Moreno critica a Díaz por su agenda nacional que achaca al «lío» del PSOE

Juanma Moreno con los alcaldes de todas las capitales salvo la de Cádiz, Teófila Martínez. /
Juanma Moreno con los alcaldes de todas las capitales salvo la de Cádiz, Teófila Martínez.

El líder del PP andaluz vuelve a refugiarse en los alcaldes de las capitales para hacer oposición a la presidenta de la Junta

MARÍA DOLORES TORTOSASEVILLA

El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, volvió a refugiarse en los alcaldes de su partido de las capitales andaluzas para hacer oposición a Susana Díaz. Justo un mes después de la reunión en Antequera con los regidores de las principales ciudades en las que gobierna su partido, Moreno los convocó de nuevo en Granada, aunque esta vez no le reservó silla a la presidenta de la Junta. Anunció mociones en los ayuntamientos y en el Parlamento para que la Junta atienda una deuda en materia de asistencia social que calcula en 130 millones de euros. A la cita acudieron todos menos Teófila Martínez, alcaldesa de Cádiz. El acto sirvió para la reaparición de José Torres Hurtado, regidor de Granada, convaleciente tras haber sufrido un ictus.

En su intervención Juanma Moreno criticó que la presidenta haya iniciado un «tour» por España, en alusión al viaje a Canarias esta pasada semana y a los que tiene previsto hacer a Valencia y Cataluña esta próxima. Achaca esta agenda nacional de Susana Díaz a que está «preocupada» por el «lío interno» del PSOE, en referencia al proceso de primarias que ha elegido a Pedro Sánchez como nuevo secretario general de los socialistas.

Moreno censuró esta preocupación orgánica de Susana Díaz, ya que, en su opinión, mientras «miles de andaluces están pasándolo mal» y la comunidad autónoma se «desangra» por la corrupción, «la señora Díaz se encuentra de gira por toda España y preocupada del lío interno del PSOE», según Efe.

El líder de los populares andaluces reclama a Susana Díaz «altura de miras» y «compromiso con nuestra tierra» porque «Andalucía es lo primero», pero eso se demuestra, según Moreno, «no con frases hechas, no ocupando espacios que a uno no le corresponden el día de Andalucía o los símbolos andaluces», en alusión en este sentido al acto de homenaje al padre de la Patria andaluza, Blas Infante, en el Parlamento el pasado día 5. El PP protestó porque Susana Díaz intervino en el acto como presidenta de la Junta de Andalucía, ya que en su opinión solo debían haber hablado el presidente de la Cámara, Manuel Gracia, y los portavoces de cada partido.

Juanma Moreno recuperó en Granada una de las reivindicaciones que anunció en su decálogo de Antequera, la de la financiación de las prestaciones sociales que realizan los ayuntamientos. En esta ocasión anunció que los alcaldes de su partido reclamarán a la Junta de Andalucía mediante mociones y en el Parlamento andaluz ocho medidas dirigidas a garantizar la atención social como prioridad frente a una deuda autonómica del área que calcula en 130 millones de euros, según Europa Press.

El presidente del PP-A subrayó que los ayuntamientos de su partido han aprobado medidas de emergencia para afrontar gastos como el pago de la luz o el alquiler pero que se encuentran con «serios obstáculos para hacer esta gran política social». Según los datos del PP, las ocho capitales, las cinco diputaciones que gobiernan y los tres municipios de más de 100.000 habitantes han atendido a más de 431.000 personas en grave riesgo de exclusión por el compromiso de los alcaldes.

El PP olvida el boicot

Moreno eludió hablar este lunes de la propuesta que hizo hace un mes para que sus alcaldes boicotearan los dos planes de la Junta de Andalucía destinados a los ayuntamientos para dar empleo a jóvenes y auxiliar los casos graves de familias en exclusión social. La medida tenía el objetivo de presionar a la Junta para que adelantara el dinero dadas las dificultades de tesorería de los ayuntamientos. El Gobierno andaluz respondió que siempre en estos planes se ha adelantado el 75% y el resto una vez ejecutado el plan. Para el empleo juvenil la Junta destina a los consistorios 174 millones de euros, mientras que para la inclusión social, otros 49,5 millones de euros.

Ninguno secundó el boicot. Todos los de las capitales han solicitado acogerse a los citados planes, según fuentes de la Junta.