Los 'indignados' de Almería muestran su solidaridad con los barceloneses y condenan la «brutalidad policial»

El Movimiento 15M manifiesta su repulsa ante los hechos acontecidos en la ciudad condal

FRAN GAVILÁN FRANFGAVILAN@GMAIL.COMALMERÍA.
Alrededor de 200 personas se concentraron ayer en la Plaza Juan Cassinello para protestar por los sucesos de Barcelona. :: MANZANO/
Alrededor de 200 personas se concentraron ayer en la Plaza Juan Cassinello para protestar por los sucesos de Barcelona. :: MANZANO

Alrededor de 200 personas se concentraron ayer, a las 19.00 horas, en la céntrica plaza Juan Casinello de la capital, zona cero del Movimiento 15M en Almería y pequeña ciudad construida en poco más de 300 metros cuadrados, para mostrar su repulsa ante los hechos acontecidos en Barcelona, concretamente por la intervención de los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona en la acampada de Plaza de Cataluña, donde resultaron heridas más de cien personas, así como la llevada a cabo durante el desalojo de los 'indignados' concentrados en la plaza Ricard Vinyes, en la ciudad de Lleida. «Nosotros también somos Barcelona». Este fue uno de los lemas más escuchados dentro de una concentración en la que reinó, al igual que desde el primer germen del movimiento en la capital, el civismo y las buenas formas. «Hay muchas formas de reprimir un piojo que empieza a reproducirse», coreaban algunos mientras otros mostraban carteles en los que se podía leer «solidaridad con nuestros compañeros de Cataluña» o «este movimiento está aún vivo».

Ayer, la mini ciudad, 'ajena al Bienestar', mostró la solidaridad más profunda con «aquellos que, como nosotros, duermen en la calle y luchan día a día por una sociedad mejor», explicó una de los portavoces del movimiento. «Se trata de un acto de violencia gratuita absolutamente desmedido y por ello queremos mostrar nuestra solidaridad y apoyo con las víctimas», aseguró uno de los portavoces de la plataforma, recordando que el movimiento que se generó el pasado 15 de mayo siempre se ha manifestado de forma «pacífica». Por ello, los almerienses concentrados allí, al igual que lo hicieron todas las acampadas presentes en España, pidieron «la depuración de responsabilidades políticas y policiales por considerar estos hechos impropios de una democracia real». «Se trata de una acción que viene desde arriba ya que la policía responde a órdenes de un cargo político», señaló un portavoz.

En cuanto a un posible desalojo, las personas allí presentes se mostraron completamente rehacias y, al mismo tiempo, explicaron que , aunque algún día decidan irse, «este movimiento seguirá, porque ya es imposible pararlo», apuntaron.

Fotos

Vídeos