El PP se opone a que Susana Díaz hable en el acto de homenaje a Blas Infante

Susana Díaz, entre el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, y el presidente de Looping Group, Laurent Bruloy, en Isla Mágica. /
Susana Díaz, entre el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, y el presidente de Looping Group, Laurent Bruloy, en Isla Mágica.

Manuel Gracia recuerda a Rojas que la presidenta está legitimada para participar y no rompe ninguna tradición

MARÍA DOLORES TORTOSASEVILLA

El Partido Popular criticó de manera furibunda que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, intervenga para cerrar el acto de homenaje a Blas Infante en el Parlamento andaluz mañana sábado, ya que, en su opinión, «rompe» con la tradición de este homenaje. La crítica ha desencadenado una bronca con los socialistas, hasta el punto que el propio presidente del Parlamento, el socialista Manuel Gracia, se ha visto obligado a terciar para defender que Díaz intervenga.

El portavoz del PP-A, Carlos Rojas, acusó a Díaz de «romper» el consenso institucional que, en su opinión, siempre ha existido en torno a este acto, «realizando una intromisión sin precedentes en un acto exclusivo del Parlamento y no del Gobierno». «Es un gesto inédito y perjudicial con el que demuestra un autoritarismo que imita al régimen bolivariano y pretende tratarnos a todos como sus súbditos», remachó.

El homenaje a Blas Infante se celebró durante años el día 10 de agosto, fecha de su muerte, en el lugar en el que fue fusilado en la guerra civil a las afueras de Sevilla. Aquel acto estaba presidido por el presidente de la Junta, entonces Manuel Chaves. En el año 2010, con motivo del 125 aniversario del nacimiento del padre de la patria andaluza, el Parlamento asumió el protagonismo y el presidente, entonces José Antonio Griñán, se limitó a una entrega floral al busto de Infante.

En el acto intervinieron los portavoces de cada grupo, la presidenta entonces de la Cámara, Fuensanta Coves, y María Ángeles Infante. Desde entonces se ha mantenido este formato y al mismo se agarra Rojas para criticar que Díaz quiera hablar. El portavoz socialista, Mario Jiménez, calificó de «inaudita» la actitud de Rojas y el portavoz de IU, José Antonio Castro, minimizó el hecho que tacha de «extraño, pero anecdótico».

Gracia, en un comunicado, defiende la legitimidad de la presidenta para intervenir, dice que no rompe ninguna tradición porque el homenaje ha tenido varios formatos, añade que es él quien la ha invitado y recuerda que La Presidencia forma parte de la Junta de Andalucía, que es la que organiza el acto. «La presidenta no tiene intención de distorsionar el poder legislativo por lo que no comparto en ningún caso las críticas del portavoz del PP hacia su figura y encomiendo a su grupo político a no crear polémicas estériles en una fecha tan señalada para todos los andaluces», dice.