Se cumplen tres años del ascenso del Roquetas a Segunda División B

El 15 de junio de 2008, el club rojillo alcanzaba el mayor éxito de su historia, tras competir casi dos décadas seguidas en Tercera

JAVIER NAVARROROQUETAS DE MAR.
El Peroles vivió como nunca un éxito soñado desde siempre. :: IDEAL/
El Peroles vivió como nunca un éxito soñado desde siempre. :: IDEAL

Ayer empezó el plazo para presentar candidaturas a la presidencia de un CD Roquetas en el que poco se ve más allá del hoy, en lo que a su porvenir se refiere; mientras no haya un presidente que se haga cargo de él, todo el entorno rojillo se mantendrá en vilo, esperando y confiando en que se resuelva su futuro cuanto antes.

Mientras que el período electoral forma parte de la actualidad roquetera, este día permanece y permanecerá marcado para siempre en la memoria rojilla, dado que se cumplen tres años del tan esperado ascenso a Segunda División B, que sirvió para que por primera vez en su historia el Roquetas pudiera competir en el tercer escalafón del balompié español.

Durante el tiempo que ha transcurrido desde ello, la entidad rojilla se ha ganado un hueco entre lo más granado del fútbol modesto andaluz, habiendo sido capaz de consolidarse en la categoría de bronce y hasta de haber tenido licencia para soñar con empresas más grandes, como bien pudo ser en esta campaña el participar en el play off a Segunda División, cosa que finalmente no ocurrió.

Dos décadas

Debutando en Tercera División en la temporada 84/85 -duodécimo puesto-, el Roquetas debió esperar 24 años para subir a Segunda B, aunque antes hubo decepción por el descenso a Regional Preferente en la 87/88 -decimonoveno- y los dos ejercicios de entre medias, en los que resultó sexto y undécimo.

El regreso a Tercera tardó cuatro años en producirse y en la campaña 92/93, Roquetas de Mar volvería a vibrar con su equipo al acabar en sexta posición del Grupo IX, cerca de los puestos del ya desaparecido formato de la liguilla de ascenso a Segunda B, el cual nunca llegó a disputar.

Tal cosa se debe a que desde dicha campaña hasta la 2004/2005 el Roquetas no logró clasificarse para luchar por el ascenso y cuando lo consiguió el formato acaba de mutar a eliminatorias, pero no como el que existe actualmente, sino a sólo dos rondas y sin ventajas ni repescas para los campeones de grupo como sucede ahora.

Sin embargo, la fortuna no se alió con los del Campo de Los Bajos en esa temporada ni en las dos siguientes -ya en el Estadio Antonio Peroles-, por lo que fue en la 2007/2008 cuando por fin el sueño de la Segunda B se hizo realidad.

Héroes de la gesta

Gabriel Ramón Florit fue el encargado de dirigir desde el banquillo a un Roquetas que por primera vez se proclamaría campeón del Grupo IX con 85 puntos sumados en 40 jornadas, en las que cosechó 25 victorias, diez igualadas y cinco derrotas, con sus 87 goles a favor y 36 en contra.

Comenzando la Liga firmando un récord para la historia, como fueron las 24 jornadas consecutivas sin perder, la plantilla que obró la gesta del ascenso estaba formada por Toni Bernal, Ortiz, Raúl Guillén, Colina, Ricardo, Iñaki, Ortega, Abel Moreno, Emilio, José Manuel, Fran, Gabri, Javicho, Xavi Molas, Corti -actual secretario técnico del club rojillo-, José Ignacio, Esteban, Megías, Panadero, Jorge Pérez y Alberto Ballester, además del canterano Miguel.

En el play off, el Catarroja tocó en la primera ronda, habiendo en la ida -fuera- un 2-0 adverso a los intereses roqueteros, pero en la vuelta se dio un 2-0 para los de Florit en el Peroles -goles de Javicho y Esteban-, de modo que la eliminatoria se resolvió en la tanda de penaltis, con la clasificación rojilla. El último escollo para el ascenso fue el Teruel, al que el Roquetas ganó 1-2 -doblete de Jorge Pérez- en tierras aragonesas y en la vuelta el 1-1 -marcó Esteban- dio la Segunda B.

Fotos

Vídeos