez adicional no alivia la tensión presupuestaria en Andalucía

La inyección procede del FLA, por la rebaja del tipo de interés de este préstamo del Gobierno a las comunidades autónomas

LALIA GONZÁLEZ-SANTIAGO

La liquidez adicional que recibirá Andalucía por la rebaja del tipo del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) no tiene incidencia en el presupuesto andaluz, cuya confección se ve este año dificultada por un objetivo de déficit del 0,7% y un aplazamiento de las entregas a cuenta que le Junta calcula que restan 600 millones menos al gasto de la comunidad.

El Gobierno de España informó de que Andalucía va a recibir 1.091 millones más hasta 2015, cifra que representa un 19% de los 5.745 millones de financiación adicional de que dispondrán el conjunto de las comunidades autónomas.

La Consejería de Hacienda explicó que esta inyección de dinero no allega recursos, porque los gastos financieros están marcados por el objetivo de deuda que impone el Gobierno y éste no ha cambiado. Se trata de cifras que se ajustan al alza por la reducción de los intereses y no, por tanto, de más ingresos para la comunidad, sino de menos gastos derivados de la reducción de los tipos de interés.

Hacienda se mantiene a la espera de un contacto con el ministro Montoro, a quien la consejera andaluza pidió una entrevista el pasado mes de julio. Hay encuentros técnicos constantes para conseguir el aplazamiento de la liquidación negativa de 2013. El razonamiento es que si se hace con las de 2008 y 2009, que son las únicas negativas, por qué no con esta, con el argumento de que es fruto de un sistema de financiación que perjudica a los andaluces.

Más dinero

En cualquier caso, la Junta reclama más financiación por la vía ordinaria, es decir por el modelo, y no por la extraordinaria, que son los préstamos del FLA. Ayer la consejera, María Jesús Montero, insistió en esta reclamación durante un acto público y admitió que los 600 millones menos hace que las tensiones afloren no sólo entre los socios de Gobierno, sino entre las mismas consejerías .

Según fuentes de Hacienda, las negociaciones para elaborar el presupuesto andaluz se centran en estos momentos en el reparto interdepartamental, aunque en ellas también influyen los contactos con IU, cuyos dirigentes trasladan la idea de que la dificultad deriva del propio rigor de austeridad, pero que no hay más problemas que en otras ocasiones. No obstante, en Hacienda se opina que en estos momentos la tramitación es «como de un gobierno monocolor», por esta complejidad de recortar en las distintas consejerías.