Adif propuso en abril paralizar toda inversión en AVE en la provincia hasta después de 2018

La entidad estatal admite la autoría del documento de trabajo sobre el que, afirma, ha sido «superado» solo dos meses después de su redacción

MIGUEL CÁRCELESALMERÍA.
Adif propuso en abril paralizar toda inversión en AVE en la provincia hasta después de 2018

La Cámara de Comercio de Almería, con Diego Martínez Cano a la cabeza, mantuvo en febrero de este año una reunión con Rafael Catalá, secretario de Estado de Infraestructuras. En dicho encuentro, informó la Cámara, el Gobierno les trasladó que habría una reprogramación de las infraestructuras para adaptar la planificación a la realidad presupuestaria del momento. Ana Pastor, en diversas comparecencias públicas, también ha reiterado que se acabaron las «obras faraónicas».

El plazo ofrecido por Catalá a Martínez Cano cumplía en abril. Y precisamente en esa fecha está datado un amplio documento elaborado por el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif, empresa pública de Fomento) del que subyace la 'nueva' filosofía del Ministerio. Dicho documento, al que ha tenido acceso este diario, deja muy mal parada a la principal obra de infraestructura de Almería. «La prioridad» del Gobierno, según han insistido, vez tras vez, dirigentes y representantes del PP en la provincia.

En el texto, titulado 'Nuevo modelo de desarrollo de los corredores de Alta Velocidad', se propone «diferir una inversión de 1.495 millones de euros a ejercicios posteriores a 2018». De estos casi 1.500 millones, 1.265 son entre Lorca y Almería, justamente los que según el mismo documento quedan a día de hoy por licitar. ¿Que querría decir entonces esta propuesta? Que Adif no invertiría ni un céntimo en AVE en Almería hasta 2019.

Pocas horas después de que este diario se pusiera en contacto con Adif y con Fomento para confirmar los planes que se contenían en el documento, el administrador emitió un comunicado apuntando que el escrito «no ha sido aprobado por ningún órgano competente». Si bien admitía la autoría, «las hipótesis planteadas en el mismo han sido superadas por posteriores análisis estratégicos que invalidan» el documento, redactado «de carácter exclusivamente interno y provisional» y «una de las múltiples hipótesis técnicas de programación de trabajos». Adif insistía, apenas dos meses después de la fecha del documento, en que los planteamientos, según un portavoz, efectuados en base a un horizonte «casi apocalíptico» habrían «quedado ya desfasados por posteriores análisis estratégicos que superan e invalidan la información contenida en el borrador».

Puede continuar leyendo la noticia completa en 'Kiosko y más'.