Los 'indignados' seguirán en la plaza del Educador a partir de mañana

La Policía Local colocó un precinto para separar la plaza de la calzada, presumiblemente para garantizar la seguridad de los concentrados

MIGUEL CÁRCELES MCARCELES@IDEAL.ESALMERÍA.
El trabajo en comisiones se ha potenciado en la última jornada para mantener el campamento con el mayor orden y la más diligente efectividad. :: MULLOR/
El trabajo en comisiones se ha potenciado en la última jornada para mantener el campamento con el mayor orden y la más diligente efectividad. :: MULLOR

No hay marcha atrás. Y tampoco fecha de caducidad. Ayer, los 'indignados' almerienses acampados en la céntrica plaza de Juan Cassinello -rebautizada como 'Plaza del 15 de Mayo'- decidieron seguir adelante con la protesta en forma de 'plantada' en pleno centro de la ciudad después de la jornada electoral de hoy. Lo hacían por aclamación silenciosa: son el voto favorable (mediante gestos) de los asistentes a la asamblea que, como cada día -a pesar de ser jornada de reflexión- se llevó a cabo en la #acampadaalm (tal y como se le conoce en la red social twitter, una de las principales herramientas utilizadas por los manifestantes).

En la tarde de ayer, la asistencia a la «asamblea de reflexión colectiva», término acuñado por el movimiento 15-M de Almería para sortear la prohibición expresa de la Junta Electoral Central sobre estas manifestaciones o concentraciones, fue algo menor que en la jornada anterior. Alrededor de unas 400 personas se dieron cita en horario vespertino para plantear comisiones de trabajo que mejoren la coordinación del movimiento y una mejor efectividad en la acampada. Según se aprobó ayer en la asamblea, los grupos de trabajo son seis: contacto (para interrelacionarse con otras acampadas en España y el extranjero), logística y limpieza, difusión (que pretende dar a conocer la protesta a la sociedad), comunicación (tanto en internet como en prensa), propuestas de acción y cultura (ésta última para promover actividades que llenen de contenido 'festivo' la protesta). La asamblea -que fue, por primera vez, traducida a la Lengua Española de Signos, según informaron algunos acampados en twitter- se celebró con total normalidad y sin ser desalojados, tal y como se había previsto sólo para el caso de que hubiera incidentes.

Tras la asamblea, se había anunciado un recital de poesía que animara la actividad de la acampada en las últimas horas del día. Y es que, ya hoy, al cierre de esta edición, el número de concentrados en la 'Plaza del 15 de Mayo' superaba con creces los dos centenares.

La jornada discurrió igual que la asamblea, con total normalidad. Sólo un pequeño 'susto' para los allí acampados que llegaba a primera hora de la mañana, cuando un grupo de agentes de Policía Local hacía presencia en la plaza y colocaba un precinto entre el espacio peatonal y la calzada por la que discurren los vehículos. Sólo quedó ahí, y presumiblemente se produjo para salvaguardar la seguridad de la concentración 'de reflexión' actuando de freno que no sobrepasar. Asimismo, el campamento permaneció durante todo el día sin consignas políticas para evitar motivos para el desalojo. Carteles que se sustituyeron por folios de colores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos