Una antena de telefonía móvil lleva tres años sin dejar dormir a un millar de vecinos en Huércal de Almería

El desmontaje del dispositivo, cuya instalación es ilegal, tendrá que esperar a la decisión del juez en el litigio por la oposición de la empresa

F. GAVILÁNHUÉRCAL DE ALMERÍA.
La antena, escondida en un cilindro de metal, ha generado el malestar de numerosos vecinos. :: MULLOR/
La antena, escondida en un cilindro de metal, ha generado el malestar de numerosos vecinos. :: MULLOR

Jaquecas, malestar y un constante malestar físico. Estos son los síntomas que tienen los casi mil vecinos que viven la barriada de La Palustra, situada en Huércal de Almería. El motivo del malestar general de los vecinos, que constituye su principal problema de preocupación, se debe a nada más y nada menos que a una antena de telefonía móvil, instalada junto al lugar conocido como 'El kilómetro 120', situada junto a la rotonda que se encuentra en barrio de Los Pinos.

La empresa de telefonía la instaló encima de un edificio comercial en 2008 y sin algún tipo de permiso o licencia de las administraciones pertinentes. Una cuestión que ha generado durante tres años las quejas y los continuas reclamaciones de los vecinos afectados, exigiendo al Ayuntamiento de Huércal de Almería que hiciera frente a esa ilegalidad. De hecho, durante las pasadas elecciones municipales, la antena de telefonía móvil fue uno de los temas más hablados entre los candidatos.

El actual alcalde de Huércal de Almería, Juan José López Heras, «prometió durante la campaña electoral que si llegaba a la Alcaldía, procedería a desmantelar la instalación durante su primer mes de mandato. Una promesa, a la vista está, que no ha cumplido», explicó ayer a IDEAL, uno de los vecinos afectados.

Desde el Ayuntamiento de Huercal de Almería, la versión es completamente distinta a la de los vecinos. Y es que, el equipo de Gobierno, comandado por el primer edil, López de las Heras, explica «que se han adoptados diversas medidas hasta el momento para conseguir el total desmontaje de la mencionada antena».

Juan José López de las Heras expuso en la última reunión que mantuvo con los afectados, el pasado mes de noviembre, que tras el litigio generado con la empresa de telefonía móvil por su oposición a retirarla, «el juez decretó la suspensión cautelar de todo tipo de actuaciones, por lo que el ayuntamiento no tiene autorización para entrar en la propiedad privada donde se ubica la antena para proceder a desmontar y habrá que esperar hasta que el juez resuelva».

Según explicó el primer edil, la resolución judicial «se interpreta que el realizar ahora el desmontaje de dicha instalación provocaría un perjuicio, aunque sea temporal, de imposible reparación, ya que durante el tiempo de suspensión del mismo se dejaría de prestar el servicio y ocasionaría un perjuicio a los usuarios», precisó De las Heras, quien apuntó que «se agravarían aún más las graves repercusiones económicas que conllevarían para el Ayuntamiento la demolición de la instalación de telefonía móvil, si finalmente el juez la autorizara».

«Apatía del Ayuntamiento»

Sin embargo, la versión de la oposición en el Ayuntamiento de Huércal de Almería es completamente distinta a la del equipo de Gobierno del Partido Popular. «El problema de la antena lleva tres años con nosotros por culpa de la apatía del anterior equipo de Gobierno y del actual», comentó el representante de UPyD en la localidad, Manuel Cantón, quien explicó que el actual alcalde de Huércal de Almería «se ha negado una y otra vez a enseñarnos la resolución judicial con la que siempre justifica su apatía ante este grave problema», sentenció.