Un juzgado admite a trámite una denuncia contra el presidente de CASI

Un socio de la cooperativa demanda a José María Andújar por «fijar de forma unilateral un sobreprecio» para unos tomates de «su propiedad» y a Antonio González por «permitirlo»

F. G.ALMERÍA
José María Andújar, presidente de CASI. :: IDEAL/
José María Andújar, presidente de CASI. :: IDEAL

La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Almería ha admitido a trámite una denuncia por presunta estafa dirigida contra el presidente de la Cooperativa Agrícola San Isidro (CASI), José María Andújar Andújar y el gerente de la misma, Antonio González García. En la exposición de los hechos de la denuncia por la presunta «administración desleal y apropiación indebida» presentada por un socio de CASI el pasado diez de febrero, cuya calificación ha sido modificada por la magistrada a un delito por presunta estafa, se acusa al presidente de la cooperativa de «obtener un beneficio superior a los 200.000 euros» tras fijar «de forma unilateral un sobreprecio» para unos tomates «procedentes» de su explotación y «comercializados» en la cooperativa.

Según recoge el auto, notificado a fecha del pasado 27 de febrero, la juez considera que los hechos expuestos por los denunciantes «presentan características que hacen presumir la posible existencia de una infracción penal», por lo que ha decidido incoar diligencias previas y dar traslado al Ministerio Fiscal.

En este sentido, el denunciante señala que, a pesar de que son los más de 1.500 socios de la cooperativa quienes deciden la variedad de tomates que van a plantar y producir en cada campaña en sus explotaciones -al objeto de que la cooperativa se los comercialice-, durante la campaña 2012-2013 los denunciados «solo permitieron» que se plantara y se cultivara la variedad de tomate 'Cocktail' a «Andújar y a tres o cuatro socios relacionados directa y personalmente con él». Así, el documento que ha provocado la apertura de una investigación por parte de la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Almería resalta que «no se permitió» plantar esta variedad de tomate a los demás socios, «algo que ha ocurrido también para la presente campaña agrícola», expone el demandante en su relato de los hechos tras señalar que esta negativa «ha sorprendido a la mayoría de socios, puesto que no había ocurrido antes».

En la denuncia admitida a trámite se expone que los clientes de la cooperativa CASI que durante la pasada campaña (2012-2013) compraron la variedad de tomate 'Cocktail', «pagaron un precio medio neto de 0,77 euros el kilo». Si bien, la demanda señala que el presidente de la cooperativa agrícola de San Isidro, José María Andújar, «cobró de media 1,45 euros el kilo de esta variedad de tomate».

Así, el socio de la cooperativa expone que el presidente y consejero delegado de CASI fijó supuestamente «un sobreprecio de manera unilateral» para los tomates «procedentes de su explotación», algo que le proporcionó un beneficio superior a los «200.000 euros». «Todo ello -prosigue el escrito- en perjuicio de la entidad cooperativa y de sus socios, pues la cantidad citada la ha hecho suya».

En este sentido, la denuncia también va dirigida contra el gerente de CASI, Antonio González García, porque la supuesta operación efectuada por Andújar «se realizó con su conocimiento y consentimiento». Por ello, señala a González «por no haber hecho nada por evitar la actividad delictiva que estaba cometiendo, pese a que tenía facultades para ello».

Finalmente, el denunciante señala que un grupo de socios de CASI, tras tener conocimiento de los hechos, presentaron un escrito dirigido al Consejo Rector de la cooperativa para «pedir explicaciones». «Pese a que se han reunido para tratar este tema, no se le ha dado ninguna contestación a los socios», concluye el texto.

Por su parte, el presidente de CASI, José María Andújar, mostró su sorpresa al ser interpelado por esta cuestión judicial. En este sentido, el máximo responsable de la cooperativa se mostró «muy tranquilo» y defendió que tanto él como su junta rectora están llevando a cabo una «gestión transparente» y que así lo mostrará a los socios en la próxima Asamblea General que tendrá lugar el próximo 15 de marzo.