Unicaja Almería abandona Europa

La crisis económica hace efectos en la entidad almeriense, que ha estado desde 1991 hasta 2012 paseando el nombre de Almería por Europa

JUANJO AGULERAALMERÍA.
Unicaja Almería abandona Europa

Cuando no hay para más, no hay para más. Eso ha debido pensar el Club Voleibol Unicaja Almería que ha presentado recientemente su renuncia a jugar la próxima temporada en competición europea, en concreto la Copa Confederación Europea de Voleibol (CEV Cup), en la que hace tres temporadas llegó a competir en la Final Four. La crisis económica, sin duda, y la falta de apoyos han debido influir a que la entidad almeriense adopte tan drástica medida y a la espera, claro está, de que lleguen tiempos mejores. La renuncia no acarrea sanción de la Confederación Europea de Voleibol al haber sido presentada en tiempo y forma.

El equipo almeriense, como finalista de la Superliga Masculina de Voleibol de la recién concluida temporada, se había ganado una plaza en la CEV Cup, curiosamente la competición en la que debutó como equipo internacional el día 5 de octubre de 1991, jugando el partido de ida de la ronda preliminar frente al Fortuna de Bonn alemán, al que superó en ambos enfrentamientos. En la ida, celebrada en tierras germanas, ganó el entonces Cajalmería por 2-3, con parciales 8-15, 15-7, 8-15, 15-8 y 14-16. En la vuelta, disputada en el Pabellón Rafael Florido de Almería, los ahorradores, dirigidos por Antonino Conti, ganaban 3-0 (15-8, 15-4 y 15-9), el 12 de octubre de 1991. En la siguiente ronda, el cuadro almeriense caía frente al Galatasaray Istanbul, por la diferencia de puntos, pues perdió en la capital otomana 15-2, 15-5 y 15-10 (45-17) y ganó en Almería 17-16, 15-6 y 15-4 (47-26). El conjunto turco, con un joven Miltcho Milanov que luego firmaría con Unicaja Almería, sería cuarto en la Final Four, que fue ganada por el Maxicono Parma, por 3-0, frente al Petrarca Padova. El otro finalista fue el Bayern Wuppertal alemán.

Aquel año, la plantilla almeriense estaba conformada por los colocadores Óscar Campos y Óscar Villegas; los receptores Manolo Berenguel, Manolo Conde, Fabio Díez, Manolo Miralles y Yu Yiqing; los opuestos Pepe Delgado y Miguel Ángel Prieto, y los centrales Rubén Barba, Jesús Sánchez Jover y Pero Stanic.

Una gran historia

Desde entonces, la historia de Unicaja Almería se viste con letras de oro, sin títulos, pero con importantes conquistas para un club que se ha ganado a pulso el título del mejor de la historia del voley en España. El equipo almeriense ha conseguido logros importantes como convertirse en el primer equipo español en conseguir derrotar a un equipo italiano en competición oficial, en concreto al Jucker Petrarca Padova, con el que perdería la eliminatoria, por el 3-0 de la derrota sufrida en tierras italianas, donde Rafa Pascual comenzó a 'firmar' su contrato con la mejor Liga del mundo.

Fue el primero en disputar una final de la Champions -antes la jugó, pero de la Recopa, Cajasoria-, en la edición de 1997/98, en la que tras superar a los croatas del Mladost Zagreb, se coronaba el primero de los terrestres, porque en la final le esperaba el Casa Modena Unibon italiano, un equipo cuyo presupuesto era diez veces mayor que el del equipo almeriense, con jugadores como Andrea Giani, Bracci, Cuminetti, Van de Goor, Vullo, Mitkov, además de Cantagalli o el norteamericano Whatts. El equipo almeriense entrenado entonces por Áxel Mondi lo formaban los colocadores Cosme Prenafeta y Fernando Martínez; el opuesto José Matheus; los receptores José Antonio Martínez, Emilio Alcaraz, Joaquín Parrado, Ernesto Rodríguez y Manolo Berenguel y los centrales Carlos Carreño, Alexander Grazietti y Jorge Elgueta, aunque éste actuó como receptor.

Otros momentos históricos

El equipo almeriense cumplió la pasada temporada 21 años recorriendo Europa, desde Portugal hasta Rusia, desde Finlandia hasta Turquía, con presencia en cuatro Final Four. La referida, disputada en 1998 en Novi Sad. Se estrenó en 1996, año en el que jugó en el Pabellón de La Paz y La Amistad de El Pireo la de Final Four de la Recopa de Europa, en la que se plantó como primero de grupo, tras superar a Alcom Capelle (Holanda), París Sant Germain (Francia), Cluj Napoca (Rumanía), Komunalnik Grodno (Bielorrusia), OK Maribor (Eslovenia), MTV Nafels (Suiza) y Hapoel Mate Aser (Israel). En aquella competición, en semifinales cayó ante el Bayern Wuppertal, que perdió la final con Olympiakos, y en el tercer y cuarto puesto ante el Alcom Capelle. Un equipo formado por Prenafeta, Carreño, Adrián Garrido, Pascual Saurín, José Matheus, Javi Prieto, José Antonio Martínez, Manolo Berenguel, Fernando Martínez y Manolo Carrasco, con Mondi como técnico.

En 2001, en Eregli (Turquía), pudo hacer historia al jugar la Final Four de una competición nueva, la Top Teams Cup, a la que llegó junto al Espinho portugués, con el que perdió en semifinales; Erdemispor Eregli turco, al que superó en el tercer y cuarto puesto, y Izmir Ekaterinburg ruso, que sería finalista. El cuadro almeriense, con Fernando Muñoz como técnico, contaba con una plantilla formada por los colocadores Cosme Prenafeta y Ricardo Teres; los centrales Cristian Grijalbo, Phil Eatherton, Carlos Carreño y Javi Jiménez; los opuestos Stephen Shittu y Alejandro Fernández y los receptores Óscar Vizarri, Daniele Desiderio y Matt Fuerbringer, con Manolo Berenguel como líbero.

La última participación en una Final Four se produjo en la temporada 2008/09, en la que los ahorradores, dirigidos por Carlos Carreño, sucumbieron en semifinales con Belogorie Belgorod, que ganaría la final frente a Panathinaikos, y con Bre Banca Cuneo, con el que perdería el tercer y cuarto puesto. De todas formas, el cuadro almeriense, el más 'débil' de la competición por presupuesto, dio la cara en ambos partidos y llegó a tener a los rusos contra las cuerdas en semifinales. Carreño, que sustituyó a Carlos Alberto Villar, era el técnico de un equipo formado por los colocadores Víctor Viciana y Josh Howatson; los receptores Sergio Noda, Bodgan Olteanu, Gustavo Delgado y Andy Rojas; los líberos Alexis Valido y José Luis Lobato; los opuestos Pablo Nogal y Juan Carlos Barcala y los centrales Vladislavs Hotulevs, Juanjo Salvador y Fredy Cedeño.

A lo largo de la historia, son 21 temporadas en Europa con participación en todas las competiciones que ha instaurado la Confederación Europea de Voleibol, desde la Copa CEV hasta la Indesit Champions League, pasando por la Recopa de Europa, la Top Teams Cup, la Challenge Cup o la Challenge Round, con la 'espinita' de un título o haber organizado alguna Final Four de la Champions que le hubiese dado plaza entre los mejores, como en 2005, pero la no clasificación entre los dos primeros de grupo le privó de tener aquel gusto que también se esfumó en la única vez que una Final Four de cualquier competición europea pisó Almería. Fue en El Ejido y los almerienses no pudieron pasar de ronda, en marzo de 1999. Ganó la Sisley Treviso de Fomin, Pipi, Gardini, Blangè, Bernardi, Gravina o Zwerver, que superó en la final a Noliko Maaseik. Además, jugaron Friedrishafen y Belogorie Belgorod.

Sin lugar a dudas, nombres para una gran historia, la del club más importante de España en este deporte al que también la crisis y el hecho de no saber valorar, desde la propia Almería, lo que había ha conducido a tener que 'reinventarse', casi a nacer de nuevo, mirar sólo hacia España y, cuando el tiempo lo permita, retornar a su hábitat, para tratar de hacer real otra vez aquel 'slongan' de «Paseando Almería por España y Europa».

Fotos

Vídeos